viernes, 22 de marzo de 2013

Flora Poste y los artistas - Stella Gibbons


La historia transcurre dieciséis años después de que Flora Poste visitara la granja Cold Comfort situada en el pueblo de Howling por primera vez. Si ya en esa ocasión los Starkadder necesitaron su eficacia y dotes de mando a la hora de disponer ciertos asuntos sobre el orden de la familia en esta ocasión Flora volverá a ser requerida por dotes organizativas.

 Flora ya es una mujer felizmente casada que vive en una rectoría de Londres junto a su marido y sus cinco hijos pero cuando recibe una carta reclamando su ayuda no duda en embarcarse en una nueva aventura. En la antigua granja de sus parientes se celebrará un congreso al que asistirán diversos miembros del Grupo Internacional de Intelectuales. Se trata de escritores, pintores, escultores y diversos intelectuales cuya obsesión es asombrar al mundo.

Pero Flora, a quien no se le escapa nada, sabe que algo ha ocurrido en la granja. Y cuando descubre con horror que los Starkadder han perdido la propiedad y esta ha sido rehabilitada como un museo encuentra de nuevo en la obligación de ayudar a sus parientes a que todo vuelva a la normalidad.

Mi experiencia con la novela

Descubrí a la británica Stella Gibbons con La hija de Robert Postepublicada por primera vez en 1932. Se trata de una novela inteligente, irónica y con una claro espíritu crítico a la sociedad del momento. Un libro con el que disfruté ampliamente y me dejó muy buena sensación.  Por ello, no quería perderme la continuación de la novela titulada Flora Poste y los artistas publicada por primera vez en 1949. A pesar de ser una secuela las novelas pueden leerse de forma independiente pues no es una estricta continuación del argumento sino más bien dos episodios con una protagonista común. Pero o yo os recomiendo que lo hagáis en orden para  comprenderla mejor y entender a algunos de los personajes.

Al igual que en su predecesora, la novela ha sido traducido por José C. Vales (autor de El pensionado de Neuwelke) quién no sólo hace un maravilloso trabajo al llevar la obra a nuestro idioma sino que además nos aclara con diversas notas a pie de página muchos detalles que para el lector sería complicado entender sin ninguna referencia. En el prólogo el autor nos ofrece una valiosa información que nos ayuda a comprender mejor el contexto de la novela y algunos pormenores interesantes.

Por nuestra protagonista han pasado 16 años pero no ha perdido un ápice de su encanto. La conocimos como una muchacha de educación exquisita pero también muy perezosa cuya meta principal era no trabajar y vivir del cuento. Tras quedarse huérfana no tiene más remedio que acudir a sus parientes, los Starkadder para encontrar un hogar.

Ahora nuestra Flora es una esposa y madre de cinco hijos. Pero sus obligaciones no le impiden ir a lugar donde la necesitan y cuando es requerida en la granja Cold Comfort de sus primos no duda un instante en acudir.  En esta ocasión la granja ha sido convertida es una especie de museo y ningún Stardkadder queda en ella. La estructura ruinosa que conocimos se ha transformado en un lugar muchos más agradable aunque a nuestra protagonista no le encaja.  Flora inmediatamente se pondrá manos a la obra para que todo vuelva a la normalidad.

Aunque esta novela vuelve a ser inteligente, divertida y mordaz como su predecesora el tono de la autora ha cambiado. Si en la anterior sus criticas, mucho más inocentes, se centraban en la estricta y pretenciosa sociedad inglesa de los años 30 en esta ocasión se percibe claramente un espíritu más pendenciero centrado en los artistas y pensadores del momento. Quizás las escenas no sean tan extravagantes ni jocosas pero siguen sin tener desperdicio. Stella Gibbons vuelve a mostrarnos una cara desenfadada  y optimista a pesar de que la segunda guerra mundial ha hecho mella en el mundo entero y muchos países intentan recuperarse de sus consecuencias.

Inglaterra intenta recomponerse y sobrevivir a los estragos de la contienda gracias a los americanos mientras los artistas, escritores, sabios de la época, empresarios y gente de renombre recurren a la palabra fácil, se dejan llevar por frivolidades e intentan impresionar al más humilde sin tener en cuenta las necesidades del pequeño ciudadano. En su búsqueda constante del reconocimiento y la fama en el fondo se sienten muy superiores al resto de los humanos. Los reproches a su frivolidad y falta de empatía se hacen muy patentes y tienden a ridiculizarlos de alguna manera.


Para ello recupera un personaje que ya en la novela anterior padeció los ataques de la inglesa. Meyerburg, un escritor obsesionado con el sexo y misógino, a quién Flora llama Mybug (mi pesadilla) es el artífice del congreso. Aunque no hay ninguna prueba parece ser que este autor representa a D.H. Lawrence (autor de El amante de lady Chatterley). Otros artistas parodiados bajo seudónimos que muestra Gibbons parecen ser correspondidos con grandes figuras del momento.

Si es verdad que he echado de menos algunas de las locuras de los Starkadder. Las situaciones que provocaban estos personajes me parecieron llenas de humor y tan absurdas que era imposible no reírse con ellas. La vieja tía Adam que sin salir de su cuarto ejercía presión sobre todos los familiares de la granja y estaba obsesionada con algo que vio en el granero, el vaquero Adam que asegura conocer el pensamiento de los animales de la granja, Meriam y su adicción a la parravirgen o Seth a quien todas las mujeres perseguían.

Algunos personajes son recuperados aunque de forma muy breve de la primera parte. Mary Smiling una viuda de rica coleccionista de sujetadores, su mayordomo Sneller que hace lo que le da gana, Reuben Starkadder, que terminó heredando la granja, Adam que sigue guardando su estropajo como oro en paño o Elfine, a quien consiguió encontrarle un buen marido.

En realidad si exceptuamos a Flora y algún otro personaje las historias poco tienen que ver. En la primera parte nos encontramos una familia salvaje y bruta y en esta ocasión se trata de pedantes egoístas y vanidosos.

Lo que si se conserva intacto es el estilo narrativo de Gibbons. Una prosa bien confeccionada, rica en recursos y técnicas literarias en donde hace gala de un lenguaje selecto. La autora vuelve a emplear juegos de palabras y diversas bromas utilizando nombres de personajes y lugares de forma que si no fuera por las notas a pie de página del autor no entenderíamos la mayoría de ellas porque son imposibles de trasladar el español. También incluye citas y referencias de otros autores.

Conclusión

A pesar de que Flora Poste y los artistas es una novela más seria y mordaz que su predecesora sigue siendo un relato amable e inteligente que hará al lector disfrutar de las peripecias de unos personajes un tanto extraños. Muy recomendable para los amantes de la literatura inglesa.


** Gracias a la editorial Impedimenta por facilitarme el ejemplar.

34 comentarios:

  1. No me llama mucho pero ¿quién sabe? Creo que a veces las novelas tienen su momento, y lo que parece no ir contigo ahora se descubre como la lectura idónea en un futuro y fuera de todo pronóstico.
    Muchas gracias por tu reseña. La próxima vez que esta historia se cruce en mi camino será como una vieja amiga de la que oi hablar ;)
    Un besin

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganas de ponerme con estos libros, pero es que estoy saturada de pendientes y ya no sé ni que leer!!

    ResponderEliminar
  3. Por ahora no creo que me haga con ella...no me atrae del todo y es que tengo que seleccionar que sino mis pendientes me van a echar de casa jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta lo de "En la primera parte nos encontramos una familia salvaje y bruta y en esta ocasión se trata de pedantes egoístas y vanidosos", no se si el cambio es bueno o malo.

    A mí me encanta la literatura inglesa, pero del tipo Animal Farm (http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/2013/03/animal-farm.html) o A Brave new World (http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/2013/02/un-mundo-feliz.html), y no se si este libro estará a la altura.

    En general me parecen muchísimo mejor los libros en V.O, podrías leertelo en inglés y ver cual es mejor.

    Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  5. Lo he leído.
    Es cierto que no es tan divertido como el primero, pero también es más reposado, tiene una mejor calidad y en conjunto me gustó mas
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No conocía a la autora, me gusta lo que nos cuentas, intentaré buscar la primera parte, para ver si puedo leer la novela (aunque como dices, se puedan leer de forma independiente).
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. No conocia para anda este libro pero la verdad me ha gustado y lo tengo ganas un besos te sehgimos:)

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho, al igual que el primer libro, pero es verdad que en esta segunda había mucho menos humor y mucha más crítica a la actitud de ciertas partes de la sociedad. Muy buena obra y muy buena recomendación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. No me llama la atención lo suficiente y tengo mucho pendiente en casa, así que lo dejaré pasar. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Oooohhh, en primer lugar te diré que menuda suerte tener a Impedimenta como colaboradores del blog. Y por otro lado te cuento que tengo La hija de Robert Post en la ed. de Círculo, la conseguí gracias a libros compartidos, pero aún no la he leído, la verdad es que le he cogido un poco de miedo a este tipo de literatura porque leí Reina Lucía y no me gustó nada y temo que me pase igual. Pero bueno leerlo lo voy a leer tarde o temprano. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Uff que bonitas y cuidadas son las ediciones de Impedimenta, es que es prácticamente imposible no sentirte atraída por sus libros. La historia no la conocía así que tomo nota.

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. De esta autora tengo apuntado otro, creo que Westwood, para conocer a la autora, luego ya si me gusta voy por esta "serie". Lo que más me llama es el tono irónico que dicen que tienen.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No conozco a la autora pero tampoco me llama demasiado la atención y tengo mucho pendiente.

    ResponderEliminar
  14. Me encantó "La hija de Robert Poste", como te pasó a ti, así que no creo que tarde en echarle el guante a esta otra novela, me apetece mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  15. La hija de Robert Poste me gustó mucho pero éste creo que me va a defraudar y prefiero quedarme con el buen sabor del anterior...
    Besos,

    ResponderEliminar
  16. Yo también conocí a la autora gracias a la primera novela publicada por Impedimenta, este libro me parece ideal para seguir descubriéndola. Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. Esta entrada no la he visto hasta hoy ¿¿??
    No he leído a Gibbons aún, pero tengo alguna novela suya en la estantería :)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Parece que esta editorial está sacando al mercado novelas que valen la pena. Quizá debería probar, con cada reseña me está quedando más claro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. He tenido problemas con el feed y no me he dado cuenta hasta hoy. Por lo que los que usáis lectores de fresa no habréis visto algunas entradas hasta esta tarde a pesar de ser antiguas

    ResponderEliminar
  20. De esta autora solo he leído La hija de Robert Poste y me encantó, una historia divertidísima. Me anoto esta también, a ver si puedo conseguirla, me encantará saber qué fue de Flora, gracias por al reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo soy de los paganos aún con Gibbons. No pinta mal esa carga de crítica social combinada con un toque de diversión así que sigo tu consejo y me anoto "La hija de Robert Poste" como pendiente y si me convence sigo con éste, aunque sea más serena y sacrifique un poco del humor.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Pues no lo conocía. Y me lo llevo apuntado, porque me gusta lo que has contado, creo que podría disfrutar la lectura =)

    Besotes

    PD. Comento en la Respuesta de Rober porque el banner del Rero Sumando está justo encima de la tecla de Publicar!! xDDD

    ResponderEliminar
  23. Leí "La hija de Robert Poste" el año pasado y aunque no me gustó demasiado, me dejó buen sabor de boca. Asi que en tener ocasión, leo este libro.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Yo me leí la hija de Robert Poste pensando que me iba a gustar muchhísimo y aunque no me disgustó tampoco me ilusionó en extremo.. Uis me cuesta escribir este comentario porque los banners de la izquierda son un poco grandes y pisan el recuadro de los cometnarios. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Me llama bastante la atención!! Pero primero como soy muy ordenadita, me leeré la primera parte jejeje

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Cualquier cosa que publique Impedimenta es de mi interés y los libros de Flora Poste no iban a ser menos. Sólo queda que les llegue su turno. 1beso!

    ResponderEliminar
  27. No conocía este libro, sí el anterior que es uno de los que está en mi lista de lectura por las reseñas que he visto, por lo que de momento me quedo a la espera de leer La hija de Robert Poste
    besos

    ResponderEliminar
  28. Tengo apuntados ambos libros pero aunque se puedan leer de forma independiente creo que empezaré por el primero
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Tengo este libro en casa pero el primero no. ¿Se puede leer el segundo sin haber leído el primero?
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Me encantó la autora en "Westwood" y estoy deseando continuar con su obra. Me encanta todo lo que nos cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. A mi me gustó mucho más la primera novela, esta me aburrió bastante, no la vi tan mordaz hilarante como la anterior y izas era eso lo que esperaba.

    ResponderEliminar
  32. No me llama este libro por ningún lado

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!