lunes, 11 de marzo de 2013

Me salvó una lágrima - Angéle Lieby

Para Angéle Lieby, la protagonista de esta historia, el 13 de julio de 2009 iba ser un día tan normal como otro cualquiera en su vida. Una vida feliz y sin grandes complicaciones. Como hacía por costumbre se levantó a las cuatro de la mañana, desayunó y se arregló para ir a trabajar.

Los primeros instantes del día se desarrollaron de forma normal pero unas horas después un intenso dolor de cabeza y unos extraños picores en los dedos le impiden continuar con su labor y decide buscar ayuda sanitaria.

En el hospital los médicos no aciertan a situar y nombrar su dolencia ya que las pruebas iniciales no reflejan nada en concreto pero le provocan un coma terapéutico para facilitar sus cuidados y controlar mejor sus reacciones. Un coma que debería haber durado un par de días pero del cual no pudo despertar tras pasar este tiempo.

Así comenzó la pesadilla de Angéle, encerrada en un cuerpo comatoso que no podía controlar pero consciente y lucida fue capaz de escuchar e intuir todo lo que sucedía a su alrededor.  Después de pasar por innumerables pruebas, tratamientos dolorosos sin anestesia y un trato inhumano una lágrima evitó que la desenchufaran del respirador que la mantenía con vida.

Gracias a su recuperación podemos ser testigos de esta espeluznante historia.


Mi experiencia con la novela

“¿Dónde estoy?

Todo está negro. Estoy en la negrura. Una negrura total, sin el menor matiz, sin el menor atisbo de luz. Una negrura aterradora o tranquilizadora, no lo sé. Es igual que la de mi infancia, cuando me encerrada en una armario para sentirme a salvo, al mismo tiempo que asustada…

Por más que fuerce la vista, no veo nada. Nada aparte de este negro profundo. ¿Tengo los ojos abiertos o cerrados? Lo ignoro. ¿Qué ha pasado? Lo ignoro igualmente. Lo único que sé es que no estoy sola: oigo a alguien a mi lado.”


Así es como comienza este estremecedor relato que nos narra la experiencia real de una mujer que aún estando en estado de coma fue consciente de todo lo que sucedía a su alrededor. Mientras los médicos le daban prácticamente por muerta su mente seguía llena de vida y con una lucidez sorprendente. Así pudo escuchar las conversaciones que sucedían delante de ella, ser consciente de los numerosos tratamientos a los que sometían su cuerpo y comprender que para los médicos no era más que un cadáver.

Esta mujer es Angéle Lieby, que a sus cincuenta y siete años se encontraba en plena forma. Vive en Alsacia, a las afueras de Estrasburgo (Francia), está casada y tiene un hija y una nieta. Como cada mañana se levantó muy temprano para acudir a su puesto de trabajo y nunca pudo imaginar que su vida iba a pender de un hilo en los días siguientes.

Una persona como otra cualquiera, con una vida normal y tranquila. Que inmersa en la rutina diaria nunca pensó que algo así pudiera ocurrirle.

Cuando el periodista Hervé de Chalendar conoció su dramática experiencia conmovido publicó el relato e incluso ganó el premio Hachette con él. Ahora ha colaborado con Angéle para publicar esta historia. El relato se nos narra de forma directa, sencilla, viva, impregnado de sentimientos y emociones. Su protagonista no escatima en detalles sobre el tormento vivido y lo hace con tal cercanía que en muchas ocasiones podemos llegar a ponernos en su pellejo.  Tanto lo que la protagonista va contando con crudeza así como la fluidez con la que lo hace nos invita a leer una página tras otra hasta.

Su experiencia se puede asimilar a un enterrado vivo. No podía moverse, hablar ni abrir los ojos. No podía comunicarse para decir lo que sentía ni quejarse por los dolores. No era consciente del lugar ni del momento del día salvo por las situaciones que iba asimilando. Todo inmerso en la oscuridad.

En ella, la protagonista, no sólo pretende dar a conocer una experiencia que no deja de ser un caso extraño para los médicos sino que pretende presentar una denuncia contra el trato recibido como paciente. Durante los meses que Angéle estuvo postrada en un cama la sometieron a un trato inhumano, casi insensible y en ocasiones incluso vejatorio. Antes de expirar los médicos ya la habían dado por muerta clínicamente. No se preocuparon de comprobar exhaustivamente si sentía o no, si su cerebro aún podía tener actividad.

Las numerosas pruebas médicas le son practicadas de forma insensible y sin anestesia. Dolores que recorrían su alma, insoportables, dolores que tenía que ahogar en su interior porque no podía hablar y no tenía la capacidad de expresarse. Médicos y enfermeras que la trataron como un simple objeto, que ni siquiera cubrieron algunas de sus necesidades, que en ciertos momentos no trataron como un ser humano sino como una tarea más.

Pero esta también resulta una historia de amor y la importancia de la familia. Todo el tiempo que Angéle estuvo postrada en la cama su marido, Ray, nunca desapareció de su lado y nunca perdió la esperanza de que volviera  a la vida. Aunque no era muy hablador se prodigó en cariños y atenciones. También estuvo a su lado durante su dura recuperación, aportándole todos esos cuidados que los enfermeros no le dedicaban.

Cuando estaban a punto de desconectarla, su hija observó una lágrima que salía de uno de sus ojos y a pesar del pesimismo y la insistencia de los médicos se negaron con ahincó y le dieron otra oportunidad de vivir.

Y Angéle no la desaprovechó porque sus ganas de vivir y su tesón hicieron que su recuperación aunque pasando por algunos baches, fuera posible. Actualmente su vida ha recuperado prácticamente la normalidad y después de un tratamiento psicológico se encuentra mejor.

También es una reflexión sobre la propia vida. Ocurre a menudo que estamos inmersos en una rutina diaria, nos quejamos de nuestras obligaciones y quehaceres diarios y nunca nos planteamos lo valioso que es el tiempo hasta que un contratiempo nos lo recuerda. No disfrutamos lo suficiente las pequeñas alegrías cotidianas y no nos damos cuenta que es imposible recuperar el tiempo pasado.

Conclusión

Me salvó una lágrima es un testimonio duro, desgarrador y conmovedor pero también es una historia de amor incondicional y de superación. De la importancia que tiene el creer en uno mismo pero también la  de contar con tus seres queridos. Un canto a la vida que apuesta y proclama la defensa del ser humano.
** Gracias por el ejemplar a Temas de hoy

38 comentarios:

  1. Esa crudeza de la historia me hizo quitar la novela de mi lista de pendientes, y a pesar de tu entusiasmo creo que seguiré sin leerla.

    Un besito y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué interesante y conmovedor! Solo leer tu reseña ya me ha dado escalofríos, lo anoto para una próxima lectura aunque eso sí, elegiré bien el momento, está claro que no es lectura para pillarte con lo ánimos bajos. Gracias !!

    ResponderEliminar
  3. uy no sé, no sé, reconozco que las historias de este tipo me dan un poquito de " yuyu"....

    ResponderEliminar
  4. A mí me pasa lo mismo, creo que sufriría mucho leyendo este libro, así que lo voy a dejar pasar. Besos

    ResponderEliminar
  5. Tremenda historia! Pone los pelos de punta. No la descarto pero con este tipo de novelas siempre tengo que elegir el momento adecuado para leerlas ¡Ains... qué sensiblona soy ;)!
    Un besin

    ResponderEliminar
  6. Joe, se nota un libro duro y difícil de leer. Quizás ahora no sea el momento propocio para ponerme con él pero me llama la atención todo lo que has contado por lo que me lo anoto para el futuro. Por cierto, te espero por el nuevo blog ¡por fin inaugurado!

    ResponderEliminar
  7. Qué historia más dura, precisamente por ello no me lancé a pedirla en su día. Desde luego no es una novela para leer en cualquier momento. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, una historia muy dura, pero tiene que ser muy interesante conocerla y leerla, tomo nota, muchas gracias por el descubrimiento. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. No conocía esta historia. Es tremenda. Muy dura, aunque por suerte acabó bien. Debe ser una auténtica pesadilla estar en su situación. Horroroso.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Cuando salió publicado hace dos meses por una parte me llamó poderosamente la atención, porque opino que tiene que ser una historia verdaderamente interesante, pero también creo que pasaría un mal rato leyéndola, aunque no descarto que lo haga porque me gusta leer sobre estas cosas...
    ¿Has vista la película "Despierto"? El libro me recordó a ella. Es una película que no recomiendo a las personas sensibles. Yo tuve que dejarla a medias la primera vez que la ví, porque me puse blanca como la pared y casi me da un jamacuco, pero luego decidí terminar de verla, y no me arrepiento. Si no la has visto y quieres de alguna forma completar la experiencia de la lectura te la recomiendo.

    1 besote :)

    ResponderEliminar
  11. Un relato inquietante y estremecedor. Este tema me interesa bastante, me haré con el libro. Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Uf, creo que me daría mucha inquietud la lectura de esta novela. No me suelen gustar los testimonios novelados; prefiero verlos en documentales, por ejemplo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Madre mia que historia más terrible! Miedo dar caer en semejantes manos. Es de verdad una novela muy interesante que me apunto ahora mismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Parece una novela muy, muy especial, no la conocía, no sé cómo se me ha pasado. La anoto, muchas gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Buff... Se me ha puesto la piel de gallina leyendo el argumento de la historia y también tu reseña; una historia muy, muy conmovedora.
    No es del género que yo suelo leer, pero seguro que es una buena obra.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  16. Estuve dudando en si pedirla o no.,.pero al final lo dejé que yo me emparanoyo mucho jeje
    Me alegro que te haya gustado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Una historia, desde luego, impresionante. Mientras leía las primeras líneas de tu texto todavía no daba crédito a que estuviera basada en hechos reales. Gracias por el descubrimiento,

    ResponderEliminar
  18. Es una historia muy interesante y casi desgarradora aunque yo soy algo aprensivo con estos temas y más teniendo en mente que es un testimonio real. Un beso :)

    ResponderEliminar
  19. Por lo que he leído esta es una novela que se sufre tanto como se disfruta. Creo que de momento la dejaré pasar, pero gracias por tu recomendación :)

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  20. Que opresivo, ufff, me parece atrayente pero muy dura. Por lo pronto la dejo estar. Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué historia más dura. Me la apunto para más adelante, ahora no me veo capaz de ponerme con ella.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Uff, qué historia. La verdad es que quizás es demasiado dura, nos echa un poco para atrás.

    ResponderEliminar
  23. Creo que es la primera vez que me cruzo con este libro y me has dejado con muchas ganas de leerlo
    besos

    ResponderEliminar
  24. Vaya historia más dura, de momento no me animo a leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Que sea una historia real me anima a leerla a pesar de la dureza, eso sí hay que buscarle un momento adecuado porque puede ser opresiva.
    También es cierto que viene bien leer una historia como esta para aprender a valorar esa rutina que a veces tanto nos pesa.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Tiene muy buena pinta, me parece una historia desgarradora pero a la vez nos hace pensar que siempre hay esperanza.
    Por supuesto, anoto la novela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Qué historia!! Tiene que ser horrible y realmente opresiva. Me parecería muy interesante leerla.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  28. Es increíble que esto sea una historia real. Es aterrador pensar que pueden pasar cosas así.
    Una gran lectura, sin duda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Pufff no, no... esta no es para mí.
    Se me pone piel de pollo sólo leyéndote
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Uf, qué duro... Tiene que ser tremendamente duro leer este libro y más sabiendo que parte de un hecho real... Ahora mismo no me apetece, pero me lo llevo apuntado, que quizás más adelante sí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  31. I was suggested this website by my cousin. I'm not sure whether this post is written by him as nobody else know such detailed about my trouble. You're wonderful!
    Thanks!

    My blog; does raspberry ketones work

    ResponderEliminar
  32. Uf, impresionante, dura, pero me ha tocado la fibra.

    ResponderEliminar
  33. Pues no me importaría leerlo, no lo conocía pero me gusta lo que cuentas... aunque pueda ser durillo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  34. Vaya!!! Imagino que ha debido ser toda una experiencia meterte entre sus páginas. Una novela muy atrevida por el hecho que se nos cuenta. La valentía de vivir es una virtud muy escasa en estos tiempos. Probablemente debería ser leída por muchos de nosotros. Gracias por traerla
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Me ha sorprendido mucho esta reseña. Eso pasó de verdad? Madre mia!! Me llama la atención pero creo que es demasiado dura para mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
  36. ¡Dios! No quiero ahogarme leyéndola. Emaciado para mi.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!