miércoles, 14 de febrero de 2018

La librería del Señor Livingstone - Mónica Gutiérrez


Título: La librería del Señor Livingstone
Autora: Mónica Gutiérrez
Publicación: Autopublicado, octubre de 2017
Páginas: 227

Agnes Marti es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta darán paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood...

Mis impresiones

De Mónica Gutiérrez ya había leído El noviembre de Kate y Cuéntame una noctalia, que fueron dos novelas de lectura muy agradable y especial, con un estilo muy definido así que más o menos esperaba encontrar algo semejante en la novela de la que os voy a hablar. Que aunque es una historia completamente diferente en tono de comedia conserva la misma esencia de la autora.

Al señor Livingstone le parecía abominable que Roberta Twist hubiese bautizado a su único hijo, en la iglesia presbiteriana de St. Andrew, con el nombre de Oliver. Y no porque tuviese nada en contra de los feligreses presbiterianos, o contra la espantosa cúpula de St. Andrew, sino porque estaba convencido de que hacía falta mucha maldad para dejar abandonado en la puerta de su librería, de lunes a viernes, a un niño llamado Oliver Twist.”

Moonlight Books es una librería de Londres cuyo dueño, Edward Livingstone, tiene un carácter un poco especial. A sus cuarenta y tantos años es un poco cascarrabias y no le gusta demasiado la gente por mucho que la señora Twist esté empeñada en dejarle todos los días en la tienda al pequeño Oliver, que con solo ocho años es un niño con una inteligencia superior.

A este lugar llega un día cualquier Agnes Martí, una arqueóloga que ha abandonado Barcelona intentando conseguir un trabajo dentro de su campo laboral. Cansada de ofertas laborales absurdas y mal pagadas que no logran aplacar su ansia de experimentar en lo más le gusta. En Londres tampoco hay demasiada suerte y cuando el señor Livingstone le ofrece un puesto acepta sin dudarlo. Porque de algo hay que vivir.

Poco después de que Agnes comience a trabajar se produce una desaparición y para resolver el caso llegará un agente de la policía de Scotland Yard, que entra como un elegante en una cacharrería…

La librería del Señor Livingstone no es una novela de misterio (aunque exista algún asuntillo que resolver) sino que encaja dentro de lo que se llama literatura feelgood que, como la misma autora dice dentro de la novela, son aquellas que no necesitan contar grandes historias en las que sucedan muchísimas cosas, ni personajes sombríos o complejos. Y esta novela cumple estos dos preceptos. Pero aun así consigue hacerte disfrutar con una historia amable y agradable en la que se mezcla emociones como la ternura o la diversión. Porque tiene un lado más emocional y otro que te hace sonreír.

Es una novela coral con personajes amables y bien dibujados pero que tienen sus propios conflictos o circunstancias, aunque sean normales y cotidianos. Por eso me ha resultado una novela en cierto modo bastante realista. La mayoría de nosotros no tenemos “malos de película” a nuestro alrededor. Como Agnes que se siente frustrada por la incapacidad de trabajar en algo para lo que tiene vocación. Se siente triste y perdida. Edward Livingstone, descendiente del mismísimo y famosísimo explorador David Livingstone, es el dueño de Moonlight Books, un negocio al que se dedica en cuerpo y alma y le apasiona. Quizás por ello es capaz de comprender tan bien a Agnes. Es un personaje encantador, irónico, algo arisco y gruñón en alguna que otra ocasión también. Sin duda le da mucha vida a la novela.

No son los únicos personajes de esta historia. También conoceremos a Sioban, editora y la pareja de Edward (que tienen un pequeño desacuerdo), al imponente inspector John Lockwood, a Jasmine o al pequeño Oliver, que ha encontrado el lugar perfecto en la librería para pasar las tardes mientras su madre trabaja. Las relaciones de estos personajes irán influyendo en los demás transformando su vida. Hay historias de amor, clientes muy peculiaridades, indecisión, deseos por cumplir, esperanza…

Otro aspecto por el que leer esta novela es la maravillosa forma de narrar de Mónica. Elegante, cercana, pulcra y cuidada. Tiene la capacidad de crear una atmosfera muy especial en sus novelas haciéndote sentir bien. Como ya he dicho no es una novela de grandes ni traumáticos acontecimientos, sino que trata de lo importante que son quienes nos rodean, del valor de lo pequeño. Además te hace sonreír a base de ironía y sentido del humor muy fino gracias a los ingeniosos y chispeantes diálogos y a alguna que otra situación.

La historia se desarrolla en Londres y nos vamos a encontrar bonitas descripciones que nos harán imaginar a la perfección aquellos lugares por los que transitan sus personajes. Se nota que ha cuidado este aspecto para que el lector lo viva. Y allí, en el barrio del Temple, de madera pintada de azul, con un rótulo azul y letras blancas, con sus escaleras de caracol y su claraboya por la que durante la noche se puede apreciar las estrellas está Moonlight Books. Un lugar que ya nos gustaría tener cerca para ir una y otra vez.

Y por último me queda comentar el aspecto tan metaliterario que tiene esta novela. En ella se respira el amor a los libros. Mónica hace referencia contantemente a la literatura nombrando libros, autores o incluso incluyendo citas de novelas, clásicas por lo general. Y debe haber resultado complicado hacerlo con la naturalidad que ella lo hace y sin convertir la historia en pedante.

Conclusión

La librería del señor Livingstonte es una lectura agradable, divertida que te sumerge en una historia cargada de positivismo y que hace relajarte.



29 comentarios:

  1. Le tengo ganas a este libro , además de Monica no he leído nada y me parece una buena forma de empezar.Besinos.

    ResponderEliminar
  2. La leeré, otras novelas de Mónica me han encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que has contado sobre este libro y sobre la autora animan a leerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Jo, tengo muchas ganas de leerlo,a ver si estas Pascuas lo hago.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Estuve a punto de descargar este libro, pero al final lo descarté porque no me convencía demasiado.
    Buena reseña.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Estuve a punto de descargar este libro, pero al final lo descarté porque no me convencía demasiado.
    Buena reseña.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Albanta,

    Yo me la leí de una sentada. Se lo recomiendo a todo el mundo. Un libro que te hace soñar un poquito y desear formar parte de ese universo que la autora ha creado.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los libros de Mónica y este no podía ser menos, me encantó, una novela muy feelgoods.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no nos termina de convencer del todo aunque no descartamos que nos pudiera gustar.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Tengo unas ganitas de leerlo... =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Esta es una de las reseñas más completas que he leído sobre esta novela. Me apetece adentrarme en esa atmósfera cotidiana y mágica que tan bien sabe dibujar Mónica.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La tengo en el kindle y llevo tiempo queriendo hacerle un hueco.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Para mí fue todo un descubrimiento en 2017, Mónica me conquistó totalmente y es que efectivamente tiene mucho encanto su forma de narrar y la ambientación tan positiva que genera. Volvería a Moonlight Books ya mismo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. A mí me encantó, fue un descubrimiento fabuloso, disfruté muchísimo!

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  15. Completamente de acuerdo. No son grandes tramas ni personajes extremos pero atrapan por su humanidad y es una lectura que sienta muy bien.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa, me imagino que cuando dices que el inspector entra en la librería como un "elegante en una cacharrería..." te referías a elefante, jeje... (lógico al estar las dos letras juntas...). Aunque también sería muy curioso ver entrar a un "elegante" en una cacharrería, me imagino a un dandy mirando todo con cara curiosa y sin saber para qué se utilizan la mayoría de las cosas... :)
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que has dicho, en el elegante lenguaje utilizado por Mónica, en el cuidado detalle de las cosas pequeñas... yo la leí y reseñé en noviembre creo recordar... mes que a Mónica le gusta mucho, jeje... Una novela de las que dejan buen sabor de boca.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Me encantó, como todas las novelas de Mónica. Son lecturas tan agradables, que te hacen sentir tan bien, tan a gustito...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Me apetece muchísimo porque me gusta como escribe la autora, además de las reseñas que he leído. Además, leí unos fragmentos y me encantaron
    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo esperando turno en el kindle.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  20. Le tengo muchisimas ganas a este libro, espero poder hacerme con el pronto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Lo tengo más que apuntado. Pinta genial :)

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué reseña tan bonita! No sé si eras consciente mientras la escribías pero es que te ha quedado una reseña feelgood, me ha hecho sentir muy bien, en paz, tranquila... Es que se nota que has estado muy a gusto entre las páginas de esta novela. Muchísimas gracias por animarte a leerme de nuevo, por darme la oportunidad. Esta novela era algo distinta a las anteriores, pero como sé que te gusta la metaliteratura pensé que quizás te haría tilín. Me alegra mucho ver que la has difrutado. Mil gracias!! un beso grande.

    ResponderEliminar
  23. Hola!
    Me interesa muchísimo este libro, además de que me veo reflejada porque en nada voy a conseguir mi titulo de Arqueóloga y seré como ella jajaja
    Besicos!

    ResponderEliminar
  24. Esta la tengo en digital y la verdad es que está esperando turno, porque habláis (incluida tu opinión) maravillas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Con esta novela estoy en dudas, no se que hacer. Tiempo al tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  26. Me encantó. Un tanto distinta a las tres anteriores.

    ResponderEliminar
  27. Lo tengo pendiente y con muchas ganas de leerlo que sé que lo voy a disfrutar un montón
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Deseando ponerme con ella, Mónica es apuesta segura. Un besote!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!