lunes, 2 de diciembre de 2013

Yo fui a EGB - Javier Ikaz/Jorge Díaz



Título: Yo fui a EGB
Autores: Javier Ikaz/Jorge Díaz
Publicación: noviembre de 2013
Páginas: 255

El libro que celebra el gran fenómeno de internet de los últimos años. Un recorrido nostálgico por los usos, las costumbres, las marcas, los programas, las canciones, la comida, etc., de una época que marcó a varias generaciones de españoles.
 
Si aprendiste los ríos y las cordilleras mientras mordisqueabas una goma Milán, si comiste empanadillas en Móstoles, si estabas entre dos tierras y no encontrabas el sitio de tu recreo, si para ti el tiempo era oro y jugabas al precio justo, seguro que fuiste a EGB.

Si llevaste hombreras o te echabas laca Nelly, si el primer libro que leíste fue
El libro gordo de Petete, si tu primera lágrima fue porque Marco no encontraba a su madre, si el primer polo que te comiste fue un frigodedo, no hay duda de que tú también fuiste a EGB.

Los pitufos, Naranjito, Parchís, ET, las chapas, el seiscientos, Orzowei, los minerales, los gusanos de seda, los rotring, la teleindisdreta, la abeja Maya, los lagartos de V, la Botilde,
The Final Countdown... Todos los que fuimos a EGB sabemos que hay mil historias que contar y estamos deseando retroceder en el tiempo para recordarlas todas en un libro totalmente ilustrado y escrito por los autores del exitoso blog Yo fui a EGB.

El libro que celebra el fenómeno de internet Yo fui a EGB , seguido por más de medio millón de personas, y ganador del Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Público en los Premios Bitácoras, y Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Año en los Premios 20Blogs.
 
Mi experiencia con el libro

No os podéis imaginar la ilusión que me hizo encontrarme con este libro entre las manos. Fue abrirlo, ojearlo y transportarme directamente a una época de la que poco queda ya. Quizás sólo el recuerdo de toda una generación que vivió de forma muy distinta a la actual. Los que siendo niños fuimos a EGB vivimos en un mundo donde los coches no llevaban ni sillas ni cinturones de seguridad (y a pesar de ello conseguimos sobrevivir), donde no existían los móviles y no había forma posible de comunicarse con nosotros hasta que llegábamos de nuevo a casa, donde pasábamos todo el día en la calle, donde las cadenas de televisión eran dos y los colores acababan de llegar y nuestros juguetes tan sencillos que había que usar la imaginación. 

Pertenezco a esa generación que estudió la Educación General Básica (EGB) pero que a mitad de camino cambiaron de plan y es que este libro está destinado a un amplio rango de edad de personas nacidas entre el principio de los años setenta hasta mediados de los noventa, que seguro que disfrutan muchísimo entre sus páginas.

Yo fui a EGB nace a raíz de una página en Facebook a la que se unieron más de 600.000 amigos en menos de un año con el objetivo de revivir esos recuerdos, costumbres, manías y momentos sin caer en la nostalgia pero sobre todo sin caer en el tópico de que “Tiempos pasados fueron mejores”. Además resultó ganadora de los premios Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Público en los Premios Bitácoras, y Mejor Blog Personal y Mejor Blog del Año en los Premios 20Blogs.

En primer lugar me gustaría comentar el cuidado y el mimo con el que se ha elaborado la edición de este libro. Todo en él nos recuerda a aquella época aunque su diseño resulta muy actual.  Desde su portada que emula los cuadernos que llevábamos al colegio con el trazo de  las letras que entonces dibujábamos. El libro se estructura en diez capítulos divididos por temáticas y en los que podemos encontrar un texto divertido y ameno, en tono de humor, narrado con sencillez y cercanía e ilustrado con fotografías en color mostrando lo más representativo. También contiene datos o curiosidades que nos resultaran de interés. Además a lo largo de sus páginas  encontramos muchas sorpresas, juegos, test, guiños y recuerdos que seguramente y como a mí me ha pasado, ya creías olvidados. 

Ya desde la nomenclatura de sus diez capítulos que componen Yo fui a EGB nos vienen a la cabeza frases, canciones o expresiones que en aquella época todos utilizábamos. Esos capítulos representan diversos ámbitos y son los siguientes:

 ¿Qué queréis de merendar?, Enamorado de la moda juvenil, Al recreo, Aparta, que no veo la tele, Carnet de videoclub, A clase, En el auto de papa, Tópicos, Si pasas por el quiosco, tráeme… y De doble pletina.

Y es que abrir este libro significa trasladarse a la infancia, nuestra infancia. A merendar Phoskitos, Bollycaos o una Pantera Rosa. A recordar los helados Frigopie, Drácula (que a mí me siguen gustando), Superchoc, el clásico corte o el Flash (que no era más que hielo con colorantes) o las chucherías que más nos gustaban como el chicle Boomer, los Sugus, los Peta Zetas o los Palotes.

Una de las cosas que ahora nos llaman mucho la atención de aquella época fue la moda, muy exagerada y extraña pero que todos seguíamos. Cuando no existían las grandes cadenas low cost y la ropa duraba tanto que servía de un hermano para el siguiente. Muchos tenemos el recuerdo de los jerséis o fórmulas de cuello alto (que rara vez entraban sin dificultad por la cabeza), las botas katiuskas (con las que no paraban de sudar los pies), el chándal de táctel (todo un clásico), las hombreras (que nos hacían enormes), las cazadoras vaqueras repletas de pins o los cardados imposibles que se mantenían gracias a la laca Nelly.

También los entretenimientos de aquella época eran muy distintos a los de ahora. La tecnología comenzaba a desarrollarse y nuestras primeras consolas llegaban a casa (seguramente si alguien nos hubiera hablado en aquella época de la PS3 no lo hubiésemos creído) pero seguíamos prefiriendo las canicas, la comba, las peonzas, el tragabolas, las nancys o la barbie, una muñeca que siempre estuvo entre mis favoritas.

Todos los que fuimos niños en aquella época recordamos con cariño la televisión. No había muchos canales donde elegir pero Heidi, Mazinger Z, Dragones y mazmorras, La abeja Maya, Ferdy, Los pitufos o David el gnomo eran una opción inmejorable. ¿Quién no ha silbado alguna vez la melodía de Verano Azul?¿Quien no se emocionó con la muerte de Chanquete? Es imposible olvidar personajes como Espiniete, los payasos de la tele o Kitt, el coche fantástico. Aunque también hubo algunas cosas que no pudimos ver porque los dos rombos no las vetaron.

Aunque lo primero en casa siempre era el colegio, con las carpetas llenas de pegatinas,  escritas con las  dedicatorias y rimas que todos utilizábamos y en el estuche, el compás y la goma de borrar Milán nunca faltaban. Los rotuladores Carioca se guardaban como un tesoro y los cuadernillos Rubio eran una pesadez para el verano (a mí siempre me tocaba caligrafía).

Seguramente aún a día de hoy muchos nos emocionamos con la música de los ochenta, para mí uno de los mejores momentos musicales de la historia. Aquella que grabamos en cintas de cassette muchas veces de la radio, intentando dar al pause justo en el momento en que aparecía la última nota de la canción para que el locutor no nos la estropeara. Claro que con la doble pletina en las mini cadenas (mini por decir algo, no sé quien le pondría el nombre) solucionar la lentitud de reflejos nos resultó mucho más fácil. Anda que no habré rebobinado veces las TDK con el bolígrafo Big. Para los más pequeños Parchís, Bom Bom Chip, Teresa Rabal o Xuxa mientras que los mayores disfrutaban con Hombres G, Europe, Queen o Miguel Bosé, canciones que a día de hoy muchos seguimos escuchando y que nos hacen cantar cuando suenan en la radio.

En definitiva, he disfrutado muchísimo con este libro. Recordando cosas que hacía muchísimo tiempo que no me venían a la cabeza y que me han hecho especialmente ilusión vivir de nuevo. Yo fui a EGB es un libro que nos hace volver a ser niños y nos impregna de las sensaciones que entonces vivimos. Me ha resultado una selección muy adecuada, con comentarios muy oportunos y un tono desenfadado. Sus autores, Javier Ikaz y Jorge Díaz, nos proponen un alucinante viaje por la memoria que nos hará sonreír o emocionarnos.

46 comentarios:

  1. Creo que va a ser el regalo de navidades para mi madre....seguro que le gusta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Qué recuerdos!!! Cualquier tiempo pasado fue mejor jejeje, tendré que leerlo sin duda!!

    ResponderEliminar
  3. Este libro lo tengo fichado como regalo navideño para alguien, creo que flipará.Lo he visto en la librería y la edición está muy cuidada. Además Tatty y tú le dais el visto bueno, a la saca!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene que estar super chulo y traer unos recuerdos, a los que superamos cierta edad, muy bonitos. Lo he tenido en mis manos varias veces en fnac y lo he ojeado. No me he lanzado a comprarlo porque sigo a los autores en Facebook y todo lo que veo en el libro es muy similar a sus publicaciones. Me temo que sería leer lo que ya nos enseñan en ellas, Pero me gusta la idea de que hayan sacado un libro y que estén triunfando. Van por la segunda edición, los felicito.
    Besitos!!
    Cita

    ResponderEliminar
  5. Cada vez tengo más ganas de leer este libro.

    ResponderEliminar
  6. Me apetece muchísimo leer este libro precisamente por lo que comentas de que te transporta a la infancia. Yo también vui a EGB y recuerdo muchas cosas de las que comentas que me traen muy buenos recuerdos como las tardes jugando en la calle con mis hermanos, las cintas de casette o las canciones de Bom Bom chip XD.

    Debe ser un libro muy emotivo para aquellos que vivimos en esa época ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Tengo ganas de leerlo y rememorar esos tiempos pasados, buenos y malos pero que ahora sin duda me resultarán sobre todo muy divertidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que lo hayas disfrutado. Yo no fui a EGB así que no sé si conseguiría sacarle todo el jugo a este libro :)

    ResponderEliminar
  9. Yo fui a la EGB, a mi hermana (tres años mayor que yo) le pilló el cambio, así que yo ya fui a primaria, pero algunas cosas de lo que se explican las recuerdos. De hecho recuerdo que el primer Walkman que tuve me lo trajo mi tía de Cuba porque aquí apenas empezaban a salir, pero por aquel entonces era pequeña. Pero bueno yo empecé mi escolaridad en el 93 así que mucho no habían cambiado las cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Que ilusión me ha hecho recordar esos tiempos con tu entrada ;) Seguro que si le dejo leer este libro a mi hija, se ríe de todo lo que hacíamos en esa época. Si, yo también fui a EGB, y también hice todo lo que explicas.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Bufff! Cuántos recuerdos. Quiero este libro jeje
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo soy anterior a la EGB, pero aún así puede resultar curioso leer este libro para recordar los años de la infancia. Un beso

    ResponderEliminar
  13. He visto buenas reseñas, se lo pediré a los reyes.

    ResponderEliminar
  14. Tengo mucha curiosidad con este libro, espero poder hacerme pronto con él.

    Besos, feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  15. Lo descubrí el otro día gracias a la reseña de Tatty. Ya me lo llevé entonces apuntado pero tu reseña me anima aún mas.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. dios mío que recuerdos, este libro me hace sentir mayorrrrrrr, jejeej

    ResponderEliminar
  17. Es que este libro juega con nuestros recuerdos... y eso vende! Porque nos encanta recrearnos en esa época, jeje

    ResponderEliminar
  18. Yo también disfruté muchísimo con la lectura de este libro y los recuerdos que me trajo
    besos

    ResponderEliminar
  19. A este libro le tengo muchísimas ganas por eso de echar la vista atrás con cierta añoranza y recordar vivamente esa época tan feliz de la vida... casi que no habremos cambiado tanto. un beso :)

    ResponderEliminar
  20. Me ha tocado el coranzocito ver el recortable. ¡Snif!. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Tengo muchas ganas de leerlo, porque que recuerdos....besotes

    ResponderEliminar
  22. Este libro está dejando un rastro de nostalgia por la blogosfera literaria... La verdad es que hay tantos recuerdos de esos tiempos que nos hacen sonreír que una lectura de estas se agradece. 1beso!

    ResponderEliminar
  23. Será un perfecto regalo para mis padres estas navidades, aunque yo también le echaré un ojillo =)
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Ya lo pedí a los reyes, además colaboro yo con una foto. Fue una época inolvidable con la mejor música de la historia (había hasta piques musicales entre los chavales de la época como ahora los hay con el futbol). Todo me gusta recordarlo: la música, lo que merendabamos, la tele, el cine... Estoy deseando leerlo. No sé si te pilló el cambio, pero yo la hice entera y luego me tocó el BUP y el COU. Ya en el último curso recordabamos en clase los dibujos que veíamos en la tele de pequeños. Ahí empezamos a contar nuestras batallitas...

    ResponderEliminar
  25. Le tengo muchas ganas a este libro. Me apetece recordar esos momentos. Cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor, pero tengo muy buenos recuerdos de mi etapa en la E.G.B., y después el B.U.P. y el C.O.U. Creo que no nos complicábamos tanto la vida y éramos "felices" con menos cosas. Sobre todo teníamos imaginación...

    ResponderEliminar
  26. Ya lo tengo en mi poder y estoy segura de que este libro es de los que provocan mariposas en el estómago porque yo viví plenamente la época en la que se centra y a ella pertenecen mis mejores recuerdos de la infancia. Tengo fotos en las que salgo con el famoso chandal de tactel del que hablas, que por cierto era de todo menos cómodo, y zapatones, que decíamos en Valencia, esos zapatos que parecían de chico pero que no sé por qué también llevábamos nosotras tan a gusto. ¿Y que me dices de las cazadoras bomber? Esas qué eran negras por fuera y naranjas por dentro y que se llevaban dos o tres tallas más grandes? Jaja, geniales, íbamos todos igualitos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. A mi este tipo de libros que parecen anecdotarios me cuestan un poco. Paso un buen rato comentándolos, pero nada más
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Este lo dejaré pasar, no me llama nada la atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Leo mucho sobre este libro por al blogosfera y sí que parece una reivindicación de la nostalgia...
    Besos,

    ResponderEliminar
  30. Qué ganas le tengo a este libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  31. Uffff, es de los míos, es de los míos!!!!

    ResponderEliminar
  32. Lo tengo en casa y ya le he echado varias ojeadas. Tienes mucha razón en todo lo que has dicho, sin duda la generación EGB, de la que tengo la suerte de ser, fue mucho más productiva que la que hay ahora, aprendimos a valorar más lo que teníamos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  33. Este tipo de cosas no son las que me gusta leer en libros, pero sí que sigo el blog y de vez en cuando me trae unos recuerdos...
    A mí no me pilló la EGB, pero aún hay varias cosas que aparecen con las que sí me siento identificada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  34. La he visto ya por algún rincón. Novela para la nostalgia, pero esa nostalgia en forma de diversión y vuelta un poco a los orígenes. A mí me pilló la EGB, aunque ya en sus últimos coletazos.

    Un besín!

    ResponderEliminar
  35. Yo me leí un libro similar no hace mucho y me lo pasé pipa, así que no me extraña que hayas disfrutado tanto de este. No me importaría leerlo la verdad. Besos.

    ResponderEliminar
  36. yo que soy de las de la egb, me encantaria tener este libro q recuerdos!

    ResponderEliminar
  37. Me encanta ese blog y estoy segura de que el libro debe ser muy emotivo. Yo no fui a EGB por que ya empece con la nueva Primaria pero todos esos recuerdos también son los míos. Los dibujos, los juguetes, los programas de la tele y las canciones...todavía me emociono al recordarlos por que me traen los mejores momentos de mi infancia. Estoy segura de que acabaré comprándolo.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  38. El libro, es cierto, está muy bien editado. Sigo el blog y me gusta mucho, pero que no me animo, hay tanto material por internet...

    Besos

    ResponderEliminar
  39. Pues yo sí que me imagino esa ilusión. Perfectamente, porque es la misma que tuve yo jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  40. La página de facebook me encanta así que el libro me resultaría igual de entrañable
    besos

    ResponderEliminar
  41. Ais, qué ganas tengo de leerlo, si es que es solo ver las fotos... ^.^

    Besotes

    ResponderEliminar
  42. Yo soy de la EGB. ¡Qué recuerdos!

    ResponderEliminar
  43. Yo soy de EGB también ;D tengo un ejemplar de diferente editorial que me tocó en un sorteo, así que espero ponerme con él.Saludos

    ResponderEliminar
  44. Yo no fui a egb, así que esta no me la apunto..

    ResponderEliminar
  45. Lo tengo apuntado desde hace tiempo, además que tras leer tu reseña me has hecho recordar aquellos tiempos y me ha entrado una morriña :)

    Un besiño

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!