jueves, 5 de diciembre de 2013

Flores de invernadero - Natalia García


Título: Flores de invernadero
Autora: Natalia García
Publicación: Éride, noviembre de 2011
Páginas: 209

Flores de invernadero es una novela de ritmo ágil, como la vida de la protagonista, Emma, ejecutiva de una importante agencia de publicidad, que combina su estresante jornada laboral con el cuidado de su hija, estudiante en Londres. Su entorno lo conforman Mercedes, su amiga del alma, a la que apoya sin condiciones para que pueda cumplir su íntimo deseo; Laura, su compañera de trabajo, que comparte con ella confidencias de su alocada vida y Alberto, su misterioso vecino. Emma hace partícipe al lector de su propio crecimiento personal, recordando experiencias vividas de su pasado y viviendo con intensidad el presente, en el que sus padres, su gran apoyo en los momentos más duros, comienzan su declive.

A lo largo de la novela se entremezcla una intrigante relación sentimental, sexual y apasionada, sin desvelar la identidad de sus protagonistas. Una novela actual, de amor y sentimientos en la que Emma consigue salir siempre adelante, por su determinación y sensibilidad.

Mi experiencia con la novela

Hay novelas que se sirven de la realidad para construirse. Novelas de corte sencillo y narración ágil que te enganchan y cuando te das cuenta has terminado de leerlas. Esto me ha pasado con Flores de invernadero de Natalia García, que sin ser consciente me metí en completamente en ella.

La novela tiene como protagonista a Emma, una mujer que con cuarenta y dos años trabaja muy duro en una agencia de comunicación especializada en las relaciones públicas. Es una madre soltera que ha luchado mucho por sacar a su hija adelante sin la ayuda de una pareja pero siempre ha contado con sus padres para apoyarla. Ahora su hija estudia en Londres y por el momento ella vive sola, lo que le permite dedicarse más tiempo a sí misma y las personas que le rodean.

Entre sus amigos se encuentra Mercedes, una amiga de la infancia con quien compartir sus intimidades, que está pasando por un bache en su matrimonio debido a que no puede tener hijos. Laura es una compañera de trabajo que lleva una vida bastante desordenada en cuestiones sentimentales. Y Alberto, su vecino, es un hombre peculiar que tiene problemas en su matrimonio, con Emma tiene cierta amistad e incluso de vez en cuando ella cuida a su hija, una niña adorable.

Da gusto de vez en cuando conocer a protagonistas como Emma, que resultan muy reales y representan un tipo de mujer con preocupaciones cotidianas, que se ha esforzado por salir sola adelante con una hija, que se esmera en su trabajo y poco a poco intenta asentarse en una estabilidad emocional que ella misma se proporciona sin valerse de nadie. No está desesperada por encontrar un hombre y ni siquiera lo necesita para sentirse bien pero tiene el corazón abierto a enamorarse. Al igual que hace con su casa, poco a poco va amueblando su vida, despacito y a su gusto. Lo que no quiere decir que esté exenta de preocupaciones. Mientras nos habla de su presente y pasado, también nos hace partícipes de las inquietudes que le provocan las personas que le rodean.

Ella ha llegado quizás al mejor momento de su vida, en que puede decidir por sí misma pero se siente impotente al ver como sus padres, que siempre han sido su gran apoyo tanto económico como emocional, están entrando en un momento delicado en sus vidas en que necesitan mayor atención. Su madre comienza a perder la memoria por el Alzheimer que sufre y su padre no sabe muy bien cómo ayudarla, mientras se encierra en su invernadero a cuidar y mimar sus flores.

En demasiadas ocasiones se echa en la espalda los problemas de sus amigos. Laura que tras conocer por Internet a un hombre comienza a faltar al trabajo de forma injustificada. Los de Mercedes y su agobiante tratamiento de fertilidad que están a punto de romper su relación de pareja o la incomunicación que existe en el matrimonio de Alberto, su vecino, quien no siempre es capaz de aceptar la realidad.

Todos estos personajes están tratados con mucho realismo y su autora consigue transmitirnos sus preocupaciones, problemas o inquietudes de forma muy acertada. Sus sentimientos son universales y fácilmente reconocibles entre las personas que nos rodean. Además creo que aunque no tengas demasiados puntos en común con su protagonista, es fácil conectar con ella y comprenderla.

Natalia García nos la narra con un estilo cuidado pero a la misma vez sencillo y directo, enfatizando los sentimientos sobre las acciones. A pesar de que no es una novela en la que ocurra mucha acción ni su ritmo sea trepidante su lectura resulta ágil y amena. Flores de invernadero se estructura en sesenta y cinco capítulos de corta extensión en los cuales hay dos narradores. El primero de ellos es Emma, la protagonista, quien en primera persona nos va contando cómo es su vida, como fue y quizás como espera que sea en un futuro. Mientras nos hace participes de todo ello también nos narra las vidas de las personas que le rodean y su percepción subjetiva de ellos. Algunos capítulos, en menor número que los anteriores, están narrados en tercera persona y constituidos por breves fragmentos en los que se nos habla de una apasionada historia de amor sin desvelar sus protagonistas.

En Flores de invernadero se tocan muchos temas, interrelacionados entre sí, que se corresponden con el día a día que se vive en el mundo real, fuera de la literatura, que si no los sufrimos nosotros mismos seguro que conocemos a alguien al que le ha tocado vivirlos. Respecto al aspecto laboral trata las  dificultades para conciliar la vida laboral y familiar, para encontrar un empleo o el desgaste que supone el día a día trabajar bajo presión y con un jefe incapaz de incentivar a sus empleados. Otro tema muy frecuente en la novela son las relaciones sentimentales, parejas sumergidas en relaciones tóxicas, parejas que no miran hacia el mismo lado, las tensiones y presiones que surgen en el día a día y que uno ejerce sobre el otro así como la madurez, la evolución personal o la llegada a la última etapa de la vida. 

Respecto a su final, tengo sentimientos contradictorios. En el  último tramo de la novela me he visto sorprendida por una serie de acontecimientos que quizás de forma algo precipitada van poniendo los puntos finales y desenlazando las historias de sus personajes. Sin ser un final inadecuado también me han dejado la sensación de no seguir la tónica general de la novela y me han dejado una sensación extraña y agridulce.

Conclusión

Flores de invernadero es una novela sencilla y cercana que atrapa desde sus primeras páginas. No contiene una gran historia pero gracias a sus personajes y su estilo narrativo resulta una lectura muy amena y agradable.

36 comentarios:

  1. Este libro, pese a todas las reseñas que he visto, no me termina de convencer, de momento no me planteo su lectura. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Están bien este tipo de novelas con personajes bastante reales, en los que podernos vernos identificados o encontrar rasgos de gente cercana. Por este motivo me ha recordado a "El bolígrafo de gel verde".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A mi, en general me gustó la historia, pero el final me pareció demasiado precipitado y cogido por los pelos. Parecía que había prisa por terminar y le quitó puntos a la historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hace un tiempo leí una reseña, no recuerdo dónde, y no terminó de convencerme... no sé por qué, pero no me tienta

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamarme la atención este libro.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi si que me llama la atención, me gustan las historias con personajes "reales" me lo apunto, besotes

    ResponderEliminar
  7. Con esta novela me pasó lo que a ti, el final no me convenció y para mi sobró la parte que venía relatada en cursiva, aunque en su conjunto la novela me gustó.

    ResponderEliminar
  8. De momento la reseña no me convence. Éste lo dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  9. No me acaba de convencer así que esta vez no lo apunto. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Llevo meses y meses queriendo leer este libro. Desde hace mucho tiempo no vengo más que viendo buenas opiniones y habré sacado el ejemplar de mi biblioteca un par de veces para volverlo a llevar de vuelta por falta de tiempo. En fin, seguiré en el intento porque desde luego creo que va a ser una novela que me va a gustar. Besos

    ResponderEliminar
  11. No conocía esta novela, pero la verdad la sipnosis me gusta y tu reseña me hace querer leerlo, así que me lo apunto!!

    Besos^^

    ResponderEliminar
  12. Esta vez lo dejo pasar, no termina de convencerme
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Coincido en tus apreciaciones, me gustó encontrar entre su páginas muchos temas vigentes pero en otras cosas me faltó algo. Eso sí, una buena opción por su agilidad y capacidad de "meterte en la historia".
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me parece curiosa la portada, pero no me llama mucho la verdad..

    ResponderEliminar
  15. Me atrae mucho ese toque realista y esa sencillez y humildad. Creo que se merece una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No me llama nada de nada pero gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. No la conocía, pero me gusta que sean los personajes los que le den fuerza a la novela.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Tengo debilidad por los buenos personajes, así que tan solo por eso me llama; la pondré en mi lista. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me suelen gustar este tipo de historias, así que la incluiré en mi lista, pero estará ahí sin prisas, que son tantos los libros pendientes...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Hace algunos meses seguí este libro con interés, pero reconozco que me olvidé un poco de él... Tu reseña lo vuelve a poner en el mapa, que el tema me interesa mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  21. La lei este verano y me gustó, es una historia que resulta muy cercana y es fácil conectar con la protagonista
    besos

    ResponderEliminar
  22. Qué pena que el final no te haya acabado de convencer. A mí no me importaria leerlo, la verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Esta vez la dejo pasar, Albanta que el argumento no me atrae lo suficiente a pesar de que comentas que es muy real y esas historias me suelen gustar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. A mí tampoco me llama, albanta, y mira que dio que hablar pero no... no es lo mío.

    ResponderEliminar
  25. lo vi hace un tiempo y me llamo, y ahora tmb, ya va siendo hora de comprarlo ;) bss

    ResponderEliminar
  26. No nos llama mucho, nos gustan las historias con algo más de acción y suspense.

    ResponderEliminar
  27. No conocía esta novela pero por lo que cuentas, creo que esta novela no es para mi.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Me gustan las historias realistas y ésta tiene buena pinta, así que me la llevo apuntada.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  29. Pues no pinta mal.
    De vez en cuando apetecen lecturas más sencillitas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Tal y como lo cuentas pinta muy bien, y si dices que es de lectura ágil mejor aún para estos días que estoy de exámenes hasta arriba :)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  31. Bueno uno menos a pendientes, qué le vamos a hacer... jejeje

    ResponderEliminar
  32. No me tiene mala pinta, pero creo que no me aportaría demasiado.

    ResponderEliminar
  33. Holaa!
    No me llama, no es mi estilo -.-

    Un besito

    ResponderEliminar
  34. En alguna ocasión la he tenido entre manos y no sé muy bien porqué nunca me ha atraído especialmente, pero con tu reseña veo este libro de otra forma y probablemente acabe leyéndolo.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. No me llama mucho, no creo que sea de los que atrapen jeje
    Un besito

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!