martes, 16 de octubre de 2012

Violetas para Olivia - Julia Montejo


La familia Martínez-Durango es la más poderoso en San Gabriel. No solo poseen una casa-palacio desde hace siglos sino que poseen la mayor parte de las tierras de la comarca y muchos negocios sumamente prósperos que arrojan mucho dinero a la gran fortuna familiar y que les hace tener el control casi absoluto sobre todo el pueblo.

Debido a la muerte de su tía Rosario, Madelaine, la última descendiente del clan, debe regresar al hogar familiar para solucionar junto a su otra tía, Clara, ciertos asuntos familiares. Se trata de una inspección que hacienda realiza sobre las cuentas de la familia y puede acabar de forma trágica no solo con la ruina económica sino también con pena de cárcel.

Madelaine llevaba varios años manteniendo cierta distancia con todos los asuntos familiares y cuando llega de nuevo a la casa-palacio los recuerdos de un pasado trágico acechan escondidos en cada rincón de la casa.

Además tiene que lidiar con su otra tía Clara, el único familiar que queda con vida después de que la desgracia cayera sobre la familia. Una mujer malhumorada, amargada y dominante que ha contratado un fiscalista para poner en orden las cuentas y documentos familiares que llevan años sin ser controlados.

Pero en esta búsqueda de la verdad saldrán a la luz secretos que llevan años sin ver la luz. Madeleine comenzará a preguntarse si realmente conoce todos los hechos que sucedieron en la familia y provocaron la desgracia a sus miembros.

Mi experiencia con la novela

He disfrutado mucho con la lectura de esta novela aunque le he encontrado ciertas pegas, por llamarlo de alguna manera. Tiene todos los ingredientes que me gustan en las historias. Se trata de una saga familiar donde hay misterio, amor, celos, odio, envidia, redecillas, violencia y que está protagonizado por distintas mujeres muy fuertes y con mucho carácter.

La protagonista de la novela se llama Madeleine, un nombre que aunque queda perfectamente justificado su origen no me pegaba en una historia ambientada en España y poblada de nombres españoles. Me parece que en una historia tiene mucha importancia la elección de los nombres para los personajes porque de entrada ya te ofrecen mucha información sobre los mismos.

Madeleine tiene 36 años y se dedica a ejercer la medicina en un pueblo navarro. Pertenece a una familia muy opulenta y poderosa, los Martínez-Durango, aunque siempre ha renegado de su pasado y nunca le ha interesado ni el dinero ni el poder.

Después de que su madre se marchara y su padre y su abuela murieran trágicamente en un accidente de tráfico cuando ella contaba con tan solo cuatro años fue criada por las dos tías que quedaban con vida, Clara y Rosario quienes además despidieron a todo el servicio que trabajaba en la casa. Dos mujeres muy distintas que llegaron a negarse la palabra entre ellas. Clara era una mujer autoritaria y rígida y Rosario afectuosa y cercana. Fue esta última con quien Madeleine pudo establecer un vínculo maternal.

Madeleine vivió su niñez y adolescencia prácticamente aislada en la casa-palacio, con escasas relaciones sociales y sin saber prácticamente como era el mundo exterior. Con los años se fue alejando de este pasado doloroso que solo trajo infelicidad a todos los miembros de la familia y creó una vida muy distinta en la cual es incapaz de asumir compromisos, ni siquiera comprar una casa y pagar regularmente las facturas. Quiere vivir de forma independiente y sin ataduras sin implicaciones emocionales con otras personas.

Cuando hacienda pone el ojo sobre los bienes de los Martínez-Durango Madeleine, única y exclusiva heredera de la fortuna familiar, se ve obligada a contratar un fiscalista, Jose Luis, para poner en orden y aclarar las cuentas y documentos que no han tenido un registro certero durante años y que nadie se ha preocupado en controlar.

Con la llegada de Madeleine a la casa-palacio el pasado vuelve a estar más presente que nunca. No solo tiene que lidiar con su tía Clara, una mujer que no tiene nada que ver con ella y de quien no guarda muy buenos recuerdos, sino que los recuerdos comienzan a agobiarla y a acecharla tras los muros de la casa.

Los sentimientos, sueños y presentimientos se agolpan en su cabeza. Las figuras de su madre, Inmaculada, su abuela Olivia y su tía Rosario acechan sus pensamientos y comienza a cuestionarse muchas cosas que hasta ese momento había dado por hechas.

A pesar de que la protagonista en esta novela hay otras mujeres que cuya aparición es imprescindible para entender toda la historia. Son mujeres con un carácter muy marcado, fuertes y decidas que no tienen miedo a imponer su criterio. Pero que en el fondo se sienten encorsetadas y con el deber de cumplir con la moral de una sociedad que no se ajusta a ellas o dar explicaciones a un marido que no entiende mas allá de lo poco que ve.

Todo comienza con la bella Olivia, abuela de Madeleine, una mujer que enamorada de un hombre se ve obligada por las circunstancias a casarse con otro. Y fruto de esta unión infeliz nacerá una desgracia que arrastra a toda la familia. Olivia es aparentemente una mujer promiscua, superficial y aparentemente egoísta.

Sus dos hijas son Clara y Rosario, dos mujeres muy distintas entre sí. Mientras clara es autoritaria, recta y dominante, Rosario es una persona amable, dulce y comprensiva. Dos caracteres que llevaran a enfrentar a las hermanas e incluso a llevarse años sin dirigirse la palabra.

Inmaculada es la madre de Madeleine y casada con Rodrigo, el otro hijo de Olivia. Una mujer que no encuentra su sitio en la familia porque no acaba de encajar. Es soñadora y le gusta evadirse entre sus libros para evitar sentirse aislada junto a su familia política.

Para remontarse en el tiempo la autora intercala fragmentos en distintas épocas y lugares por donde los personajes se mueven y van fraguando sus destinos a lo largo de muchos años. Tres generaciones marcadas por la desgracia y que cada uno de ellas guardan sus peores secretos celosamente.

El estilo de Julia Montejo es elaborado y denso en muchas ocasiones. Los primeros capítulos envían muchísima información y a un ritmo bastante rápido y hay que cogerle el compás a la novela para no despistarse. Yo creo que la novela merece una lectura lenta y exige mucha concentración, sobre todo al principio. La prosa es rica en descripciones que destacan sobre los diálogos. Me ha gustado mucho el toque espiritual, místico y onírico que tiene la novela y que le otorga un puntito de magia y fantasía.

Los personajes son en su mayoría, como he dicho, mujeres. Pero mujeres muy complejas con carácter muy marcado. La autora las define perfectamente a lo largo de la novela de forma que es muy fácil ponerles cara a cada una de ellas e imaginar perfectamente su comportamiento.

Es una novela plagada de secretos, amor, redecillas de familia, rencores, rivalidad pero sobre hay un tema que inunda completamente las páginas de este libro. Y es el amor. El amor visto de diferentes maneras y en muchos de sus ámbitos, el amor pasional que siente Olivia, el amor imposible, el amor prohibido, el amor por interés entretejido entre los distintos personajes y ocupando un lugar muy importante en la historia que determina el comportamiento de muchos de ellos.

Conclusión

Me parece muy recomendable para todos aquellos a quienes les apasione la literatura tipo saga familiar y aquellos a los que les guste cotillear entre los secretos de familia.

Es una novela cargada de enigmas por descubrir, protagonizada por personajes atractivos y bien perfilados  y una trama adictiva.

22 comentarios:

  1. Precisamente esta mañana he leído una reseña sobre este libro. Tampoco me cuadra nada el nombre de Madeleine, suena bastante inapropiado en esta historia. No la descarto porque me gustan las sagas familiares y las tramas bien construidas, pero también es cierto que últimamente he leído varias de este tipo y ahora me apetecen otros géneros, pero la tengo muy en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ohhh me ha encantado tu reseña! Claro que me la llevo apuntada! con lo que me gustan las sagas y los secretos de familia!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustó muchísimo. Es una historia muy bien escrita, una saga familiar interesante y con un ritmo trepidante.

    Un besito y feliz martes.

    ResponderEliminar
  4. La leí hace más de un año y me encantó. Me da pena que no sea excesivamente conocida porque, en mi opinión, se merece estar en la lista de los más vendidos. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Parece una historia que llega al lector a causa de sus protagonistas femeninos, con un carácter marcado. Y, veo que no sólo tu reseña, sino también los comentarios de los lectores que ya han pasado por aquí, la convierten en una novela recomendable. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Desde que se publicó le tengo muchas ganas a este libro, a ver si por fin puedo leerlo porque creo que podría gustarme mucho. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que te haya gustado. Recuerdo que me llamó la atención este libro cuando salió pero después, tras tanta reseña en los blogs, acabé aborreciéndolo. Así que de momento sigo sin ganas de leerlo, la verdad.

    bsos!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó la novela y con ella conocí a una gran escritora. Me vuelven loca las sagas!!!!
    Felicidades por la reseña, es estupenda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tengo muchas ganas de leerlo, al igual que a ti me encantan las sagas familiares y de esta he visto varias recomendaciones, también me gusta los elementos de fantasía, oníricos... que recuerdan a las novelas de realismo mágico
    besos

    ResponderEliminar
  10. Buena reseña!
    Lo tengo apuntado ya en la lista de pendientes, creo que puede gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. A mí ese "toque espiritual, místico y onírico" que mencionas me echa un poco para atrás, la verdad.
    Besines,

    ResponderEliminar
  12. Llevo tiempo detrás de su lectura. Me atrae bastante. Besos

    ResponderEliminar
  13. Me gustan las sagas familiares y dices que los personajes están bien perfilados y que son interesantes. He dicho por ahí muchas veces que me apetece una saga familiar porque hace tiempo que no leo ninguna así que esta novela puede ser una buena candidata. Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. ¿Sabes que la autora me dio clase? No voy a comentar nada acerca de lo buena o mala profesora que era porque no viene al caso. Supongo que en parte por conocerla me llama mucho la atención. Llevo detrás de ella meses y aún no la he podido conseguir. Seguramente me quede sin leerla, a este paso. Eso de que si me gustan las sagas familiares y los secretos de familia, me va a gustar, se traduce en que no me arriesgaría con esta si la leyera: es uno de mis géneros favoritos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la literatura de saga familiar, pero de vez en cuando. El último que leí de este género fue Cien Años de Soledad, de García Márquez y estoy dispuesto a repetir con él con El Amor en Tiempos de Cólera.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabas de nombrar mis dos novelas favoritas que he leído en varias ocasiones y que volveré a leer. Yo las recomiendo sin duda

      Eliminar
  16. No paro de leer buenas reseñas de esta novela. Porque aunque le hayas puesto alguna pega, tu valoración general ha sido buena. Y con lo que me gusta una buena saga familiar, este libro lo tengo que leer sí o sí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Me lo han recomendado algunas veces y le tengo muchas ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. No se, no se, creo que hay algo en esta historia que creo que se me haría pesada.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me gustan mucho las sagas familiares, así que me la apunto sin duda que has despertado mi curiosidad.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por la reseña. Al leer la reseña me ha entrado mucha curiosidad asi que me lo apunto:)

    ResponderEliminar
  21. Madre mía, yo ya no sé si seguir apuntando libros en la lista o no porque estoy agobiadísima con la lista de espera...

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!