viernes, 4 de enero de 2013

La viola de Tyneford House - Natasha Solomons


Nos encontramos en Viena en la primavera de 1938. La familia Landau prepara su forma de salir del país ante el peligro inminente que suponen los nazis para los judíos.

 Anna, una conocida y reconocida cantante de ópera espera poder conseguir los  visados para viajar a América junto a su marido Julián, un novelista de vanguardia, mientras a sus dos hijas les esperan distintos destinos. Margot, la mayor, también se prepara para huir a América junto a su marido. Pero para la joven Elise la única solución es ofrecerse como empleada de servicio doméstico en Inglaterra.

 El anuncio en el periódico que la joven ha publicado le lleva a ocupar un puesto en la mansión Tyneford, un lugar con unas estrictas normas de comportamiento y una marcada jerarquía en cuanto a los trabajadores de la casa.

 Elise que siempre ha sido cuidada y mimada por su familia tendrá que abandonar a su familia y su hogar para convertirse en una doncella.  A su llegada a la mansión no solo desconoce el idioma y las costumbres inglesas sino que deberá levantarse muy temprano y aprender a realizar todas esas tareas propias de su nuevo status social. Además tendrá que lidiar con los recelos, envidias y humillaciones del resto del personal de la casa que saben que no es uno de ellos.

 Mientras descubre el amor intentará por todos los medios conservar los escasos lazos que le unen a su familia. Uno de ellos es un manuscrito escondido en una viola que le entregó su padre antes de marcharse de su hogar.

Mi experiencia con la novela 

“Cuando cierro los ojos veo Tyneford House. En la oscuridad, al tumbarme a dormir, veo la fachada de piedra de Purbeck en el resplandor de última hora de la tarde. La luz del sol destella en las ventanas de arriba y el aire está cargado de un aroma de magnolia y sal. La hiedra trepa por la arcada del porche, y una urraca picotea el liquen que cubre las losas de piedra caliza del suelo. Despide humo una de las grandes chimeneas, y las hojas de la avenida de tilos sin cortar tienen un verde de mayo y sus sombras hacen dibujos en el camino de entrada. Todavía no hay hierbajos que asomen en las hileras de lavanda y tomillo, y el césped es terciopelo segado que se extiende en tiras muy verdes. No hay marcas de disparos agujereando el antiguo muro del jardín, y las ventanas del salón están abiertas de par en par; los cristales no están destrozados por los bombardeos. Veo la casa como era entonces, aquella primera tarde”

Este es el comienzo de La viola de Tyneford House, una novela preciosa que llegó el mes pasado a mis manos. El gran valor de la misma es que es capaz de hacerte soñar con otro lugar y otro tiempo. Una novela en la que sus páginas tienen un sabor agridulce y que juega constantemente con las emociones del lector.  Es capaz de transmitirte tantas sensaciones a lo largo de su lectura para al final dejarte con una increíble sensación de paz tras terminarlo.   

La historia está narrada en primera persona y retrospectiva por la protagonista de la historia, Elise, una judía vienesa que con diecinueve años tras la llegada de los nazis al poder debe despedirse de su familia y refugiarse en una mansión inglesa convertida en doncella.  

De ser una niña rica, mimada y consentida pasa a ser una trabajadora sin mayores concesiones que no acaba de encontrar su lugar en la casa. Elise se ha criado con servicio doméstico y ciertos lujos y ahora es ella quien debe servir a los señores de la casa. Debe aprender a madrugar, limpiar correctamente la plata, encender las chimeneas y atender las necesidades de otros antes que las suyas propias. El resto de la servidumbre de la casa es muy consciente de que Elise no pertenece a su mundo y no le pondrán nada fácil su estancia en el lugar.

El resto de su familia pretende huir a América para librarse de la situación en su país. Margot, su hermana, lo consigue sin problemas pero sus padres deberán hacer frente a la realidad en espera de unos visados que no acaban de llegar. La guerra cada día se convierte en una amenaza más real y más cercana y todos temen el momento de su declaración.  

Mientras Elise sufre la ausencia de su familia y sueña con reunirse con ellos al otro lado del mundo también tendrá la oportunidad de conocer el amor. Un amor que a la vez que le causa felicidad no es capaz de hacer que su corazón sea completamente dichoso porque en él hay un espacio vacío imposible de llenar. Con la llegada de la guerra incluso a Tyneford, un lugar casi aislado del resto del mundo, sus miedos comienzan a crecer y todo a su alrededor comienza a cambiar de forma que hasta la propia Elise ya nunca volverá a ser la misma.  

Al tener este libro entre las manos uno puede pensar que es otra de tantas novelas ambientadas en la segunda guerra mundial. Pero en esta historia no encontraremos batallas, persecución de judíos, ni guetos. La viola de Tyneford House es la historia de Elise y como afectó la guerra a su vida. En ella podemos ver cómo va cambiando la vida de los personajes según las circunstancias y todo aquello que tienen que hacer para adaptarse a las nuevas condiciones. 

Como os decía al principio esta es una novela agridulce, porque mientras sentimos y presenciamos como Elisa conoce el amor, también sufrimos con ella por sus padres atrapados en su país en el que se persigue y maltrata a los judíos. La información que tenemos sobre ellos a lo largo de la novela es muy escasa y a través de las pocas cartas que Elise va recibiendo.

Los personajes de esta novela son de esos que es imposible no tomarles cariño inmediatamente. No solo a los que aparecen en la novela como Elise, Kit (el niño rico) o el Señor Rivers (dueño de la mansión) o el señor Wrexham (el mayordomo inglés recto y estirado) sino también a toda la familia Landau a quienes conocemos a través de los recuerdos de la protagonista (sus apariciones finalizan en los primeros capítulos). A grandes rasgos la mayoría de ellos están perfectamente definidos por su comportamiento (siempre narrado desde el punto de vista de Elise) aunque será a la protagonista de la historia a quien conoceremos con más detalle. Sus sentimientos en cada momento y su forma de pensar están muy presentes a lo largo de la novela. La autora ha sido capaz de infundirle mucha vida al personaje, que como os digo, imposible no querer desde un principio. Sus pensamientos en ocasiones son muy divertidos y algunas de sus peripecias son capaces de arrancar una leve sonrisa en el lector pero sobre todo infunden mucha ternura.  

A la joven Elise no le queda más remedio que madurar con el paso de los años. Las tareas que le son asignadas y sobre todo la preocupación que siente por su familia le llevan a evolucionar enormemente. Pero también cambio algo en ella cuando conoce el amor. Al comienzo de la historia es tan solo una niña mimada y caprichosa que solo sabe quejarse y termina por convertirse en una mujer fuerte con capacidad de adaptación.

Me ha sorprendido al terminar la novela y gracias a una nota de su autora que tanto el entorno como el personaje de Elise están inspirados en la realidad. El pueblo de Tyneford es una recreación de un pueblo fantasma situado en la costa de Dorset llamado Tyneham (es el que aparece en la imagen). Fue un lugar apartado del resto del mundo y casi secreto que contaba con una de las más bellas mansiones isabelinas. Después de ser habitado durante mas de mil años el gobierno requisó todos sus terrenos y los dedicó al entrenamiento del ejército. En la actualidad se conservan algunas de sus ruinas.

Así mismo, el personaje de Elise está inspirado en la tía abuela de la autora, Gabi Landau, que tuvo que huir y refugiarse junto a una familia inglesa como cuidadora de niños en 1930 ayudada por su hermana con quien no volvió a reunirse hasta 30 años mas tarde. Como muchas otras jóvenes judías perdió todos sus privilegios y pasaron a servir a otras personas. 


Una de las cosas que me han gustado especialmente de la novela, a parte de la historia en sí, es la magnífica recreación que en ella se hace de los ambientes en que transcurre la novela. La vida en la mansión está perfectamente retratada. La jerarquía y el ambiente entre los criados, las costumbres así como la encorseta educación inglesa que marcaba todo comportamiento. La rectitud del mayordomo de la casa que en su afán de mantener la impecabilidad  del servicio insiste en que los señores nunca deben ver como se arreglan las estancias y parezca arte de magia o la envidias entre los trabajadores por alcanzar un determinado puesto o la ceremonia para tomar el té diariamente independientemente de lo que alrededor ocurra. Unas condiciones estrictas y rigurosas donde las apariencias priman sobre los sentimientos.

 A través de las maravillosas descripciones del lugar se percibe claramente el amor que la autora siente por esta tierras, sobre todo por el entorno natural. Son sencillas pero cuidadas y hermosas. Cada lugar, cada escenario se manifiesta en nuestra mente con asombrosa claridad.

La novela está narrada en primera persona a través de Elise. Comienza con un recuerdo de la protagonista que vuelve atrás en el tiempo para hacernos participes de lo que vivió en ese tiempo. Como una especie de memorias. La prosa resulta sobre todo muy cercana e intima, amena y encantadora con cierto toque de musicalidad y lirismo. 

Conclusión

 La viola de Tyneford House esconde una historia capaz de emocionar al lector. Alegre y triste a la vez , Natasha Solomons mezcla con gran destreza momentos de felicidad, llenos de romanticismo o ternura con otros en los que los personajes deben enfrentarse a situaciones muy duras y complicadas.

 Una historia que permanecerá claramente en la mente del lector durante mucho tiempo.

** Gracias por el ejemplar a:




 

30 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo el libro, la autora escribe muy bien y la historia de amor me emocionó, sin embargo mi ejemplar estaba lleno de erratas y eso le quita puntos al libro. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El comienzo recuerda mucho a Rebeca y el argumento a Downton Abbey.

    ResponderEliminar
  3. Tiene toda la pinta de ser una gran historia. La verdad es que tengo muchas ganas de empezarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. qué buena pinta tiene, lo tengo pendiente en la estantería y espero leerlo pronto
    besos

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo en la estantería, así que me leo esta reseña en diagonal. Espero hacerle un hueco pronto. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Justo me lo empezaré hoy,así que a ver si me gusta ^^
    besos

    ResponderEliminar
  7. Yo a esta historia no supe sacarle jugo... Me dio una pena. Besos

    ResponderEliminar
  8. No conocía esta obra.
    Gracias por tu reseña y por presentármela.
    Besindios.

    ResponderEliminar
  9. Qué suerte que te lo hayan enviado yo quiero tenerlo :) estoy segura de que a mi tb me iba a gustar mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Todavía no sé qué hacer, hay reseñas de todo tipo, me imagino que si cae en mis manos la leeré pero sino tampoco iré a por ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mí me encantó de principio a fin. Lo que no me gustó como dicen arriba es que las faltas de ortografía hacían su aparición de vez en cuando... ¬¬, pero el libro precioso y digno de recuerdo. Está entre mis mejores lecturas de 2012 :)

    1 beso ^^

    ResponderEliminar
  12. Estupenda reseña, no sabía nada del libro y entre la sinopsis y tus impresiones me han dado unas ganas tremendas de leerla, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Es increíble la de cosas que van saliendo situados en esta época! A mí siempre me ha llamado la atención y ésta novela sé que me gustaría. A ver si la consigo
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola!!! :D

    Es un preciosidad de libro, me encantó ^^

    Gracias por la reseña, está genial, ¡¡me ha gustado saber tu opinión!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Tengo unas ganas de leer esta novela, sin razón aparente en principio, desde la primera vez que la vi... es un antojo literario en toda regla. Encima leo reseñas tan entusiastas que me lo ponen difícil para no caer en sus páginas. Por lo menos esperaré a que pasen los reyes, que seguro que algo cae literario y ya estoy acumulando demasiado, si consigo quitarme unos pocos este será el siguiente, jejeje. Besos

    ResponderEliminar
  16. Esté teniendo muy muy buenas críticas. A ver si le puedo hacer un hueco este año pero con tantos pendientes no sé yo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué buena reseña! Ya le tenía echado el ojito a este libro. Así que me dejas con unas ganitas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Espectacular reseña, ya me llamó la atención y lo tengo en el punto de mira, esa mezcla de sentimientos es lo que más me llama la atención así que ya te diré.

    **offtopic*+ Me ha llegado el libro de Sarah Lark y le he hecho una foto y la he puesto en twitter y en facebook, no sé si las has visto. Mil gracias. Un beso :)

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado tu reseña y el libro. Lo había tenido un par de veces en la mano, pero nunca me arranqué a comprarlo. Ahora le haré un huequito en mi libros pendientes de comprar.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  20. Una reseña genial, parece que empieza a llamarme la atención el libro...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. que buenaso tu experiencia con esta novela . lo ley todo yo y me gusto a mi tambien al leerla. saludos!

    ResponderEliminar
  22. Muy buena reseña.
    Tengo muchas ganas de leerlo desde que lo vi comentado en un foro, lo ponían también fenomenal =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Sólo leo buenas opiniones sobre la novela! Y encima tanto la sinopsis como la época en la que transcurre me llama mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Ya he leído varias opiniones sobre esta novela y cada vez me llama mas la atención!!
    Saludosss

    ResponderEliminar
  25. Con las primeras opiniones que leí de esta novela ya me llamó la atención. Los ambientes que recrea, la protagonista y que esté inspirado en hechos reales me atrae mucho. Tu reseña me deja con más ganas aún. Creo que no tardará en caer en mis redes.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado el post, cualquiera no se lee el libro después de lo bien que hablas de él. Lo buscaré sin duda. Muchas gracias!
    Me gusta también tu blog, me quedo por aquí jeje
    Besos!
    LIM
    laseternaspalabras.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  27. Qué ganitas le tengo a esta novela. Me encantan los libros ambientados en esta época y que transmiten infinidad de sensaciones y emociones.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Es la segunda reseña positiva que leo sobre esta autora y la tengo apuntada, aunque la mezcla de nazis y romance no es de mi gusto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!