viernes, 11 de enero de 2013

Una familia feliz - David Safier


La familia Van Kieren no está pasando por su mejor momento. Cada uno de sus miembros se encuentra frustrado de una manera diferente y es incapaz de sentirse a gusto con los demás. Emma, la madre, roza la cuarentena y es la propietaria de una pequeña librería infantil que está a punto de irse a pique. Frank es el padre que tiene un trabajo que le absorbe demasiado y no le aporta nada. Ada es una adolescente que pasa por un momento complicado. La comunicación con sus padres está completamente rota, en el instituto apenas aprueba  y está empeñada en conseguir que el chico que le gusta le haga caso. Y el más pequeño de la familia, Max, es un muchacho introvertido que tiene dificultades con las relaciones sociales y prácticamente vive aislado en su mundo.

Pero no todo acaba ahí, porque tras una fiesta y gran discusión todos los miembros de la familia son hechizados por una bruja y se convierten en monstruos: una vampira, Frankenstein, la momia y el hombre lobo. Y es a partir de este momento cuando la familia se embarca en un precipitado y accidentado viaje para buscar la fórmula que les permita volver a ser quienes eran.

Mi experiencia con la novela

El escritor alemán David Safier se ha convertido en un conocido escritor de historias de humor. Desde que nos sorprendió con su ópera prima, Maldito karma, ha ido repitiendo una y otra vez esta fórmula que tantos libros le ha hecho vender. Los lectores han aceptado de maravilla sus publicaciones y la que es su cuarta novela, Una familia feliz, vuelve a presentar una historia imposible llena de fantasía y narrada, como siempre, en clave de humor.  Su siguiente novela, Muh!, ya ha visto la luz en Alemania, su país natal, y seguro que dentro de unos meses la encontraremos en las estanterías Españolas.
Las propuestas de David Safier no sólo son ideales para desconectar y evadirse sino que además suelen contener como trasfondo un tema delicado que invita al lector a reflexionar. Si las dos primeras giraban en torno al tema religioso, en esta ocasión el eje principal es la familia. Temas siempre muy tradicionales.
Si en sus novelas anteriores apostó siempre por una protagonista femenina, en este caso son cuatro los personajes principales en esta novela y alrededor de los cuales gira la historia. Cuatro miembros de una familia que están prácticamente enfrentados entre sí. Por diversos motivos, ya sea rutina, trabajo o desidia cada uno ha decido emprender un camino distinto al del resto. Pero cuando una bruja les convierte en monstruos la familia deberá permanecer unida para deshacer el hechizo.  Los cuatro emprenderán un largo viaje en el que quedará patente que ya no son una familia feliz.
Además viajarán acompañados de Cheyenne, una anciana que ha vivido mucho y Jaqueline, la típica abusona del instituto. En el camino se enfrentarán a problemas de diferente índole, situaciones disparatadas e incluso deberán conocer a otros monstruos.
Como os he dicho antes, Safier vuelve a emplear la misma técnica para narrarnos la historia. Sigue sin complicarse en cuanto al estilo de la prosa. Sencilla y directa aunque no por ello resulta simplona. Los diálogos abundan y se caracteriza sobre todo por su  agilidad y la gran cantidad de acción que conlleva la historia. Todo el relato está salpicado de situaciones disparatadas, imposibles y grotescas por las que tienen que pasar los protagonistas y que son el alma del relato. Cada uno de los capítulos en los que se divide la historia está narrado por los distintos personajes por lo que no sólo tenemos distintas visiones de los hechos sino que en todo momento sabemos cómo se encuentran los personajes y que va pasando por sus cabezas.
Al igual que hizo en Jesús me quiere se introducen a lo largo de la historia algunos dibujos que ilustra varias de las escenas y que considero son lo mejor del libro.
Aunque el desarrollo de la historia es totalmente surrealista, sus personajes, al menos lo que representan en torno al eje familiar, son modelos con los que más de uno se podría identificar. Con un estilo de vida y una problemática que se encuentra a la orden del día. En ninguno de sus libros de Safier se hace un profundo análisis psicólogo de ellos pero tampoco es necesario porque sabe infundirles la chispa necesaria para que el relato funcione. Son sarcásticos, descarados y con mucho desparpajo.
Maldito karma y Jesús me quiere me parecieron un soplo de aire fresco en la literatura del momento y su lectura incluso me arrancó alguna sonrisa que otra. Pero quizás sea porque el factor sorpresa y la frescura han desaparecido o porque no he cogido esta novela en el momento adecuado que su lectura no me ha dejado una impresión igual de positiva.

En el desarrollo del libro todas las situaciones que se producen me han parecido más forzadas y no tan hilarantes ni tan divertidas como las que sucederían en sus predecesoras. De hecho el libro no me ha procurado tantas sonrisas como cabría esperar. Sigue siendo una historia entretenida y divertida pero el nivel de humor me ha parecido bastante más bajo que en las primeras. Si las anteriores las leí en apenas un par de sentadas en esta ocasión he necesitado algo más de tiempo para finalizar la historia.
No es que la novela no me haya gustado, que en cierto modo, sí que lo ha hecho. El argumento me parece muy original y su lectura resulta divertida y me sigue pareciendo una buena opción a la hora de intercalarlos entre libros más extensos o de temática más complicada. En ella se sigue haciendo gala del buen humor y buen rollo que caracterizan todas sus obras pero me ha costado más encontrar su lado humorístico.
 A la vez es una historia que trata como trasfondo un tema muy serio. Los conflictos familiares que enfrentan a sus miembros. En ocasiones porque la comunicación se complica debido al estrés o el poco tiempo disponible, los conflictos con los adolescentes o la falta de seguridad que afectan

En el último tramo la novela se vuelve algo repetitiva, previsible y el interés argumental comienza a decaer para llegar a un final demasiado dulzón y evidente. Ninguno de sus libros se libra de la moralina final.
Conclusión
Una familia feliz ha sido una pequeña decepción para mí. Quizás esperaba algo más de la novela o quizá no era el momento adecuado. Me parece una novela recomendable para aquellos que disfrutaron con sus novelas anteriores.

Situaciones imposibles, disparatadas, humor, ironía y desparpajo es lo que encontraremos en esta novela aunque, para mi gusto, en dosis más comedidas que en las anteriores.

15 comentarios:

  1. Leí "Maldito Karma" y para mi gusto era para pasar el rato y ya ni me acuerdo del final, pero si me dices que era mejor que este..... creo que pasaré de él.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. a mi me ha hecho reir mucho con maldito karma y jesús me quiere, así que si dices que es recomendable para quien ha disfrutado de ellos, me apunto este ¡gracias!
    Ale.

    ResponderEliminar
  3. No es la primera reseña que leo que la pone...que ni fu ni fa...como tengo dos suyas en casa sin leer por ahora no creo que me haga con el jeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. owo me alegro que lo hayas recibido.
    tu blog es interesante :) te sigo

    ResponderEliminar
  5. yo tengo en casa pendiente de leer Maldito karma por lo que empezaré por ese, aunque este la verdad es que no me llama demasiado
    besos

    ResponderEliminar
  6. No se que me pasa con este autor que me resisto a descubrirlo. Me cuesta decidirme porque... no tengo motivo en realidad, simpelemnte me ha entrado mal "a la vista"
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me leí "Yo, mi, me contigo" y la verdad es que disfruté con ese Shakepseare intercambiado, supongo que de continuar será con Maldito Karma. Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que yo tengo ganas de leer algo más de este autor, ya que solo me he leído "Maldito Karma". Creo que optaré por "Yo, mi, me contigo"!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. A principios de 2012 me apetecía mucho leer a Safier porque tenía entendido que sus historias eran hilarantes... Pero cada vez me voy topando con reseñas menos entusiastas que me desaniman a darle una oportunidad; quizás el suyo no sea un humor para mi... Lo cierto es que ya no le tengo tantas ganas como antes. Siento que no te haya llenado. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Tienes un premio en mi blog.
    Pásate a recogerlo cuando puedas.
    Besindios.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Pues yo me leí "maldito karma" y a mi no me gustó. La verdad es que no sabía que me iba a encontrar, no había leído mucho sobre el libro, sólo sabía que era número uno en ventas en aquella época y para mi gusto me encontré con un libro infantil. Lo vi muy simple, la verdad. Eso no quita que te lo leas del tirón porque está escrito de forma muy sencilla. Este no creo que lo lea pero gracias por el post.
    Besos!

    laseternaspalabras.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Me gusto la primera novela que leí y estoy descubriendo que sus libros tienen comentarios diversos así que tendré que tendré que leer por mi cuenta para dar yo mi versión.

    ResponderEliminar
  13. Yo no me he estrenado con este autor, pero me identifico con lo que has experimentado, así que no escogeré este libro para empezar con él.

    ResponderEliminar
  14. He terminado de leer Una Familia Feliz, y aunque no me gusta tanto como Maldito Karma, me parece una novela muy divertida y fácil de leer. Creo que voy a seguir leyendo a David Safier porque me divierte mucho.

    ResponderEliminar
  15. Había pospuesto comentarte la entrada porque fue uno de mis regalos de reyes, pero ahora que lo he leído aquí estoy! jeje.
    Yo he disfrutado bastante con el libro, me ha entretenido, que es más o menos su cometido no? Realmente no es un libro de nobel, pero a mí me ha gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!