martes, 11 de abril de 2017

Pequeñas historias de ellas - Magdalena Albero Andrés



Título: Pequeñas historias de ellas
Autora: Magdalena Albero Andrés
Publicación: Editorial maLuma, febrero de 2017
Páginas: 289

Atenas, Estambul, Londres, México, Taormina, Toronto… son algunos de los escenarios donde ocurren estas historias. Presentan momentos de cambio, íntimos o públicos, que muestran el acontecer de una vida. Hablan de libertad, de soledad, de nostalgia, de esperanza, de distintas formas de amar, de vida y de muerte. Recogen las voces de madres, de emprendedoras, de mujeres que se arriesgan, que denuncian, que crean, que cambian de país o de modo de vida, que descubren secretos, que sobreviven a la adversidad, que son capaces de imaginar presentes y futuros diferentes. Son las voces de treinta y seis mujeres de distintas edades, que viven en lugares y momentos históricos diversos. Mujeres anónimas en Europa y América han inspirado estos relatos, y dos de ellos recogen la peripecia vital de personajes históricos injustamente olvidados o poco reconocidos.

Mis impresiones
                      
A Magdalena Albero Andrés la conocí con su primera novela Los caminos del mar. Una obra de carácter histórico en el que seguíamos las aventuras y desventuras de Irene, una mujer muy valiente en la Grecia del siglo III a. C. Su nuevo trabajo, del que hoy os voy a hablar es muy diferente.

“Recuerdo que aquella mañana había visto la mancha amarilla y brillante del primer narciso de la temporada, todavía rodeada de nieve”
 (Página 137)

Pequeñas historias de ellas es un libro que agrupa una colección de treinta y seis relatos muy breves dedicados a las mujeres. Ellas son las protagonistas de estos textos que pueden narrar sensaciones, vivencias o recuerdos. Y sus personajes son muy muy variados. Desde mujeres que añoran, mujeres que desear cambian sus vidas, madres amorosas o madres despegadas, hijas, amigas, prostitutas, detectives, empresarias, mujeres sumisas, cazadoras que al final son cazadas, mujeres que callan, mujeres que se van de la lengua, mujeres que lloran y otras que ríen, mujeres que miran con miedo el paso del tiempo…  En definitiva mujeres que ven la vida en diferentes colores.

“Hasta hace muy poco no se me había ocurrido pensar que las vidas de las personas pudieran asociarse a un color determinado, pero de pronto surgió la idea. Fue hace una semana, cuando me visitó una vez más Cynthia, la mujer ya octogenaria con la que me une una amistad de muchos años”
 (Página 219)

Lo cierto es que en este libro caben muchísimas figuras femeninas, de diferente edad y condición, que representan diferentes modelos de vida y de conducta. Algunos de ellos elegidos, otros impuestos. Son personajes a los que la autora humaniza otorgando un nombre y en ellas muchas personas podrán reconocerse o reconocer a personas de su entorno. Dada la extensión del libro y de los relatos (la mayoría tienen tan solo tres o cuatro páginas) sus personajes no están retratados con profundidad. No es el objetivo de esta historia.

Difícilmente encontraremos en la vida real dos personas que hayan vivido lo mismo. Las circunstancias que experimentamos cada uno de nosotros van perfilando y modelando nuestro interior. Como les sucede a algunos de estos personajes. Magdalena Albero se ha inspirado en mujeres de Europa y América para contárnoslos. Y de esta forma cada uno de estos relatos está ambientado en lugares tan diferentes como Toronto, Atenas, Londres, Manhattan o Estambul. Y ella solo narra. No entra a valorar si sus actos son moralmente correctos. Quizás quiera dejar esta elección al lector.

Un relato que me ha parecido muy especial ha sido Los hijos de Berta, en la que su protagonista nos habla de las diferentes etapas que ha vivido con sus hijos a través de su olor. Me ha resultado una manera original de ir describiendo el crecimiento. El olor a papilla, el de la colonia infantil, los cereales del desayuno, el olor de los cuentos de la noche… sin duda este se me ha quedado grabado.

En La decisión de Alison conocemos la historia de esta mujer que viajando por Italia decide no volver a su hogar en Toronto, en donde están sus hijos. Y lo que al principio puede parecer una decisión egoísta (quizás una piensa que esta mujer está harta de todo) termina por ser un acto de amor para evitar un sufrimiento a sus hijos.

En La indiscreción de Marta conocemos a una mujer que mantiene una relación con un hombre casado. Un mujeriego que colecciona amantes. Sin embargo será una de las indiscreciones de Marta la que le lleve a un destino insospechado.

En María la emprendedora conocemos a una mujer con una gran capacidad para reinventarse. Por muy adverso que se ponga su futuro siempre tiene una idea para sacar su peculiar negocio a flote. Y es que es difícil que una funeraria deje de tener clientes.

Paquita y los reyes magos es una misiva en la que una anciana hace algunas peticiones un poco especiales dirigidas a sus majestades. Ella es consciente de su edad pero tiene un enrome deseo de vivir.

Dos de estos textos hacen referencia a dos personajes históricos poco reconocidos (y particularmente tampoco había oído hablar de ellos). Uno está inspirado en una mujer llamada Teodora que fue en siglo V a. C. la emperatriz de Bizancio al ser la esposa del emperador Justiniano.  El ´título del relato es La última carta de la emperatriz y  es un texto muy onírico.

La noche de Camille se inspira en la vida de Camille Claudel, una escultora francesa del siglo XIX, que se encuentra encerrada en un mísero lugar donde se siente invisible.

Y estos relatos tienen diferentes narradores, diferentes estructuras y como he dicho, están ambientados en diferentes países y diferentes épocas. Lo que sí tienen en común todos ellos es el estilo cuidado y sensitivo con el que su autora nos los relata. La mayoría de ellos están impregnados de emociones y se las transmiten al lector. Otros resultan curiosos o ingeniosos, otros sorprenden por su final. La maternidad, la infidelidad, el sacrificio, la intolerancia hacia lo desconocido, el miedo… Hay muchas experiencias que caben en estos relatos que no son más que dibujos de vidas enteras muy resumidas. Algunos no nos van a dejar todas las respuestas que necesitamos pero siempre te quedan con una buena sensación.

Conclusión

Pequeñas historias de ellas es uno de esos libros muy amenos y entretenidos que cuenta con una temática que me ha parecido muy atractiva. Uno de esos libros que puedes disfrutar poco a poco (al menos yo los relatos los suelo leer así) y cuyos relatos te van dejando diferentes sensaciones. Condensado y con enjundía.

15 comentarios:

  1. Seguro que está muy bien, pero los relatos cortos no es lo mío...

    ResponderEliminar
  2. Pues no...con este no me animo seguro.

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy de leer este tipo de libros de relatos despacio y con paciencia, seguro que la disfrutaría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este lo voy a dejar pasar. Los relatos y yo...
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que no soy de leer relatos pero de vez en cuando, los disfruto, sobre todo cuando tienes poco tiempo para leer y te da lo suficiente para leer estas pequeñas historias :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. A mí me gustan mucho los libros de relatos, pero este no acaba de llamarme la atención, no sé por qué... no lo descarto, pero de momento lo dejo un poco en la reserva.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  7. No soy de relatos, no suelo disfrutarlos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de esta autora, pero me atrae más su anterior novela porque a mi los relatos me saben a poco. Besos

    ResponderEliminar
  9. Uy pues ni conocía a la autora ni sus títulos.
    A mí no me importan los relatos para "de vez en cuando" pero no me atrae especialmente.
    Gracias, en cualquier caso.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No suelo animarme con los relatos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No me acaba de convencer, no sé dónde quiere ir a parar y los relatos tan cortos me dejan un poco perdida.

    ResponderEliminar
  12. Me suelen gustar mucho los relatos, así que este libro me lo llevo apuntado. Me ha llamado mucho la atención Los hijos de Berta.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  13. Esta vez no me llama. Los relatos me cuestan bastante.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A mí sí me gustan los relatos pero no acaban de atraerme esta vez, a pesar de tu buena opinión 😊

    Besitos 😚

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!