miércoles, 21 de diciembre de 2016

El albergue de las mujeres tristes - Marcela Serrano



Título: El albergue de las mujeres tristes
Autora: Marcela Serrano
Publicación: Alfaguara, octubre de 2016
Páginas: 328

Floreana, historiadora joven, más bien retraída, llega a un albergue sui generis en la isla de Chiloé. Allí, en medio de los paisajes del sur profundo chileno, acuden mujeres diversas para curar las heridas de un dolor común: el desamor de los hombres.

Si bien la incapacidad afectiva masculina parece ser, para ellas, la clave del desencuentro, la autora da voz -por primera vez- a un punto de vista masculino: el médico del pueblo, un santiaguino autoexiliado en la isla, que arrastra sus propias heridas.

Ambivalentes, reprimidos en el sexo, vacilantes en el compromiso amoroso, los hombres sienten miedo frente a la autonomía que las mujeres han ganado. Mientras tanto, en ellas crece la insatisfacción, el «mal femenino» de este fin de siglo.

Mis impresiones

La tristeza es un sentimiento universal que todos experimentamos en alguna ocasión (y si hay alguien que no lo conoce es una persona muy afortunada). Puede ser un momento fugaz o más duradero en el tiempo de forma que se convierta en un modo de vida. Y los motivos pueden ser tan variados como personas existimos, incluso puede que no venga dada por ninguno en especial. Lo cierto es que una sensación desagradable de la que todos queremos desprendernos porque nos impide disfrutar de las cosas o personas que tenemos a nuestro alrededor. Y esto a veces no es tarea sencilla. Sobre la tristeza ha construido Marcela Serrano, escritora chilena, El albergue de las mujeres tristes. Una novela que escribió en 1997 y que Alfaguara recuperó e incorporó a su catálogo en el pasado mes de octubre.

“El amor se ha vuelto un objeto esquivo: fue la última ráfaga en la mente de Floreana Fabres mientras leía Bienvenidos en un largo letrero a todo lo ancho del camino. El destartalado autobús cruza la entrada del pueblo y ella mira por la ventanilla: la sorprende el brillo del azul. Floreana había olvidado completamente el cielo. ”

La novela comienza cuando Floreana Fabres, una joven historiadora, llega a un albergue en la isla de Chiloé. Allí se encontrará con otras mujeres de diferente naturaleza y condición que tienen el mismo objetivo que ella: desintoxicarse y olvidarse de la tristeza que les domina. La mayoría quieren curarse del dolor que les provoca el no sentirse queridas.

Allí entre conversaciones, risas, llantos se intentarán desprenderse del sentimiento de soledad y superar el desamor que viven. Compartirán sus vivencias, contarán sus heridas para intentar sanarlas y se darán cuenta de que el dolor no algo exclusivo.

Con este punto de partida la autora aprovecha para evaluar el papel de la mujer actual enfocado a su relación con respecto a los hombres. Marcela Serrano nos habla de mujeres que ya no quieren ser esposas perfectas, que no quieren desempeñar el papel de “madres” de sus parejas (aun existiendo todavia esas mujeres que incluso visten a sus hombres), su objetivo ya no es la maternidad, ni quedarse en casa sino que necesitan una entidad propia y aspiran a ser iguales. Un concepto que creo que está claro pero que aún queda mucho por conseguir al completo. Pero ¿Qué precio tienen que pagar estas mujeres?

Lo cierto es que vivimos en un momento complicado. Desempeñar el papel de madre y esposa está catalogado como una costumbre anticuada y, sin embargo, tampoco resulta tan fácil compaginar una vida laboral, por ejemplo, con la familiar. Al menos en nuestro país. No solo hablo de conciliar sino que también me refiero a los clichés habituales, a lo que nos toca asumir y de lo que no se concibe que nos desprendamos.

Marcela Serrano nos plantea que una de las consecuencias de esta evolución de la mujer en la sociedad es el desamor. El precio de este cambio de rol es la soledad. Al lado de una mujer más segura de sí misma, más fuerte, más independiente puede haber un hombre incapaz de asumirlo. Hombres que aún se han educado en una idea del matrimonio más tradicional. A parte de las relaciones amorosas son otros los temas que va a ir tocando en El albergue de las mujeres tristes como la insatisfacción, la falta de autoestima o el sentimiento de fracaso.

Aunque este tema puede resultar un tanto tópico, ya que damos por hecho que a día de hoy mujeres y hombres somos iguales, yo creo que tiene mucho de realidad aún. Me ha parecido una novela muy interesante por la cantidad de reflexiones por las que te lleva la autora. Una novela que creo que no solo es apta para las mujeres porque no es un punto de vista ajeno a los hombres y que que podrían sacar mucho partido de su lectura. Pero Marcela Serrano no se ha olvidado de incluir una perspectiva masculina a través del personaje de Flavián, un médico que también se ha refugiado en el pueblo huyendo de una historia personal dolorosa. O Pedro que resultará un personaje sorprendente.

El albergue es una especie de retiro espiritual. Un conjunto de cabañas situadas en medio de un hermoso paisaje en las que veinte mujeres conviven día a día. Un lugar donde trabajar, compartir, descansar y pensar. No se permite el alcohol ni los vicios. El lugar perfecto para evaluar la propia vida, enfrentarse a las pérdidas, deshacerse de lo negativo y continuar viviendo ya con una carga más ligera. La idea de este lugar ha salido de Elena, otro de sus personajes. Una psicóloga con un carácter altruista y generoso a la cual Floreana conoció a través de su hermana.

Mientras conocemos las historias de las otras mujeres también conoceremos la de la propia Floreana que es el personaje en el que más se ha profundizado. Una mujer separada y con un hijo que se encuentra deprimida. Es a lo largo de la novela conforme iremos descubriendo su historia, la raíz del mal que le aqueja. En la isla conocerá a un médico, Flavián, por el cual se sentirá atraída y con quien tendrá la ocasión de relacionarse.

La autora nos conduce por la novela con un estilo muy cuidado, intimista e incluso con cierto lirismo. También hay mucha sensualidad y erotismo en un parte de la historia. En otras adapta el lenguaje a sus personajes, porque serán ellas mismas quienes cuenten sus propias historias. La escritora es chilena y aunque no va a impedir ni condicionar la lectura de la novela utiliza algunos localismos.

Conclusión

El albergue de las mujeres tristes es una novela con carácter reflexivo que a través de las historias de sus personajes nos habla de una de las problemáticas que sufre la mujer contemporánea. Una novela que considero que es interesante leer por las ideas que aporta. 
Puedes descargar El albergue de las mujeres tristes en: 




18 comentarios:

  1. Este lo tengo en la estantería desde hace tiempo pero en edición de bolsillo, a ver cuando me animo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Parece interesante, me la apunto¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si cae en mis manos lo leeré. un besote

    ResponderEliminar
  4. Me parece una historia muy interesante, pero de momento la dejaré pasar...

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la propuesta que nos traes hoy. No he leído nada de la autora aunque tengo en casa La novena que quiero leer pronto, así que empezaré por él y según vea cómo es su narrativa me decidiré por éste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues aunque sea un tema muy tocado, lo que cuentas me atrae y creo que el enfoque que da la autora a la novela puede hacerla muy interesante. Me llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Lo leí, y aun cuando no me gustó tanto como esperaba, sin duda es, como dices, una lectura interesante y para reflexionar. La llorona, en cambio, me conquistó por completo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Pues no lo conocía pero es una de esas historias que parecen cotidianas por los temas tan actuales que toca y sin embargo no impiden que las disfrutemos...me la apunto!

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Tenía interés en saber opiniones sobre esta novela porque ya me había fijado en ella, desde luego me gusta mucho lo que cuentas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Leí parte hace un tiempo y lo abandoné por saturación de tanta problemática junta.

    ResponderEliminar
  11. Este se me había pasado pero la verdad es que tiene una pinta excelente. Volveré a buscar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Lleva tiempo este libro en mi estantería esperando. Me has dado un empujoncito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Este libro no entra en mis planes de lectura.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Albanta... me encanta!! ¿Qué puedo decir?
    Excelente reflexión la que haces al comienzo cuando hablas de la tristeza... Hoy en día parece que estar triste está prohibido, a pesar de que cada vez es más común en nuestra sociedad, con la vida que llevamos... Una de las cosas que mas he visto y he oído durante la crisis es la importancia del positivismo... pero llega un momento en que uno no puede ser positivo cuando no tienes trabajo, no puedes pagar las facturas y vas perdiendo autonomía en en todas tus áreas...
    Y sobre el amor y el papel de la mujer en el siglo XXI... podríamos estar horas y horas hablando de ello... Sí, me gusta!! Miraré si está en la biblioteca...
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
  15. Tiene muy buena pinta lo que cuentas, la tendré en mente
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo ahora mismo no puedo afrontar una lectura así pero no te diré que es un libro que no me resulte interesante. Quizá para más adelante. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!