lunes, 10 de diciembre de 2012

Rebeca - Daphne Du Maurier


Después de varios meses recorriendo Europa y disfrutando de su luna de miel, Maxim de Winter regresa junto a su nueva esposa a su hogar, la impresionante mansión de Manderley. Atrás quedaron los recuerdos dolorosos de la muerte de su primera esposa hace ya casi un año en un accidente marítimo.
Los recién casados se conocieron en Montecarlo cuando la joven trabajaba como señora de compañía de una mujer snob y acaudalada. Ella es una muchacha joven y tímida cuyo máximo deseo es agradar y estar a la altura de las circunstancias como la nueva señora de la casa.

Una vez instalados en la fastuosa mansión mientras Maxim recupera el ritmo diario, la joven tendrá que adaptarse a un entorno desconocido para ella. No solo tendrá que acostumbrarse al lujo y las nuevas costumbres de la casa sino que tendrá que aprender a vivir con el recuerdo de Rebeca, la  primera esposa y señora anterior de la casa.
A Rebeca todo el mundo la recuerda como una mujer fantástica, atractiva, seductora, inteligente y carismática. Los criados de la casa y en especial la señora Danvers, ama de llaves, están firmemente dispuestos a conservar las costumbres de Rebeca y su presencia  comienza a hacerse insoportable para la joven.

Y es que el perturbador recuerdo de Rebeca lo inunda todo. Su figura sigue intacta en cada rincón, acecha tras cada puerta y sigue muy viva en las mentes de quienes la conocieron.
Mi experiencia con la novela

“Anoche soñé que había vuelto a Manderley. En mi sueño me encontraba ante la verja del parque, pero durante algunos momentos no pude entrar. La puerta estaba cerrada con candado y cadena. Llamé en sueños al guarda, pero nadie me contestó, y cuando miré detenidamente a través de los mohosos barrotes de la verja, vi que la caseta estaba abandonada”.

La primera imagen que viene a la cabeza cuando uno escucha el nombre de Rebeca es cualquier fotograma de la doblemente oscarizada película dirigida por Hitchcock y protagonizada por Joan Fontaine junto a Laurence Olivier. Una historia que a manos del maestro del suspense no pasó desapercibida en su momento y que a día de hoy se ha convertido en todo un clásico. Fue tal el éxito que tuvo la misma que incluso su título puso nombre a un tipo de jersey abierto que la actriz usaba en la misma y que hoy todos conocemos con el nombre de rebeca.
Pero tras esta película plagada de suspense y tensión existe una novela que explora al detalle la historia y que sirvió de inspiración para la versión cinematográficaa. Rebeca es un excelente libro con el que he disfrutado de principio a fin.
La narración, en retrospectiva, comienza cuando la protagonista de la historia conoce a Maxim de Winter en un hotel de Montercarlo. Ella ha acudido allí como señora de compañía de una mujer rica y snob mientras él trata de sobreponerse del duro trance que ha significado la reciente muerte de de su esposa fallecida en un trágico accidente marítimo.
Casi como en un cuento de hadas la pareja se enamora de forma instantánea y poco después terminan casados. Sus primeros meses como esposos los pasaran viajando por Europa y conociendo diferentes países. A la vuelta les espera su nuevo hogar en la mansión Manderley.
Allí es donde la nueva señora de Winter tendrá que adaptarse a su nueva vida. Un lugar que deberá compartir con el recuerdo de Rebeca, la anterior esposa de Maxim, el cual lo impregna todo. Poco a poco la joven se va sintiendo amenazada y casi obsesionada por esta figura deslumbrante con quien todo el mundo parece compararla y a quien su esposo no puede olvidar. Rebeca fue una mujer que conseguía deslumbrar a todo el mundo.
De la protagonista de la novela no llegaremos a conocer su nombre (quizás para aumentar la insignificancia del personaje o quizás solo sea un capricho de su autora) aunque la conoceremos en profundidad.  Se trata de un joven de carácter humilde, sin familia, medrosa e insegura a la que el papel de señora de una gran mansión le viene demasiado grande. Nunca podrá compararse con Rebeca y ella es consciente de ello. Su timidez y juventud le impide hacerse valer en la sociedad e incluso para evitar tener que enfrentarse a ciertas situaciones huye a esconderse frecuentemente. Es una mujer con muy poca fuerza y personalidad.  No se atreve a decir lo que piensa ni siquiera a pedir lo que realmente desea con tal de pasar desapercibida. Poco a poco la figura de Rebeca la va arrinconando y ahogando en la casa, nublando sus sentidos y causando gran malestar en su día a día.
La servidumbre de la casa intentará mantener intacto el recuerdo de Rebeca, perpetuando sus costumbres y guardando su presencia del paso del tiempo. Sobre todo la señora Danvers, que es el ama de llaves de la Manderley y antigua niñera de Rebeca. Una mujer seria y fría que atemoriza a la joven señora de Winter. Su carácter siniestro, rígido e inaccesible será uno de los principales elementos que impidan que la joven encuentre su lugar en la casa.
Uno de los personajes junto a la narradora que más importancia tiene en la historia es Rebeca. Evidentemente no aparece en el libro porque está muerta pero su personalidad ensombrece a la joven. Fue una mujer admirable, guapa, inteligente que sabía darse a querer a la perfección y que incluso una vez muerta seguía siendo admirada.<

30 comentarios:

  1. Gran reseña. Me acabas de descubrir un libro que no conocía. En cuanto a la película tendré que refrescar la memoria porque hace muchísimo tiempo que la ví. Gracias por esta opción tan buena para finalizar el año.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me encanta la película, pero al libro no acabé de pillarle la gracia. Muy buena reseña.

    ResponderEliminar
  3. Hace unos cuantos años, en el instituto, tuve que leerla en inglés, la historia me gustó, así que debería leer la novela en español y ver la película, a ver cuándo me pongo a ello. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado que hayas reseñado esta novela, hace poco la volvía a releer y la reseñé. Me gusta ver rescatados clásicos de vez en cuando.
    Ademas es una de las pocas novelas que me ha convencido su adaptación al cine.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Siempre tenemos tantas novelas actuales que nos atraen que, a veces, nos olvidamos de rescatar las buenas novelas que ya están ahí. Un beso

    ResponderEliminar
  6. No la he leído...pero creo que anda por casa...a ver si me aseguro.
    La película si la he visto...así que a ver si me animo con la novela.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. El libro no lo he leído pero la película es una de mis favoritas, tanto que en un pequeño homenaje a ese magnífico director, elegí mi nick por esa película (espero que no me demanden los herederos...). Tengo que leer el libro, lo tengo en mente desde hace mucho tiempo, pero me daba miedo que no estuviera a la altura de la película, aunque ya veo por tu reseña que merece la pena hacerle un hueco. Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  8. Lei este libro hace un par de años y me gustó bastante, al principio me costó meterme en la historia pero luego ya sin problema, lo que no he visto es la película
    besos

    ResponderEliminar
  9. Es de esas novelas que están ahí, en la estantería y que nunca leo porque al final siempre me centro en las novedades (ya sabes, sociedad basada en "usar y tirar") Me ha parecido una gran reseña la que has hecho así que la tendré en cuenta, porque me ha parecido muy interesante la novela, además la película tampoco la he visto. Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Ohhhhhhhhh que pedazo de libro traes... Anoche soñé con Manderley.. ¡¡qué bonito libro!! ¡¡qué bonita película!! Una maravilla. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo leí hace bastante tiempo y también ví la película. El libro me gustó muchísimo aunque el personaje de ella me pareció mucho más triste y necesita que la de la película. En cualquier caso valen la pena tanto el libro como la peli.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Estupenda reseña. Me encantó este libro cuando lo leí hace años, y seguí leyendo otras novelas de esta autora, aunque ninguna superó a esta. Una historia de las que se recuerdan. Besos

    ResponderEliminar
  13. Como suele pasar en estos casos conozco la magnífica película pero no he leído la novela. Seguramente el libro sería para disfrutar despacio, pero son tantas las novedades que tenemos a mano que estos grandes clásicos quedan relegados. Tomo nota de él.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Nos presentas una propuesta, desde luego, desconocida para mí, y que me atrae poderosamente. Me gustan las novelas que retratan obsesiones, y que juegan con el psicológico. ¡Muchísimas gracias por compartirlo! Yo me lo llevo :)

    ResponderEliminar
  15. He visto la película, pero no leí el libro, y con semejante reseña, seguro que lo haré pronto, muchas gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta el libro y me encanta la película.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Como ya te comenté en otro lugar, me gustó muchísimo cuando lo leí. Luego leí Una posada en Jamaica, que tampoco está mal pero no llega al nivel de Rebecca.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Es un libro imprescindible. Lo leí hace tiempo la última vez, y me gustó tanto como la primera. Tengo que decir que circula por ahí una continuación titulada Regreso a Manderley, es de otra autora, y no se lo recomiendo a nadie, me pareció malísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Siempre le he tenido un poco de aprensión a este libro, no sé por qué, aunque siempre me han recomendado mucho este libro. Puede que me anime, pero de momento no le voy a dar prioridad, 1beso!

    ResponderEliminar
  20. Un grandísimo libro albanta y la adaptación al cine es buenísima aunque no se puede comparar con la novela, no llega tan lejos en algunos puntos, queda un poco superficial y se insinúa lo que el libro desvela sin tapujos. La reseña es magnífica. Un beso :)

    ResponderEliminar
  21. Pedazo de reseña! Y el libro es fantástico. Lo he leído dos veces y las dos consiguió la autora engancharme a la novela, como si no supiera ya el final. Magnífica novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Es una novela a la que no habría prestado atención, pero después de tu reseña me ha picado la curiosidad y la leeré en breve. Me ha parecido muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Lo leí hace mucho y me encantó. Por cierto, la portada que pusiste es del ejemplar que tengo yo y es del Círculo.

    ResponderEliminar
  24. Lo leí hace tiempo y me encantó. Además lo leí en un viejo ejemplar de mi madre, de sus años mozos, y eso le dio a la lectura un encanto especial...
    Besos,

    ResponderEliminar
  25. ¿A que es genial? Me alegro mucho de que coincidamos :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. La peli es de mis favoritas de Hitchcock, estoy con muchas ganas de leerme el libro! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  27. La peli es fantástica y el libro todavía no lo he leído, imperdonable!!! Una reseña completísima. Un besote!!

    ResponderEliminar
  28. Siempre me gustó mucho la película pero el libro, que yo recuerde, no lo he leído y estoy dispuesta a enmendar mi error. Muchas gracias por tu reseña, me ha parecido fantástica, y por recordarnos estas historias tan buenas.
    Bss.

    ResponderEliminar
  29. Yo he visto la película y después leí el libro, y aunque la película me gusta mucho, sin duda me quedo con el libro.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!