lunes, 9 de septiembre de 2019

La herencia de Agneta - Corina Bomann



Si queréis ver la video-reseña id aquí: https://youtu.be/BZ22uQhkq4c



De Corina Boman he leído con anterioridad todas sus novelas publicadas (La rosa del viento, La isla de las mariposas, El templo del jazmín y El jardín a la luz de la luna). Y todas ellas en mayor o menor medida me han hecho disfrutar mucho. Quizás no sean novelas para recordar toda la vida pero su lectura me parece sumamente agradable, entretenida y relajante. Creo que es la principal virtud que tiene esta autora aunque no haya creado tramas especialmente complejas en estas.

Por eso no podía dejar pasar la que es su última novela – La herencia de Agneta- y la primera que forma parte de lo que será una saga (La saga de los Lejongärd). En ella también hace un cambio de registro (ya no hay dos tramas, una futura y una pasada) y mezcla la saga familiar con un toque de novela histórica o costumbrista, como lo queramos llamar. 

La novela comienza en el año 1913 en Estocolmo. Allí es donde vive Agneta, la hija de una familia nobiliaria que ha decidido emanciparse e irse a vivir fuera de la mansión familiar que se encuentra en una región al sur de Suecia. Será su hermano Hendrick quien herede el título de conde y siga con la tradición familiar de crías caballos. Su sueño es ser una gran pintora y para ello se ha matriculado en la Academia de Bellas Artes. Mientras aprende, disfruta de su libertad y lucha junto a las mujeres sufragistas también mantiene una relación con Michael.

Sin embargo esos privilegios de los que disfruta se frustran cuando tiene que tomar una decisión transcendental para su vida. Su padre y hermano han sufrido un gran accidente y ella debe decidir si regresar a casa y ayudar al futuro de la familia o seguir el proyecto de vida que ha diseñado para sí misma.

La herencia de Agneta es una novela que he disfrutado muchísimo. Por si no lo sabéis las sagas familiares son uno de mis géneros favoritos y está novela tiene todos los ingredientes que me gustan en una novela: un personaje en una situación controvertida, una trama familiar, secretos y misterios que se van desvelando y una ambientación excelente. De hecho, esta novela se sitúa como mi favorita de Corina Boman.

Una de las razones es porque su trama es bastante más compleja que en las novelas anteriores y desde el principio me atrapó la idea de saber qué decisión iba a tomar su protagonista. Obviamente no voy a hablaros mucho más sobre ello. Pero si os diré que me ha atrapado desde el principio y el rumbo que iba a tomar la historia me tenía muy intrigada. Y ya os digo que hay varias sorpresas. No ha sido una de esas novelas que te sorprenden y te dejan con la boca abierta pero tampoco de esas que desde el principio sabes que va a ocurrir.

Por primera vez abandona la estructura de dos líneas argumentales y opta por una sola línea que se desarrolla de forma lineal. Su estilo narrativo sigue siendo sencillo pero cuidado, dinámico y muy fluido.

Un aspecto que tengo que reconocer que me ha hecho disfrutar mucho es la ambientación de la novela. El grueso de la novela se desarrolla en una finca de Noruega donde vive una familia aristocrática. Estamos a principios del siglo XX y hay ciertas reglas que no se pueden incumplir. El clan de los Lejöngard ha vivido siempre bajo reglan antiguas, que les han beneficiado, y cuando Agneta se separa de ellos y se muda a Estocolmo supone todo un escándalo y una lacra para la familia.

Me ha gustado mucho introducirme en este mundo del protocolo de comportamiento sueco de la época, las fiestas, la forma de comportarse, la vestimenta, los usos y las costumbres, etc… Pero sobre todo me ha gustado como la autora trata el movimiento feminista de la época. Cómo las sufragistas se unían y apoyan entre sí, como actuaban, las dificultades que tenían y los apoyos con que contaban.

Su protagonista, me ha encantado. Es una mujer con muchísima fuerza, adelantada al pensamiento en el que ha crecido. Prefiere buscarse la vida que aprovechar la riqueza de su familia para vivir ni se conforma con hacer un buen matrimonio.  Lucha por lo que cree y no se amilana aunque a veces tenga que enfrentarse a un mundo regido por hombres.

En definitiva, La herencia de Agneta es una saga familiar que es disfrutado mucho y que recomiendo a todos los amantes del género. Tiene intrigas, dramas familiares e historias de amor pero sobre todo es una historia dedicada a las mujeres que han luchado por sus derechos y por mejorar la vida de las demás.


9 comentarios:

  1. He leído muy pocas sagas familiares porque no es un género que me guste mucho. Es evidente que tú has disfrutado con esta novela, pero no creo que a mí me ocurra lo mismo.
    La dejo pasar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de la autora, pero las sagas familiares me encantan así que me la llevo bien anotada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante. Me gusta por la época y la zona donde se desarrolla que creo que no están muy trillados en la literatura que nos suele llegar.

    ResponderEliminar
  4. Pues me la apunto sin duda. Ya sabes que las sagas familiares me encantan así que me haré con él y me estreno de paso con la autora.

    Bs.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, la verdad es que a mí ya no me llaman tanto como antes las sagas familiares, y menos si este tiene continuación así que lo dejo pasar. Pero me alegro de que tú lo hayas disfrutado.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de la autora, pero creo que podría funcionar bien conmigo así que me la llevo apuntada. Voy a revisar sus libros a ver cuál me llama más para probar.

    ResponderEliminar
  7. Otras novelas de Corina me han gustado, por lo que cuentas esta sería buena opción.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. No he leído ninguna de la autora. Esta podría ser buena opción sobre todo porque tiene tema arte de por medio. Y no hay guerra.

    ResponderEliminar
  9. Ésta se viene conmigo. Tiene muy buena pinta. Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!