lunes, 22 de julio de 2019

La señal - Maxime Chattam


La señal, del francés Maxime Chattam, es un título que me entró directamente por los ojos y me llamó muchísimo la atención. Es una novela de intriga con aires de terror, que es un género que me gusta bastante y que me hace disfrutar. Al autor se le compara con Stephen King y he de decir que tiene cierto aire.

La historia comienza cuando el matrimonio Spencer se traslada con sus dos hijos desde Nueva York a la pequeña localidad de Mahingan Falls, en Nueva Inglaterra, huyendo de la ajetreada y estresante vida de la gran ciudad. Ella, Olivia, es una famosa presentadora de televisión que está quemada y necesita tomar un nuevo rumbo en su vida. Tom, su marido, se dedica a escribir obras de teatro. Sus últimos trabajos han sido un fracaso y también necesita nuevos aires para inspirarse. Sus dos hijos son Chad, de trece años, y Zoey, el bebé, y además ahora vive con ellos su sobrino Owen, que con tan solo trece años se ha quedado huérfano.

La pequeña localidad parece lo que ellos necesitan, un remanso de paz, y han convertido la casa, que se llama La Granja, en el hogar de sus sueños. Al principio todo parece encajar a la perfección pero con el paso de los días algunos sucesos extraños comienzan a perturbar a sus habitantes. Sombras que inquietan, presencias, respiraciones, pesadillas, perros asustados, silbidos entre otros acontecimientos que pueden resultan más aterradores. Y es que una ola de muertes en extrañas circunstancias se están produciendo en la ciudad...

La señal es una de esas novelas a las que engancharse y dejarse llevar porque te proporciona no solo unas buenas horas de entretenimiento sino algunos momentos que sentiremos un escalofrío por el cuerpo. No digo que el autor no haya tirado de clichés en algún momento, que lo hace pero en esta novela hay escenas que son bastante espeluznantes o escabrosas que harán las delicias de los amantes del género.  Y el autor las narra tan bien que puedes imaginártelas a la perfección.

La ambientación me ha parecido sencillamente perfecta. Nos encontramos en un pequeño pueblo, muy cerca de Salem (si, en donde mataron a muchas mujeres acusadas de brujerías) donde la vida transcurre con tranquilidad. Un lugar donde vivir sin estrés, donde charlar con los vecinos y conocer las vidas e inmiscuirse en los problemas de los demás. Pero también es un lugar con historia y un pasado turbulento. De esta forma se convierten los escenarios de Mahingan Falls en una parte esencial. Y todo el encanto del lugar va dando lugar a una sensación de opresión e inseguridad que se transmite al lector.

Esta es una novela coral en la que intervienen bastantes personajes, aunque en el centro del relato esté la familia Spencer, como ya os he dicho. Los adultos son una pareja que huye del ajetreo de la gran ciudad busca una vida más tranquila y justo va a caer en un lugar donde ocurren cosas peores. Es inevitable ponerse en su lugar y pensar que haría uno mismo en esas situaciones. Sobre todo, cuando estas son inexplicables para ellos. Se les escapa a la razón lo que ven, oyen o sienten y sin embargo, saben que no es su mente ¿o sí?. Tom comenzará a investigar por su cuenta hallando el pasado de la casa aunque los suceso no se reducen solo a La Granja sino que todo el pueblo se verá involucrado. Aunque obviamente los chicos son los que lo pasarán peor. Tienen miedo de hablar, pero tampoco quieren quedarse quietos.

A parte de la familia Spencer, que ya os he nombrado, conoceremos al policía, Ethan Cobb, que intentará desentrañar que hay detrás de esas extrañas muertes a pesar de que con ello tendrá que trabajar en contra de las ordenes de su jefe. En general son todos personajes con quienes se conecta bien.

En esta novela encontraremos un buen número de tramas. Como he dicho no son pocos los personajes que la transitan y muchos de ellos tienen historias propias. Alguna de ella, sin perjudicar, puede ser prescindible pero la mayoría contribuyen a acrecentar el misterio y la tensión que se respira. La narración transcurre con fluidez y agilidad y de forma que el autor siempre está contando algo que capta tu interés.

En definitiva, La señal es una novela que mezcla el thriller con el género de terror que he disfrutado bastante. Me ha parecido muy entretenida con algunos momentos ingeniosamente perturbadores y una familia a que te gustaría proteger.



9 comentarios:

  1. No tiene mala pinta, pero en estos momentos no me apetece leer algo así. Quizá más adelante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el terror, pero me meto tanto en la trama que huyo de él jejje. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Madre mía, qué pedazo de ganas le tengo! ^^

    ResponderEliminar
  4. Dudaba en hacerme o no con ella para vacaciones, y al final he dado prioridad a otras. Veremos si más adelante.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Vamos, una compilación de mis géneros favoritos... estoy a tope, como todo el mundo, pero habrá que hacerle un hueco como sea 😉

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. No me importa que haya algún cliché si la novela no se basa en ellos ni abusa. Por lo demás me gusta todo lo que cuentaa. Ya le había echado el ojo así que ahora con más razón.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, pues por ahora la dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Es diferente a lo que suelo leer en el género, por eso me apetece. Anotada la tengo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Este no es para mi, demasiado miedica
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!