miércoles, 27 de junio de 2018

Carácter - F. Borderwijk


Título: Carácter
Autor: F. Borderwijk
Publicación: Jus, 2018
Páginas: 224

«Carácter tiene tres protagonistas: un padre, una madre y un hijo. En cierto sentido, el resto de los personajes, por muy importantes que parezcan sólo sirven para acentuar la granítica unidimensionalidad de esos tres. Esto le da a la narración un aire mítico; cada uno de los protagonistas es esencialmente incapaz de comunicarse con los otros: está atrapado en su propia naturaleza sin posibilidad de escape. No conozco otro relato cuyos personajes se sometan de forma tan brutal al yugo de la información retenida, tanto que la trama parece desarrollarse en una cápsula de silencio. El padre es un monstruo salido de la tragedia griega; la madre, una santa de proporciones casi aterradoras; y el hijo debe vencer al padre que intenta destruirlo.»  Cees Nooteboom

Mis impresiones

A pesar de que hasta ahora nunca había sido traducida al castellano, esta obra representa todo un clásico reconocido en Europa. Su autor, Ferdinand Bordewijk es uno de los escritores más importantes de la literatura holandesa. E incluso existe una versión cinematográfica filmada en 1997 y galardonada con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa.

“En lo más negro del tiempo, por Navidad, vino al mundo mediante sección cesárea en la sala de parto de Róterdam el niño Jacob Willem Katadreuffe. Su madre era la sirvienta Jacoba Katadreuffe, de dieciocho años, a la que llamaban por la forma abreviaba de su nombre: Joba. Su padre, el agente judicial Arend Barend Dreverhaven, un hombre que rozaba la cuarenta y ya entonces pasaba por ser el azote de todo deudor que cayera en sus manos”

El argumento de Carácter parece bien sencillo y en cierto modo lo es. Son los años treinta en Rotterdam, una joven de dieciocho años llamada Joba trabaja sirviendo en la casa de un agente judicial. Es él un cuarentón soltero y sin corazón. No muy dado a las debilidades, no obstante, un día frustrado por un proyecto malogrado fuerza a la joven Joba y ella se queda embarazada. Él cree que debe cumplir con su obligación y casarse con ella pero esta decide marcharse y declinar su oferta de matrimonio. Tampoco quiere el dinero que padre está obligado legalmente a pagar por la manutención del hijo.

A pesar de todo, sin parientes ni nadie que la ayude, la joven Joba sale hacia adelante y eludir las comunicaciones de Dreverhaven que al principio le envía dinero pero con el tiempo y el rechazo deja de preocuparse por su hijo. Y este crece sin saber quién es su padre pero con las ideas muy claras. Tiene la ambición y la convicción de que ha de convertirse en alguien importante. Su madre no le ayudará y tras montar una empresa que fracasa estrepitosamente entra en quiebra. Es cuando llega a un bufete de abogados en el que tendrá una buena oportunidad para conseguirlo, sino fuera porque su padre se interpondrá en su camino.

Carácter es una obra que hace completamente honor a su título. Más que trama son sus personajes en donde reside la fuerza de esta obra. Caracteres férreos, inamovibles, orgullosos los conducirán por sus experiencias vitales y los moverán. Además es una obra donde la incomunicación se hace muy patente. Los tres personajes que la protagonizan: padre, madre e hijo vivirán muy cerca unos de los otros y sin embrago el acto de la palabra, la conversación de reduce a su mínima expresión.

Joba es una mujer muy testaruda que no quiere que nadie en el mundo la ayude. Sola ha sacado a su hijo adelante y pretende que él también lo haga solo. Así ni siquiera un consejo puede conseguir el joven Jacob de ella. El padre es un ser despreciable, un usurero sin escrúpulos ni sentimientos que disfruta con la tragedia de los demás. Y sin saberlo, el hijo contraerá una deuda económica con el padre. Esta es la excusa para que padre e hijo se enfrenten y comiencen su propia batalla. Buenos personajes aunque quizás hubiese agradecido mayor introspección en ellos.

Existen otros personajes en la novela, en los que sí existe una gran gama de grises, que no hacen más que ratificar y poner en relieve la construcción de los tres pilares que la protagonizan. Y en ellos se ve la lealtad, la amistad, la compasión e incluso el amor como tramas secundarias a la principal.

Carácter ha sido una novela en la que he sentido un ambiente opresivo. No por sus escenarios, ni por su trama sino por ese carácter, perdonar la redundancia, que tienen sus personajes. Esa incapacidad que tienen para dejarse ayudar llega a resultar frustrante en algunos momentos. Pero a la vez resulta admirable el tesón y el esfuerzo que madre e hijo ponen para salir hacia adelante. El joven Katadreuffe hará unos enormes esfuerzos por conseguir su objetivo. Quiere ser alguien y trabajará duro para ello. A pesar de que su tienda de tabacos le ha llevado a la quiebra, a que debe mucho dinero a su padre y este no realizará concesiones por mucho que sea su hijo. De hecho, no hace más que ponerle trabas.

El estilo narrativo resulta denso, potente y muy centrado en lo que el autor quiere contar. No hay elementos sobrantes y la prosa es sobria, contundente y algo seca lo que contribuye a crear esa especie de desconcierto en el lector. Es una obra cuanto menos curiosa que no es de esas que lees con urgencia ni con celeridad pero que va dejando un buen sabor de boca y que logra interesarte por cómo van a terminar todos estos personajes. Además su final me ha sorprendido dado el cariz que iban tomando los acontecimientos en la historia.

Conclusión

Carácter es una interesante novela en la que sus personajes reencarnar la propia obstinación. Una novela en la que vemos una complicada y dura relación entre padre e hijo. Con un estilo narrativo seco y compacto y un ritmo cadencioso quizás no sea una novela para todo el mundo pero es una apuesta curiosa que recomiendo para lectores con cierto bagaje.

21 comentarios:

  1. Sí que es curiosa la novela, sí... Me intriga cuál será ese final... ;)

    ResponderEliminar
  2. Aunque no me desagrada lo que cuentas tampoco es algo que me apetezca leer ahora.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Estos temas no me apetecen en este punto de mi vida. Quizá más adelante...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Ufff... Esta la descarto por completo. No me atrae nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La película no acabé de verla. Es muy ardua, me da la sensación de que es de esas novelas que me resultan asfixiantes y de las que no veo salida.

    ResponderEliminar
  6. NO es para mí, la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No me atrae mucho, así que en este caso la dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me fijé en ella entre las novedades pero no me atreví, aunque ahora me has dejado con ganas. Eso sí, visto que requiere una lectura más pausada lo dejaré para más adelante ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola guapa!

    No pude con la peli, pero en cuestión de libros me suele pasar lo contrario, el tema me suele atraer y las narraciones extremas e intensas me atraen...me lo pienso un poco más, pero no me disgusta.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  10. Ni idea de este libro. Y me tientas, con esos personajes tan intensos, con ese ambiente opresivo... Me lo apunto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. uh! es de las que nos gusta, caera seguro!! saludosbuhos, gracias!

    ResponderEliminar
  12. Si requiere una lectura pausada quizás la lea este invierno, ahora necesito cosas frescas y sin muchas complicaciones. Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues de tu entrada me llevo el libro, que no lo conocía y me llama mucho la atención lo que cuentas, y la editorial, que tampoco la conocía y le voy a echar un vistazo ahora mismo.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  14. No es el momento para esta lectura, llevo un tiempo muy dispersa y ahora con estos calores más y me apetecen otras cosas. Quizá en otro momento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Es una lectura que ahora mismo no disfrutaría.
    Unbeso ;)

    ResponderEliminar
  16. No me llama, nop... Así que la dejo pasar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Lo voy a dejar pasar que no me termina de llamar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Este no me llama, lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Lo que nos cuentas de la trama me atrae, pero lo que dices del estilo narrativo, ya no tanto.

    ResponderEliminar
  20. Este puede ser de los míos. Tomo nota, no lo conocía. Un besote.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!