viernes, 1 de junio de 2018

¿Acaso no matan a los caballos? - Horace McCoy


Título: ¿Acaso no matan a los caballos?
Autor: Horace McCoy
Publicación: Navona, abril de 2018
Páginas: 155

Gloria es una chica apasionada que, como nuestro protagonista, intenta formar parte de la industria de Hollywood. Ambos se hallan en realidad en un callejón sin salida, así que ella propone que participen en un maratón de baile. Equivale a comida gratis y una cama…mientras dure la competición. Pero entonces Gloria pide un favor, y la amabilidad del chico se convierte en su perdición.

Mis impresiones

Al llegar este libro a mis manos no había escuchado hablar sobre su autor ni tenía referencia alguna. El título no me sonaba tampoco aunque si su versión cinematográfica que es la película de Sydney Pollack, que se vio en la gran pantalla en 1969, y que llevaba por título Danzad, danzad, malditos. En principio no las había relacionado hasta que encontré el nexo de unión en el interior del libro.

“Me puse de pie. Por un momento volví a ver a Gloria sentada en aquel banco del muelle. La bala acababa de darle en la sien; ni siquiera había empezado a manar la sangre. El fogonazo de la pistola aún le iluminaba la cara. Todo simple como el día. Ella estaba relajada, cómoda por completo. El impacto de la bala le había impulsado un poco la cabeza hacia el otro lado; yo no tenía una visión perfecta de su perfil, pero sí alcancé a ver la cara y los labios con la claridad suficiente para saber que estaba sonriendo.”

Esta novela transcurre durante el breve lapso del tiempo en que el acusado de un asesinato escuchada la sentencia. Entre frase y frase va rememorando la historia que le ha llevado al momento en que vive. Sus recuerdos nos llevan a California durante los años treinta, los años de La Gran Depresión. Justo en el momento en que conoció a una joven llamada Gloria, que como él mismo, trataba de hacerse un hueco en la industria hollywoodiense. Pero todos sus empeños habían resultado infructuosos y empiezan a verlo como una empresa imposible.

Cuando ella le comenta que se va a celebrar una maratón de baile en la que reciben comida y bebida gratis, además de mil dólares si resultan ganadores, deciden participar en ella. Comienzan la competición junto a ciento cuarenta y cuatro parejas que luchan por lo mismo.

¿Acaso no matan los caballos? nos habla sobre el pesimismo que reinaba en los jóvenes durante la época de la Gran Depresión. Un momento en que la economía se fue completamente a pique y que muchos se vieron entre la espada y la pared. Las maratones de baile fueron un espectáculo bochornoso y lamentables en el que unos cuantos se aprovecharon de la necesidad de los demás. Con la imposibilidad de ganarse la vida muchas personas a falta de dinero permanecían en las pistas de baile hasta la extenuación. No tardaron mucho en organizar otras pruebas adicionales que usaban como reclamo del público, para divertirlos a costa del sufrimiento de los demás. Como carreras alrededor de la pista, bodas en directo mientras empresarios los utilizaban para publicitar sus marcas. El concurso podía durar semanas incluso meses.

En este bucle entran Gloria y el protagonista de esta historia, Robert. Comienzan el concurso con ganas y la esperanza de poder ganar. Poco a poco las parejas, incluso ellos mismos, se van agotando y algunas deciden abandonar. A través de las parejas que van apareciendo vemos las miserias que sufrieron las personas que participan en el mismo. El cansancio, los problemas físicos y anímicos, la desesperación y también lo que nace de las personas en momentos así. La rivalidad, la violencia, la deslealtad o la crueldad. Gloria es particularmente uno de los personajes en que más se nota el cansancio y la decepción. Ella misma dice estar cansada de vivir, pero no tener valor para acabar con su vida. Robert tiene una visión más esperanzadora de la vida. Sabe que no es fácil lograr sus objetivos pero tiene ganas de luchar por ellos.

Su título es una gran metáfora de la compasión. En algunos sitios la califican como una novela negra aunque yo no la calificaría como tal. No hay investigación, no hay policías, ni escena del crimen. De hecho casi al principio sabemos todos estos datos. Es una novela que nos habla de las miserias humana, del pesimismo, del afán de sobrevivir, de cómo unos cuantos se aprovechan de la necesidad de los demás en una época marcada por la crisis y la decadencia y como alguien puede llegar a ciertos límites por lástima. Está claro que todo ello te lleva a reflexionar. Me ha resultado una lectura muy original a pesar de que así contada quizás no se perciba del todo su magnitud y la realidad de lo que ocurría en esos concursos.

No solo me ha resultado diferente por su estructura que, como he dicho, va alternando una frase que dicta la sentencia con los recuerdos del protagonista que nos va contando todo en primera persona y alternando sus pensamientos en el momento presente. Es una lectura fluida que por su extensión y la cantidad de diálogos que incorpora se lee en un par de sentadas. La forma de relatar del autor es bastante sobria y directa. Las descripciones son escasas y se centra más en la acción de los personajes.

Conclusión

¿Acaso no matan los caballos? ha resultado ser una gran lectura. Una novela dura, realista, que te acerca al lado más inhumano del ser humano, aunque parezca una paradoja. Una novela que con pocas palabras dice mucho. Os recomiendo sin duda su lectura.


14 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! no había escuchado hablar de esta novela ni de su autor, me has dejado totalmente pasmada porque me encanta la historia y es más, me recuerda mucho a la película "danzad malditos danzad" y me has dejado sobrecogida, me gusta mucho pero muchísimo.

    Me la llevo, besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Juraría que lo lei en una edición de otra editorial y lo recuerdo como duro y fuerte, me impactó la temática en ese momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que lo hayas disfrutado pero no me llama mucho la atención, así que lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  4. Esta vez no me convence, pero gracias por tu opinión :)

    ResponderEliminar
  5. Me llama la atención ese desarrollo de la historia entre frase y frase, dices que una historia dura, y no sé si estoy para novelas así, pero tomo nota para otro momento porque me has picado un poco.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No me lo llevo la película si la he visto y mi recuerdo es que era muy dura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Conozco la película aunque no la he visto. El libro no me llama la atención, así que lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Esta vez no me la llevo. Es una lecturas que ahora mismo no podría disfrutar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. En este momento no me animo con ella, no creo que la disfrutase tanto como tu. Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, la verdad es que no me llama mucho la atención. No me apetece leer historias tristes en épocas de crisis...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. No es de los títulos que más me atraen de la colección, pero creo que Navona nunca se equivoca con sus títulos y por tus palabras creo que podría disfrutarlo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Pues no me sonaba de nada. Sí la peli, aunque no la he visto. Este tipo de lecturas suele gustarme, así que me la llevo apuntada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. A mí me ha llamado la atención pero no sé si es el.momento para está historia. En cualquier caso me la apunto. Muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Este lo dejo pasar, no me veo con él ahora mismo, la verdad
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!