miércoles, 13 de junio de 2018

Mujeres errantes - Pilar Sánchez Vicente


Título: Mujeres errantes
Autora: Pilar Sánchez Vicente
Publicación: Roca, abril de 2018
Páginas: 362

Sin miedo. Sin rumbo. Sin freno.

Greta Meier, famosa escritora suiza afincada en Londres, retorna a su tierra natal en un último intento por detener la deriva de sus días. Sorprendida por la inesperada enfermedad de su progenitora, decide compensar sus prolongadas ausencias y aparcar los reiterados enfrentamientos, permaneciendo a su lado hasta el fatal desenlace.

Sin embargo, sus últimas palabras siembran una duda demoledora, dejando entrever en el último suspiro el gran secreto de la vida de Greta: ¿Quién era la mujer muerta, si no es su madre? Con la única compañía de sus cenizas, la autora emprende un viaje al pasado en busca de su propia identidad.

Siguiendo el único hilo disponible, localiza un punto en la costa norte de España y hacía allí se dirige. Pronto atisbará que la vieja rivalidad entre la Tiesa y la Chata, dos pescaderas ambulantes, esconde la clave de su origen, pero las preguntas se acumulan sin respuestas. Y el tiempo se acaba.

Mis impresiones

Siempre me han gustado las historias protagonizadas por mujeres. Leer sus vivencias me resulta enriquecedor, más aún cuando toca aspectos históricos que me revelan cómo vivieron en distintas épocas y en distintos lugares. Y sobre ese aspecto se basa esta novela, Mujeres errantes.

La novela comienza cuando Greta, una escritora en horas bajas, regresa desde Londres a su hogar familiar en Zermatt (Suiza) para hacer las paces con su madre. Llevan años sin hablarse y ahora que Greta se ha librado de su adicción a las drogas pretende pasar un tiempo con ella y retomar la relación que un día perdieron. Sin embargo se encuentra con algo inesperado. Su madre tiene una grave enfermedad y su pronóstico es devastador. Pero poco antes de exhalar el último aliento le hace una confesión. Greta no es hija de ella ni del que creía que era su padre. Entonces ¿Por qué ha vivido una vida llena de mentiras? ¿Quiénes son sus padres realmente y donde están?

Confusa y algo descreída decide sacar a la luz toda la verdad. Con solo una foto de referencia tomada a principios de los años sesenta decide viajar a un pequeño pueblo el norte de España. De esta forma comienza a indagar en el pasado hasta que se encuentra con una mujer a la que llaman “la Chata”. Su historia será reveladora y sacará a la luz el testimonio de una vida pero también una verdad dolorosa.

Mujeres errantes es un homenaje a esas mujeres fuertes y valientes que tuvieron que enfrentarse a muchos obstáculos y que lucharon con todas sus fuerzas para sobrevivir. Esas mujeres que huyendo de la pobreza abandonaron sus casas y probaron suerte en otros lugares. Algunas tuvieron suerte y otras no tanto. En la novela se tocan temas muy delicados pero de forma rotunda. Son la emigración, el maltrato, la pobreza, el engaño, el amor tóxico o la traición como base sobre la que gira su trama argumental. Y lo hace a través de dos féminas que dan vida a la novela y que son sus personajes principales a las que se suma Guillermo, un sacerdote misionero que viaja a Nicaragua.

Eloina es la madre de Greta (pongámoslo así porque es el punto de partida y hasta el final no sabremos la verdad). Una mujer que dejo su tierra natal en Asturias y encontró una buena vida en Suiza. Mantenía una relación con un hombre casado y supo esperar, tener paciencia y logró prosperar gracias a su buen ojo para los negocios y a una pequeña tienda de suvenires en el corazón de Zermatt. Siempre intentó que su hija tuviese lo mejor aunque llegó un momento en que Greta y ella se distanciaron. Enviada a un exclusivo internado la joven comienza a cambiar. Ciertos acontecimientos en su vida la desbordan y la rebeldía y las malas compañías hacen mella en su carácter hasta toparse de frente con las drogas, que serán su perdición. Para Greta encontrarse con Hansel fue una de las cosas más negativas que podrían haberle ocurrido.

Un personaje que me ha parecido muy bueno y que desde luego enriquece muchísimo la novela es Julia, a quien siempre han llamado La chata. Una mujer que tuvo una vida durísima, que resistió la más absoluta pobreza, que nunca aprendió a leer ni a escribir, que trabajó desde niña con su madre vendiendo pescado por las calles, que terminó sufriendo una gran traición de manos de un ser querido y que tiene una lengua afilada y muy honesta. Sus palabras aún están cargadas de rencor aunque también se atisba en ellas cierta nostalgia.

Una de las cosas que me ha gustado mucho conocer en esta novela es la vida de las pescaderas de Cimavilla en Gijón en los años sesenta, para lo cual la autora se ha basado en las historias que su abuela le contaba siendo una niña sobre su propio puesto de pescado. Es obvio que la autora ha trabajado mucho este aspecto y lo moldea perfectamente para adaptarlo a la historia. Fueron mujeres que tuvieron que trabajar muy duro para sacar a sus familias adelante. Y muchas de ellas tuvieron que irse de allí para no morirse de hambre. Un contraste tremendo con otro de los emplazamientos de la novela. El pueblo de Zermatt en Suiza, a donde llega Eloina con su hija, parece uno de esos lugares de ensueño. Al lado de una estación de esquí la vida transcurría entre turistas y una atmosfera irreal.

La autora utiliza una estructura que ofrece gran dinamismo al relato. Son tres hilos argumentales que están perfectamente hilados e interconectados entre sí. Tenemos a Greta narrando en primera persona y como va llegando a descubrir el pasado de dos formas diferentes. Una es la narración de La Chata y la otra es a través de las cartas, nunca leídas ni contestadas, del padre Guillermo desde Nicaragua. Todo ello junto a un estilo directo y claro pero con personalidad hace que sea una de esas novelas que te atrapan en su historia desde el comienzo.

Conclusión

Mujeres errantes es una novela que recomiendo sin reservas. Una historia cargada de otras historias en la que hay emociones, descubrimientos, algunos personajes arrebatadores y un contexto sumamente interesante. Una novela que atrapa desde su inicio hasta el fin.

22 comentarios:

  1. La estoy leyendo y me está gustando mucho (quizás menos la parte del padre Guillermo que aún no sé qué pinta ahí). La Chata me encanta, es todo un personaje y ella sola me está contando toda la historia de una ciudad y de un siglo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los libros sobre mujeres y sus historias. Me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  3. Es una novela muy buena que nos trae, como bien dices, historias de mujeres que se equivocan y siguen adelante. La fuerza radica es lo que cuenta y en el paralelismo que hay entre las dos historias principales. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  4. No me siento atraida por esta novela así es que no me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Una reseña de lo más tentadora y que me alegra mucho porque la tengo esperando turno en el estante.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que la hayas disfrutado tanto. No sé si esta novela es de mi estilo. Ya veremos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo súper anotado y con muchísimas ganas de leerlo, a ver si me pudiera poner con él antes de las vacaciones de verano porque tengo ya una lista de libros para las vacaciones...

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. Para mi ha sido una gran sorpresa, y sí, La Chata el mejor personaje sin duda. Besos.

    ResponderEliminar
  9. A mi no me llamó la atención pero creo que tengo que leerla sí o sí, además a Gijón voy cada poco así que acercarme a parte de la historia de las mujeres de allí me llama mucho la atención ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Una lectura muy atractiva por lo que nos cuentas en tu reseña, ya lo creo. Me la llevo anotada.

    ResponderEliminar
  11. Con tantas buenas reseñas, no voy a poder dejarla pasar...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La tengo en la lista pero sin prisas. Creo que la parte Suiza también me va a gustar, aunque la fuerza imagino que está en la otra.

    ResponderEliminar
  13. Yo de momento la voy a dejar pasar porque no me atrae mucho la ambientación. Besos

    ResponderEliminar
  14. También me gustan mucho las historias de mujeres así que este libro caerá prontito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La tengo en wishlist pero no sé si me animaré finalmente o no.
    Atraerme, me atrae. Ya te contaré.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  16. Hola, me la llevo anotada porque me llama mucho y más después de tu reseña.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Me alegro que te haya gustado pero lo voy a dejar pasar, que creo que este libro no es para mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Esta la dejo pasar, no termina de llamarme
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Últimamente están saliendo un montón de novelas ambientadas en Gijón, nos estamos convirtiendo en Ciudad literaria. Ademas mañana la autora lo presenta en la feria del libro de Gijon, así que me acercaré a verla y posiblemente me lo lleve. Besinos.

    ResponderEliminar
  20. A mí me ha gustado un poco menos, como crónica de una época y de una generación de mujeres me ha resultado interesante, pero como novela de entretenimiento me ha parecido demasiado detallada y la parte de Nicaragua y la propia historia de la protagonista me lastraron un poco la lectura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. A mí también me suelen gustar las novelas protagonizadas por mujeres, y más cuando se trata de desentrañar algún pasado misterioso... Una novela con un claro componente femenino muy atractivo...

    ResponderEliminar
  22. Pues tomo nota, creo que puede gustarme. Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!