lunes, 25 de noviembre de 2019

Después de muchos inviernos - Marian Izaguirre


Tras la lectura de Los pasos que nos separan, esta es la segunda novela que cojo de Marian Izaguirre. Disfruté mucho con la anterior y tengo en casa pendientes un par de libros suyos, pero al final ha sido con su último trabajo que me he reencontrado con la autora. Se titula Después de muchos inviernos y hoy os voy a hablar de ella.

La novela arranca situándonos en el escenario de un crimen. No es la descripción pormenorizada de un asesinato brutal ni mucho menos porque esta no es una novela negra. No habrá detalles macabros ni investigación criminal. Incluso tiene algo de poética. Pero es casi el punto final de una historia que comienza unos años antes. Pronto deja de importarnos el crimen, quien es la víctima y qué es lo que ha pasado, porque sus protagonistas llegan a eclipsarlo.

Para ser más concreta nos remontamos en el tiempo hasta el año 1959, cuando dos jóvenes, Henar y Martín, escapan desde Bilbao hacia Madrid para comenzar juntos una nueva vida y cumplir sus sueños. A pesar de sus diferencias –ella es de buena familia y él de origen humilde- están muy enamorados. A lo largo de más de treinta años iremos conociendo los avatares y las vueltas que dan las vidas de estos y otros personajes que nos encontraremos en la historia.

También los conoceremos a ellos mismos en diferentes épocas. Seremos conscientes de los cambios que el tiempo, las circunstancias y las vivencias han obrado en ellos de forma que todo queda completamente razonado. El joven Martin quiere cumplir su sueño de ser escritor y a pesar de la oposición de las familias y de que no están casados (en aquella época un hombre y una mujer no podían convivir sin tener parentesco o estar casados) Henar, casi una niña con diecisiete años, huye con él y se instalan en una corrala. Pero este es solo el comienzo de su aventura de dos chiquillos.

Marian Izaguirre ha construido una novela de profundo calado, que explora las emociones de una relación amorosa y que tiene un evidente toque intimista. Sobre la acción predomina la naturaleza de sus personajes. No quiero concretar mucho más, pero a pesar de todo en los treinta años de sus protagonistas ocurren muchas cosas. Quizás no demasiado excepcionales o sorprendentes pero si realistas. Porque lo que ellos viven, les pasa o les puede pasar a muchas personas. Al final sus sentimientos son tan mundanos que todos los conocemos.  Hay decepciones, miedo, dolor, soledad, ansia, lealtad, etc… todo un catálogo de emociones humanas.

Y la forma de narrar es excepcional. Se nota una elegancia natural y una forma de contar poco habitual. Me gusta que la novela este plagada de detalles que concretan y acotan muchísimo tanto a sus personajes, maravillosamente construidos, como a sus escenarios. Estos nos llevan a diferentes lugares del planeta tan diferentes como Madrid, Creta, Estados Unidos o Bilbao en diferentes contextos temporales. No es que la autora se extienda mucho pero da los detalles suficientes como para que seamos conscientes del paso del tiempo y del cambio de mentalidad.

Y la historia toma diversos matices al estar narrada por sus dos protagonistas, Henar y Martin, los cuales vivirán los mismos acontecimientos de diferentes formas. No es que nos vayan a contar los mismo, si no que la narración de uno y otro se va solapando y cubriendo un largo recorrido que la autora nos desgrana sin orden ni concierto. Pero si que una y otra voz nos van dando perspectivas diferentes. Y lo que podría haber sido un batiburrillo de escenas y de momentos crea una novela que atrapa y emociona a pesar de esa arquitectura complicada.

Además conoceremos los lugares más sórdidos de Madrid. Como una humilde corrala de principios de los sesenta en contraposición al mundo del lujo y el famoseo. Así mismo toca dos profesiones diferentes en la época, la de editor y la del mundo de la moda. Esta última relacionada con el mundo del cine.

En definitiva, no puedo hacer otra cosa que recomendaros que leáis Después de muchos inviernos. Una novela profunda y delicada que explora los rincones más oscuros del amor y el desamor. Una novela tan real como la vida misma.

12 comentarios:

  1. La tengo apuntada que me encanta Marian Izaguirre. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que darle una segunda oportunidad a esta autora sí o sí. Besos.

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de esta autora y de momento va a seguir siendo así, ya que esta novela no me llama mucho la atención.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Cómo viene este final de mes para empezar fuerte con diciembre, blog al que entro, libro que anoto,y es que en esta ocasión no me puedo negar; me gusta muchísimo la novela que has traído y la autora ¡Me lo pido! 😁💋

    ResponderEliminar
  5. Me quedé con las ganas de leerla una novela de Marian Izaguirre pero al final el paso del tiempo hace que la vaya dejando en el olvido... No sé si esta me llama la atención...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Yo leí "La vida cuando era nuestra" que me encantó, especialmente porque ciertos detalles me llevaron a lugares muy cercanos para mi. Y tengo ganas de leer más novelas suyas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. De esta autora leí uno y bueno, no estuvo mal. La historia pinta interesante así que no lo descarto.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que te haya gustado pero no es para mi, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. No me importaría nada leerla. Seguro que a mí también me encaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho lo que cuentas. Me la apunto para estas Navidades. Bss. Concha

    ResponderEliminar
  11. No he leído nada de esa autora, aunque he escuchado mucho hablar de ella. Me la apunto. Me quedo por aquí de seguidora y te invito a que te pases por por mi blog si te apetece. Puedes hacerlo a traés de mi perfil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Aun tengo a la autora pendiente, no se con cual empezaré pero tengo una ligera idea
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Puedes expresar tu postura, opinión, crítica o lo que sea libremente y sin censura siempre que seas respetuoso y correcto. Los comentarios maliciosos, ofensivos, insultantes, con enlaces o spam seran eliminados.