viernes, 2 de agosto de 2013

El efecto del aleteo de una mariposa en Japón - Ruth Ozeki



Título: El efecto del aleteo de una mariposa en Japón
Autora: Ruth Ozeki
Publicación: Planeta, mayo de 2013
Páginas: 510

Entre las páginas de este libro se halla el diario de una niña llamada Nao. Arrastrado por las olas de un tsunami, ha cruzado todo un océano para llegar a su destino. Cambiará la vida de quien lo encuentre. Quizá también la tuya.

  «Inteligente, humana, especial. Estoy enamorada de esta novela.» Alice Sebold, autora de Desde mi cielo

  «Ozeki provoca un impacto emocional en el lector. Una obra de arte, rotundamente.» Kirkus Review

  «Cautivadora, inteligente, divertida y desgarradora, a veces todo ello en la misma página.» Junot Díaz

Mi experiencia con la novela

Hay veces que lo narrado en una novela traspasa sus páginas y deja de ser una simple historia para convertirse en algo más, para introducirse en nuestra mente y no dejarla descansar. El efecto del aleteo de una mariposa en Japón reconozco que no ha sido una lectura liviana ni fácil de esas que se leen en un momento, que se puede tomar con distracciones y que al cerrar sus páginas te puedas desprender de ella con facilidad.

Esta historia de alguna manera se ha quedado pegada a mí, a pesar de que ser  inquietante en muchas ocasiones. No podía parar de leer y su extraña belleza realmente me ha impactado.  Es una novela dura, desgarradora de esas que una no puede olvidar fácilmente y que además de contar, implica al lector en una vorágine de sentimientos.

Ruth, neoyorkina de nacimiento, es una novelista y profesora de literatura en la universidad que vive en una pequeña isla de Vancouver (en la Columbia británica), un rincón donde prácticamente no hay nada y donde no le gustaría estar si no fuera por Oliver, su pareja. Una tarde paseando por la playa encuentra una bolsa, que en principio cree que es basura pero que contiene en su interior una fiambrera, un reloj de muñeca, unas cartas y un desgastado diario de tapas rojas.  En principio cree que puede ser uno de esos objetos arrastrados por el tsunami que se produjo en Japón en 2011. Ruth comienza la lectura del diario sin demasiadas pretensiones pero poco a poco se va implicando emocionalmente con la narradora hasta el punto de obsesionarse con encontrar su paradero. De este modo comienza una investigación para comprender de donde ha salido el diario y donde se encuentra su propietaria.

El diario perteneció y fue escrito por Naoko Yasutni, a quien todos llaman Nao. Una chica japonesa que después de vivir durante casi toda su vida en Estados Unidos, el despido de su padre por parte de la empresa en que trabajaba como programador informático en California les ha devuelto a Tokio, un lugar en donde no encaja y que no comprende.  El objetivo con que empieza el diario es contar la historia de su bisabuela, una monja budista zen de más de cien años de edad, pero que finalmente comienza hablando de sí misma en lo que ella denomina sus últimos días en este mundo.

Así poco a poco vamos conociendo a la protagonista, Nao y el comienzo de su vida en Tokio que no resulta muy alentador. Su padre, avergonzado y abatido, se ha convertido en un ente fantasmal que deambula sin sentido por la casa y cuyos intentos de suicidio son un constante motivo de preocupación, su madre no quiere abrir los ojos a la realidad y se refugia en su trabajo en una editorial. Y para colmo, en el colegio es víctima de acoso escolar por parte de sus compañeros que le hacen vivir situaciones humillantes y crueles vejaciones. Pero su vida da un vuelco cuando tras vivir una temporada con su bisabuela Jiko Yasutni, conoce la figura de su tío, un piloto kamikaze que murió en la II Guerra Mundial.

Ruth -¿quizás el alter ego de la escritora?-, cuyas raíces también son japonesas,  se involucra realmente en el relato de Nao, se emociona con su historia y deja una parte de sí misma en el diario. No puede comprender la actitud derrotista del padre, las situaciones que le hacen vivir sus compañeros y apesadumbrada comienza a comprender la soledad de Nao. Son numerosas las preguntas en torno a la muchacha que van surgiendo. Cada vez se hace más real su figura y de forma desesperada comienza a buscarla, con ansias por conocer si está viva, si sobrevivió al tsunami y  si efectivamente ha cumplido su promesa.

La autora construye esta historia a través de dos hilos narrativos desarrollados en dos tiempos distintos que van combinando de forma alternativa la vida de las dos mujeres que la protagonizan. La historia de Nao se desarrolla a través de su diario, en primera persona y haciendo un uso bastante coloquial del lenguaje simulando el estilo propio de una adolescente, donde en su expresión se ve reflejados sus diferentes estados de ánimo y donde establece una especie de comunicación muda con el lector llamando su atención en diversas ocasiones, dirigiéndose a él de forma directa o incluso enviándole preguntas que sabe que no tendrán respuestas. Además en esta parte la narradora utiliza muchos vocablos japoneses para referirse a actos, creencias o objetos que están aclarados perfectamente, bien a pie de página mediante una nota de la traductora o bien a través del propio texto. En esta parte se dejan ver muchas pinceladas de la forma de pensar japonesa, de sus costumbres y la filosofía zen.

Los capítulos centrados en Ruth, en cambio, son mucho más convencionales. Están narrados en tercera persona por un narrador omnisciente y su uso del lenguaje es mucho más elegante y formal a la vez que recogen muchas reflexiones propiciadas por la lectura del diario mientras las comenta con su marido, que mantiene un punto de vista mucho más sereno.

A través del diario de Nao y las conjeturas y reacciones de Ruth se nos plantean multitud de temas complejos que nos llevan a reflexionar. Desde temas que se sufren de forma individual como el acoso escolar, el suicidio, la pederastia o la prostitución como grandes catástrofes masivas que ha sufrido la humanidad propiciadas por la mano del hombre. En la novela nos habla de la Segunda Guerra Mundial, el atentado del 11-S, o el accidente en la central nuclear de Fukushima. Desgracias que han tenido grandes consecuencias para la población cambiando incluso su forma de vida y mediante la cuales llegamos a la conclusión de la barbarie humana, de las mentiras de los gobernantes, de la inutilidad de una guerra y de lo frágiles que somos a pesar de que creemos controlar el mundo. Pero sus personajes también, y de forma introspectiva, están anclados en los sentimientos de soledad, el abandono, sus creencias personales que les llevan a tomar decisiones determinantes en sus vidas. 


Las reflexiones que nos plantea entorno a estos temas son realmente interesantes.  Y aunque puede parecer que tal diversidad de cuestiones y hechos no puedan tener una coherencia en la novela por su disparidad la autora los introduce de manera natural y perfectamente solapados en la historia de forma que siempre encuentran su lugar exacto.

Todos estos temas sirven como instrumentos que convergen en una idea global. La idea del espacio, del tiempo, de la realidad y de la identidad de uno mismo están muy presentes a lo largo de la novela. Para que el lector decida el  sutil vínculo entre el pasado y el presente, entre lo sucedido y lo imaginado, entre el concepto de uno mismo y la percepción ajena. Una forma de conectar dos mundos  y dos personas distintas.

Para desarrollar este punto su autora nos propone diversos juegos de palabras y algunos paralelismos entre sus protagonistas. En relación con el tiempo, un claro ejemplo es la obsesión que tiene Nao con el vocablo inglés now y el título que tiene la cubierta del diario, En busca del tiempo perdido, obra de Proust. Al mismo tiempo y sobre el espacio juega con la idea de el punto exacto en que se encuentran sus protagonistas en momentos concretos de forma que incluso pueden vivir situaciones similares siendo dos personas totalmente distintas.

A pesar de que la novela destaca por su crudeza y el realismo que impregna cada parte de la misma en el tramo final la autora nos sorprende con un toque mágico que aunque me ha sorprendido también me ha gustado este aspecto para completar una obra que presentaba un difícil desenlace.

Conclusión

El efecto del aleteo de una mariposa en Japón es un libro complejo, trágico, perturbador con cuya lectura ninguno de sus lectores podrá quedarse indiferente. Una novela que nos muestra la tragedia de la vida pero que a la vez nos da una dosis de esperanza.

31 comentarios:

  1. Creo que la dejo pasar, no me apetece una lectura de este tipo ahora mismo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Lo dejaré pasar, me da la impresión que es un poco tensa, además ya de por sí el título es denso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo la tendré en cuenta: me suelen gustar mucho esas historias que surgen de diarios/cartas encontrados casualmente, y esta rezuma un ambiente nostálgico que me atrae. 1beso!

    ResponderEliminar
  4. El título es muy llamativo la verdad pero no creo que me anime.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Parece que el efecto del aleteo de una mariposa en albanta ha sido considerable :D Ya tenía fichado este libro, me gustan las lecturas que duran aún después de cerrar la última página.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  6. No creo que la lea próximamente, pero me alegro que te haya gustado.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. No lo leería ahora mismo, pero sería interesante darle una oportunidad en el futuro.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. A mí también me gustó y también me impactó. Es que tiene tantas historias dentro, tantas reflexiones, tantas cosas en las que pensar...
    Me alegro de que tú también lo hayas difrutado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Has usado la palabra clave: perturbador. Me lo apunto. Por eso y porque me gustan los libros sobre diarios, porque me gustan los libros ambientados en oriente.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Curioso el título. Pese a la complejidad que dices de él, sin embargo la historia que narra resulta interesante. Es para tenerlo en cuenta.

    ResponderEliminar
  11. Y aestá en mi lista de deseos. Espero conseguir pronto. Un saludo y gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  12. La tengo pendiente en mi e-reader. Aún siendo una historia densa, compleja, me apetece leerla. De vez en cuando me apetece leer algo así, alguna historia que , como bien dices, cueste salir de mi cabeza.

    ResponderEliminar
  13. Tengo muchas ganas de leerlo. Creo que va a ser una lectura muy interesante y por la reseña se ve que es una novela con bastante fondo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Hoy me ha llegado este libro a casa,regalo del sorteo de Lidia y me ha hecho una ilusion!!.Despues de tu reseña las ganas de leerlo son muchas más,pero creo que esperaré a la vuelta de vacaciones,si es un libro para reflexionar y leerlo tranquilamente mejor en el sillon de casita.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Cada vez me apetece más este libro. Y tu reseña no me deja dudas de que este libro lo voy a disfrutar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Qué buena pinta aunque mejor se hubiera ahorrado los momentos históricos de catástrofes y desgracias. Pero me lo apunto!!

    ResponderEliminar
  17. Una historia de lo más curiosa, desde luego.

    ResponderEliminar
  18. Ayer estuve comprando libros y este me llamó mucho la atención, aunque lo dejé porque no es el tipo de lectura que me apetece ahora, pero me parece muy apetecible. Bss

    ResponderEliminar
  19. Con recomendación de Junot Díaz. muy interesante, no me hace mucha gracia lo de la catástrofe por saturación pero tanto la autora como el libro pintan bien. un beso

    ResponderEliminar
  20. Lo he leído, me atrajo el título tan propio de algunos de Murakami
    Me pareció un libro sumamente hermoso pese a que la historia está teñida de tragedia.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. He leído alguna otra reseña sobre esta novela y cada una opinaba diferente. A mí por el título y la sinopsis me llamó la atención (ha influído mucho también que incluyese la palabra Japón pues diferentes cosas en mi vida me relacionan con dicho país y cultura). No parece una lectura sencilla pero con tu reseña y conclusión me convences del todo de que al menos hay que darle una oportunidad y conocer la historia de Ruth y Nao.
    SAludos

    ResponderEliminar
  22. Es la primera reseña que he leído, resulta muy llamativo y sobre todo me quedo con esa sensación de quedarse atrapada y conmovida. Besos

    ResponderEliminar
  23. Me llama la atención aunque no sé si es mi momento de leerlo. Lo dejo correr por ahora pero sin perderle la pista.
    Un besin

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola! No conocía este libro así que esta es la primera reseña que leo y la verdad es que me has atrapado, tengo ganas de leerlo aunque no se si estoy ahora en un momento adecuado para sumergirme entre sus páginas. Gracias por la reseña

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  25. No es una lectura que me apetezca en este momento. Un besote!

    ResponderEliminar
  26. Parece una lectura profunda y ahora mismo no me apetece mucho. Lo anoto para el otoño y a ver si hay suerte en el sorteo. besos

    ResponderEliminar
  27. Lo tengo fichado, tiene pinta de ser interesante y diferente =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  28. Me acaban de regalar este libro, no había oído nada de él. Acabo de empezar, y de momento me ha resultado fácil introducirme en el libro..ya os contaré.

    ResponderEliminar
  29. Lo estoy leyendo, me tiene atrapada!!!! Me parece una novela muy conmovedora,muy especial que te llega a lo mas profundo de tu ser.Creo que Ruth Ozeki se ha lucido con esta novela!!!

    ResponderEliminar
  30. Me interesa mucho, pero en méxico no ha llegado, es una lastima, porque tengo muchas ganas de leerlo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!