miércoles, 23 de marzo de 2011

Loca por las compras - Sophie Kinsella


Rebeca Bloomwood a quien todos llaman Becky, es una joven periodista alegre, divertida y despreocupada cuya principal aspiración es comprar, comprar y comprar aún mas. Le apasiona ir de tiendas, encontrar rebajas y descuentos, dejarse llevar y relajarse a la vez que abusa de su tarjeta de crédito. Pero todo se complica cuando Becky no puede controlarse y adquiere diversas deudas las cuales no hacen mas que crecer y Becky comienza a ser acosada por los bancos quienes están al acecho en su busca y captura.
En este contexto a Becky no le queda mas remedio que buscar una solución y para ello tendrá que tomar unas cuantas decisiones y elaborar un plan que acabe con sus deudas para siempre.


Personajes

Becky es una periodista financiera cuyo sueño es poder abandonar su trabajo y dedicarse a algo que le resulte menos aburrido. Tiene 25 años y le encanta ir de compras, sentir como se le acelera el corazón cuando ve algo que le gusta, deslizar sus manos sobre las estanterías de las tiendas. Y es que Becky no puede resistirse a las rebajas.

Becky es una chica muy divertida pero también es soñadora y a menudo deja volar su imaginación a la vez que construye sus castillos en el aire. También es una chica optimista que piensa que todo se puede solucionar. Le gusta pensar en que quizá le toque la lotería o que quizá un trabajo mejor le espera a la vuelta de la esquina. Una posición demasiado confiada si contamos en lo delicado de su situación.
En el tema amoroso no tiene mucha suerte, últimamente había salido con James, un chico que se negaba a tener sexo con ella porque no creía en las relaciones extramatrimoniales. A pesar de todo a Rebeca este tema no le preocupa demasiado porque esta a gusto con su vida y consigo misma.

En el trabajo no la toman muy en serio porque ella no se esfuerza demasiado pero su familia cree que es un astuta periodista a la que no se le escapa ni una.
Luke Brandon es un joven prometedor, guapo y rico, de hecho se encuentra en la lista de los hombres mas ricos del país. Creador de Brandon Communications, la empresa mas importante de Londres dedicada al mundo de las relaciones públicas ligada al mundo de las finanzas.

Frecuentemente se encuentra con Rebeca cuando en ruedas de prensa o presentaciones a las que Becky acude a buscar información para escribir sus artículos. Entre ellos existe una relación meramente profesional hasta que un día Luke decide contar con Becky para que le asesore para comprar unas maletas y ella comienza a ver algo mas en Luke quien hasta ahora había pasado desapercibido para ella, aunque sus esperanzas se ven pronto truncadas porque resulta que él tiene novia.

Suze es su compañera de piso. También tiene 25 años. Proviene de una familia rica, sus padres no solo le han asignado una paga mensual, sino que además le compraron el piso con el que vive con Becky a quien le cobra un simbólico y moderado alquiler.


Confesiones de una compradora compulsiva: la película

Este es el titulo de la adaptación de esta novela a la gran pantalla que abarca los dos primeros libros de la saga, “Loca por las compras” y “Loca por las compras en Manhattan”.

Cuando comencé a leer el libro la verdad es que no recordaba que había visto la película y es cuando Becky va a comprar un pañuelo a una prestigiosa tienda que está rebajada cuando me vino el recuerdo de la película a la memoria y el pañuelo verde azulado.
Creo que no me sonaba mucho porque al unir los dos primeros libros se salta muchas cosas y evidentemente adelanta muchas otras.
Pero el caso es que curiosamente el siguiente sábado después de terminar de leer el libro la dieron en la tele y aproveché para verla de nuevo y compararla con el libro. Y esto es algo que no puedo evitar, se que la mayoría de veces pierde la película pero aún así me gusta.
El resultado no pudo ser mas desastroso, la película me resultó bastante aburrida y tuve que hacer un gran esfuerzo para terminarla.

El argumento difiere bastante de la película ya que es una mezcla de los dos primeros libros y me da la sensación que en el cambio se ha perdido un poco la esencia de la historia. Mientras en este libro Becky trata de resolver sus problemas económicos en la película también tiene otro gran objetivo que es conseguir un empleo en una conocida revista de moda y para ello comienza a trabajar en una revista sobre economía que le sirva de pasarela. Su jefe es Luke Brandon, y en el libro Luke trabaja en otra empresa distinta. Además en el libro Luke es mucho mas serio y distante.
La novela se desarrolla en Londres, mientras la película tiene lugar en Nueva York (Estoy comparando con la primera parte, porque en la segunda es evidente que sucede en Manhattan)
En el libro Tarkin esta detrás de Becky y en la película se casa directamente con Suze la compañera de piso de Becky y eso que son primos.
La relación entre Luke y Becky se ve venir desde un principio pero el hecho de que no trabajen juntos le da un punto totalmente diferente

En realidad en la película Becky no es como yo me la he imaginado al leer el libro. Para mí era una chica con mucho estilo y personalidad y un tanto pija pero inteligente a la vez aunque le cueste centrarse. En la película me ha parecido una chica algo tonta y superficial. Lo bueno del libro es que su manera de relatar te hace conocer bastante a Becky y entender de alguna manera sus ansias de comprar porque sabemos que siente y como piensa, en cambio la película se queda muy en la superficie.
La actriz no me ha resultado muy adecuada para el papel, no es Becky, por lo que no me ha resultado creíble su actuación. Físicamente tampoco es lo que esperaba.

¿Y al final que me ha parecido? 

El libro me ha parecido entretenido sin mas. No es la divertida novela que esperaba encontrar y aunque tiene situaciones mas o menos disparatadas no ha logrado hacerme reír como pensaba. Aunque la verdad, reconozco que es una labor difícil hacerme reír con una novela.
No ha llegado a engancharme, sino mas bien lo he leído por inercia, durante todo el tiempo he tenido la sensación de que en el libro no iba a pasar demasiadas cosas. Me ha parecido demasiado simple.

Se lee fácil y rápidamente y no es necesario contar con gran concentración a la hora de seguir el libro, aunque en algunos momentos se me ha hecho algo repetitivo y pesado. Por no hablar de que me parece previsible, y con un final mas que cantado.
Y no me vale la escusa de que como el género es el chick lit pues no se puede esperar gran cosa. No señores, no, cualquier libro de cualquier genero y cualquier autor puede sorprender y no ser menospreciado.
El argumento en bastante simple, una joven que tras abusar de su tarjeta de crédito llega a un punto en el que las deudas que ha contraído han puesto su economía en un punto insostenible y se ve acosada por los bancos.
Ella en un principio intenta eludir su responsabilidad pero poco a poco se dará cuenta de que no puede huir mucho tiempo mas y comienza a idear una serie de planes que solucionen su situación.
Para ello se basa en dos premisas GM o GMD (Gastar Menos o Ganar mas dinero), en primer lugar intentará adoptar la primera opción.
Paralelo aunque en un segundo plano se irá desarrollando una historia de amor, entre

Después de conocer a Becky me he quedado algo decepcionada pues no me ha caido todo lo bien que se supone debe caerte la protagonista. Supuestamente es alocada y divertida pero creo que al personaje le falta carisma. Se supone que es una chica cuyo interés constante son las compras, que evita las responsabilidades y que no asume su trabajo con madurez sino que es un elemento necesario para tratar de solventar sus deudas. También se supone que es frívola, incluso la vemos a la caza del millonario que le permita llevar una vida de completo lujo. Aunque en realidad no lo es tanto porque tiene aspiraciones como todo el mundo espera encontrar un buen trabajo, tener novio y en definitiva construirse una vida perfecta.
Hay que reconocer que algo de gracia tiene, su manera de ahorrar que no deja de ser seguir gastando. Me gustó mucho la parte en que Becky como no puede dejar de gastar (su primer intento) decide buscar otro trabajo compatible con el de periodista y cree que la mejor opcion es ser dependienta porque así ganará dinero a la vez que está en contacto con un lugar donde le gusta estar.
Pero se encapricha de unos pantalones que justo se va a probar una clienta y al final termina en la calle.


Me hacia mucha gracia el personaje porque en cierto sentido me sentia un poco reflejada (hasta cierto punto, claro está, yo no tengo esas deudas) porque a mi me encanta ir de compras y no hay día en que salga de casa y no se me antoje cualquier cosita, al final siempre acabo picando y gasto mas de lo necesario.
En cuanto al resto de los personajes prácticamente ni existen, conocemos sus nombres pero no tenemos apenas datos de ellos y la novela acaba de ser un poco agobiante en ese sentido porque solo habla de Becky

A pesar de esta decepción puede que le de otra oportunidad a Kinsella o incluso a Becky. De todas maneras mas o menos creo que ya se lo que esperar de la segunda novela de esta serie.

1 comentario:

  1. Soy auténtica fan de esta saga, me divierto muchísimo con las aventuras de Becky, la verdad es que me encanta... aunque sean libros solo para pasar el rato y no aporten demasiado. Saludos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!