viernes, 11 de marzo de 2011

El clan Mallaig - Diane Lacombe


La historia transcurre en Escocia, en 1424. Gunelle Keith es una joven de diecinueve años que ha pasado toda su vida estudiando en un convento, por lo que conoce poco de la vida real pero cuenta con unos modales refinados y una amplia cultura hasta que su vida da un completo giro cuando su padre, un próspero comerciante de Aberdeen, Nathaniel Keith, la promete en matrimonio con Iain McNeil, hijo de Baltair McNeil y futuro heredero del clan Mallaig. Esta boda será llevada a cabo para satisfacer los intereses económicos de ambas familias.

Así nuestra protagonista comienza un viaje sin destino en el que su vida cambiará para siempre, se separará de su familia, irá a una región totalmente desconocida para ella y se enfrentará a su destino.

La joven Gunelle para honrar a su familia no tiene otra opción que emprender el viaje hacia su nuevo hogar donde no solo le espera un nuevo idioma, unas costumbres diferentes a las que hasta ahora ha vivido, sino un marido que la rechaza, huye de ella y no la trata bien. Aún así ella está decidida a cumplir su objetivo con dignidad y desempeñar el cargo de “castellana de Mallaig” estando a la altura de lo que se pretende que cumpla, ignorando el hecho de que su nuevo hogar esta plagado de seres brutos y bárbaros muy distintos a ella.

Entre dos

En la historia los protagonistas principales son:

Gunelle es refinada y culta, educada en conventos, es la tercera hija de una acomodada familia noble que vive en Escocia. No le queda mas remedio que aceptar con resignación lo que le ha venido impuesto por su padre, pero ella está decidida a esforzarse e integrarse con aquellas gentes a las que son muy distintas a ella y a quienes considera unos bárbaros y brutos de costumbres toscas y rudas. Gunelle siente constantemente ganas de huir ante el desprecio de quien se ha convertido en su marido recientemente quien ni siquiera ha consumado el matrimonio con ella. A pesar de toda su ignorancia, desempeña el papel de esposa sumisa, complaciente y comprensiva, contentando en todo momento a su marido.

Iain McNeil, es el otro protagonista de la historia. Es el heredero del Clan desde que su hermano Alistair falleció asesinado, circunstancias que le hacen sospechoso a el mismo. Es un hombre duro, cruel y despiadado, que también es obligado a casarse en contra de su voluntad, por eso se comporta así con su esposa. En realidad es como un lobo que huye de la gente y si se encuentra acorralado escapa pero es porque nunca sintió el afecto y cariño de nadie, siempre se sintió solo. Su futuro como jefe del clan le deja al frente de batallas, traiciones y enemigos contra los que deberá luchar tras la muerte de su padre.
Tomas es primo de Iain y es prácticamente el único apoyo con que cuenta Gunelle al llegar a Mallaig. Él ofrece su amistad y confianza hasta el punto que Tomas termina enamorándose de Gunelle y luchando contra su primo.

Beathang, es la viuda de Alistair, el hermano de Iain y con quien este mantiene una aventura desde que muere el hermano de este, una relación por todos conocida y consentida en el castillo. Ella actúa como un ser que constantemente humilla a Gunelle, como una arpía y una víbora.

La esencia

En el libro encontramos una historia de amor, bueno mas bien de desamor, con el mismo precepto rancio y anticuado con el que cuentan muchas historias ambientadas en la época: un matrimonio por conveniencia y obligación. Esta circunstancia era muy común en esa época donde el amor poco importaba y si las normas sociales o los intereses económicos primaban sobre otras cuestiones.

Y nuestra protagonista no puede ser mas típica y tópica, una mojigata que ante la presión de sus padres no tiene mas remedio que casarse por obligación, hasta ahí todo mas o menos normal o por lo menos consecuente, pero nuestra sufrida protagonista llega a una regíón donde los habitantes son burdos y bárbaros en contraposición de los buenos modales y la cultura que ostenta nuestra protagonista.

Su decepción se hace mayúscula cuando descubre que su marido pasa totalmente de ella y la pobre se queda a dos velas porque después de casarse ni se estrena que eso si que es mala suerte.
Pero a ella le da igual, porque sigue desempeñando su papel de modélica esposa a la perfección. Gunelle es tan ignorante que es la última del castillo en donde vive en descubrir que su esposo tiene una amante.

Los personajes son planos y no transmiten gran cosa, la verdad es que con todo lo que sufre Gunelle se supone que el lector debería empatizar con ella pero a mi este personaje no me ha hecho ni fu ni fa, por lo simplona y boba que parece. Un personaje ñoño y cursi.

La autora se refiere a ella siempre como la dama Gunelle una expresión que quizá intente que de importancia al personaje y a ensalzar su carácter noble pero que en realidad solo consigue alejarnos del personaje y establecer una marcada distancia que evita toda conexión posible.

En realidad, parece que en vez de dar pena, te de igual lo que le pase. Me hubiera gustado ver un personaje sexi, valiente y atrevido.

Respecto a el me ha recordado un poco a Heathcliff de Cumbres borrascosas un personaje en principio endemoniado y atormentado pero que en el fondo hay que saber buscar en él, y se seguimos la evolución del personaje tal vez encontremos muchos puntos en común.

Respecto a la historia con los datos que he dado seguro que mas de uno os imaginais el desarrollo y final (que no voy a contar claro esta) porque es de lo mas previsible. Para mi gusto le ha faltado imaginación, emoción, algo que aporte una idea nueva o fresca y no nos quedemos con la sensación de que es la historia que hemos visto en la tele mil veces o se ha repetido en los libros una y otra vez.
Ya he dicho antes que es una novela romántica y según había leído con tintes históricos pero parece que esta definición es poco correcta. En el libro encontramos venganzas, luchas, traiciones pero todas de invención de la autora que no digo que esté mal pero que la pinten como es y así no nos llevamos a errores.

Por lo que he dicho el argumento es infantil y soso y el desarrollo propio de cualquier cuento plagado de princesas. La historia se basa en que si te quiero que si no te quiero, que si tu te pierdes y yo te encuentro, que soy malo pero con fondo bueno.

Las rivalidades y venganzas resultan absurdas porque a parte de muy vistas no estan bien desarrolladas.
Como ya habéis visto no me ha gustado mucho este libro. Es un lectura aburrida y tediosa que intercala una historia de amor, con guerras injustificadas, peligros estúpidos para los protagonistas con largas y largas páginas en que no ocurre nada de nada.

La verdad es que me ha costado acabarlo porque me ha aburrido soberanamente. Ya he dicho que me alivió bastante el terminar de leerlo porque constantemente perdía el hilo.

Conclusión

Bueno poco mas puedo criticar el libro, que me ha faltado meterme con las pastas pero la verdad es que aquí he intentado reflejar lo que pienso de esta historia. Un libro que hace que me de pena el haber gastado el dinero en el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!