miércoles, 30 de marzo de 2011

Claire se queda sola - Marian Keyes

Claire es una mujer joven cuya vida ha dado un gran vuelco en poco tiempo. Y es que el mismo día que da a luz a su primera hija su marido, James, le confiesa que está enamorado de otra mujer y que va a abandonarla. Su amante en cuestión es Denise, una mujer que vive tres pisos por debajo de ellos. Tiene 35 años, está casada y tiene dos hijos, una mujer físicamente menos agraciada que ella.

En estas circunstancias Claire se viene abajo, aun en el hospital y con un recién nacido en sus brazos se encuentra débil, sola y desorientada. No le queda otra opción mas que volver a Dublín, su hogar y donde se encuentran sus padres para poder apoyarse en alguien mientras recupera el control de su vida. 

Claire intentará por todos los medios recomponerse junto a sus seres queridos y continuar hacia delante pero siempre con la esperanza de que James vuelva a su lado.
Personajes
Claire tiene 29 años y se dedica a trabajar en una organización benéfica. Es una mujer alegre, divertida y fiestera, también es irresponsable y alocada al contrario que su marido. Es castaña, tiene el pelo corto y brillante, los ojos azules y su cara esta llena de pecas.
Ella había estudiado filología inglesa en Dublín, y cuando terminó de estudiar decidió tomarse la vida a broma y se trasladó a Londres en busca de jaleo e independencia, allí encontró un trabajo como camarera en un restaurante. Hacia ya seis años de eso.
Al año de trabajar en el restaurante conoció allí mismo a James y terminaron casándose.

James era contable. Media casi 1,80, pelo castaño y ojos verdes. Es una persona atenta, cariñosa y centrada pero también demasiado serio, introvertido y algo aburrido en comparación con su mujer. Mientras ella es divertida y extrovertida, él es un hombre callado y sensato.
Aunque no aparece mucho en el libro lo conocemos a través de Claire quien no se le quita ni un segundo de la mente.
Para Claire representa el amor de su vida, su compañero y amigo y un fuerte pilar donde apoyarse. En ocasiones parece que Claire es una niña pequeña y James su protector padre, lo que hace que en cierto modo Claire esté con él porque la cuida y protege.
Cuando abandona a su mujer y su hija en el hospital no volvemos a saber nada de él hasta bien avanzado el argumento por lo que su despreocupación respecto a ellas es monumental lo que hace pensar además que es egoísta y despreocupado.

Adam es un compañero de universidad de Helen. Un día lo lleva a cenar a casa y es cuando se conocen Claire y él. Claire se ve inmediatamente atraída por él a pesar de ser algo mas joven que ella y él por su parte también parece sentirse encanto con ella. Es un tipo entretenido, guapo y fuerte. Tiene los ojos azules, una estupenda melena y un bonito cuerpo. También resulta simpático y sabe escuchar, un adonis musculoso y sensible ¡vamos el hombre ideal! Había nacido en Nueva York pero con doce años se trasladó con sus padres a Dublín.

Los Walsh son la familia de Claire y la verdad es que me ha resultado especialmente simpática.
Por un lado tenemos a la madre, un ama de casa que no tiene ni idea de cocinar y la familia está mas que acostumbrada a los platos precocinados, tanto que cuando Claire una noche se anima y decide hacer la cena ni siquiera se la comen por falta de costumbre y no tener el paladar acostumbrado a la comida casera. También le encanta cotillear y ver telenovelas en la tele.

Su padre se llama Jack, es un hombre bonachón y comprensivo, de esos que no se meten en nada prácticamente. Como su mujer no lo hace es él quien se ve obligado a ocuparse de las tareas del hogar. Tiene una relación muy especial con Claire y siempre está dispuesto a animarla.
Luego están sus hermanas: Margaret, Rachel, Helen y Anna. Las dos primeras ya no vivían en la casa familiar por lo que no hemos tenido ocasión de conocerlas.

Helen tiene 18 años y estudia en la universidad. Es muy atractiva, ella lo sabe y tiene un carácter de mil demonios, es un chica muy temperamental a quien le gusta que no se metan en su vida e ir a su bola. En casa la temen y ella vive a su antojo sin permitir a nadie inmiscuirse en sus cosas.

Anna es la hippie, cariñosa y dulce, vive a su aire, en contacto con la naturaleza. No tiene paciencia para dedicarse en cuerpo y alma a un trabajo serio y prefiere vivir a su ritmo.
Las hermanas son muy diferentes y solo comparten entre ellas el gusto por la bebida. Cuando eran mas jóvenes incluso sus padres tenían que esconder las botellas porque no paraban de empinar el codo.
Contexto, estilo y estructura
El libro tiene 551 páginas divididas en 39 capítulos más un epílogo. El hilo de la narración corre a cargo de Claire quien nos narra en primera persona lo que va sucediendo. Esto a la vez tiene la ventaja de que además conocemos sus pensamientos y sentimientos y porque actúa como tal. En ocasiones nuestra protagonista se pone a divagar sobre algún tema que no tiene mucha relación con el argumento en cuestión pero que nos va mostrando su personalidad.

Como en otras novelas de Keyes el estilo es sencillo, directo y sin tapujos a la hora de narrar las cosas. La autora no se corta un pelo y cuando hay que nombrar algo lo nombra y de este modo no nos resulta ñoña ni demasiado cursi la novela.

La historia tiene su punto de partida en Londres pero luego es en Dublín donde realmente se lleva a cabo la acción. Y el escenario mas común la casa de la familia Walsh.

Los personajes están irregularmente definidos y salvo a Claire no conocemos demasiado a ninguno mas. La autora los utiliza como mera comparsa y al final se hace un poco pesado una novela de mas 500 páginas con un solo personaje. La verdad es que me hubiese gustado conocer mas a la familia Walsh.
El mundo de Claire
Cuando Claire llega a casa de sus padres no solo está destrozada anímicamente sino que debido al reciente parto físicamente no se encuentra en su mejor momento. Aun con sobrepeso, y un aspecto que deja bastante que desear no tiene fuerzas ni siquiera para vestirse y mucho menos para enfrentarse al mundo por lo que su primera opción es quedarse en la cama y ni siquiera levantarse para comer.

Para curar sus heridas y olvidarse de todo lo ocurrido recurre al alcohol y es que el problema de Claire es que James era el hombre perfecto y sin darse cuenta se había convertido en alguien totalmente dependiente de él. Representaba el hombre perfecto en una relación perfecta que le hacia sentirse segura y protegida.

Además se encontraba es un momento muy delicado y con las hormonas revueltas. Pero su pequeña la necesitaba y debía seguir hacia adelante y tomar ciertas decisiones, al menos debía hacerlo por ella. En principio Claire no sabe que hacer con ella, incluso la descuida un poco. Y es que debe reorganizar completamente su vida, donde va a vivir cuando vuelva al trabajo, también esta el tema de la custodia incluso le cuesta resolver cuestiones mas simples como el nombre de la niña.
 
Poco a poco con ayuda de su familia consigue tirar hacia delante y salir del estado anímico que le impide moverse de la cama de forma que comienza a salir y a arreglarse de nuevo. Y cuando conoce a Adam vuelve a tener una ilusión en su vida aunque sigue sin olvidar y sin dejar de querer a James conservando aun la esperanza de que él vuelva a su lado y volver a su anterior vida. Porque Claire se siente humillada pero no le importa soportarlo si con ello vuelve a su vida anterior.
Mi opinión
El libro me parece muy entretenido pero llega un punto en que creo que el argumento cae en picado.
Encontramos un personaje que se deja querer, que le compadeces y que resulta tierno al cual le sucede una gran desgracia que hace que empatices con ella, e intentes comprenderla. Te puedes poner en la piel de Claire fácilmente.
Pero es que el ultimo tramo del libro, ese que pone broche final al libro y que en ocasiones determina que la novela te guste o no, estropea todo lo anterior.

La resolución es absurda. Respecto a James no me ha gustado como termina la historia, demasiado complicada y da demasiados rodeos para llegar a algo que resultaba evidente que iba a pasar. Y con respecto a Adam se saca de repente de la manga una historia que no viene a cuento, no aporta nada interesante y no resulta nada creíble. No me puedo creer que con el buen ritmo que tiene la novela en general acabe así con un final tan raro y artificial. Me gustaría contarlo pero no me gusta desvelar el final. Por lo que el final estropea completamente la novela.

Solo he leído otros dos libros de esta autora pero la verdad es que me gusta su estilo. Trata temas mas o menos comprometidos y sus libros no me parecen tan frívolos o livianos como dicen por ahí. La verdad es que también pienso que mucho de su vida está en los libros sin llegar a ser autobiográficos pero por poner un ejemplo, ella ha sido alcohólica y en este libro en concreto la protagonista utiliza el alcohol cuando se siente mal como método de evasión frente a la realidad que en ese momento se le presenta de lo mas problemática.

Me parece que en la novela se aportan ideas muy interesantes, como por ejemplo la perdida de la propia autonomía que a veces conlleva la vida en pareja. Normalmente cuando vive en pareja se acomoda y se pierde la capacidad de decisión por ti mismo y así comienzas a vivir en una situación en que siempre necesitas el apoyo y la opinión de la otra persona. Esto le pasa a Claire que cuando su marido la abandona pierde el rumbo y su vida se viene totalmente abajo. Incluso ni siquiera puede decidir el nombre de su hija.

Algo que no quería dejarme sin comentar porque me ha molestado bastante (quizá porque estoy pasando por ello) son las veces que se repite en el libro lo gorda que está Claire tras dar a luz e incluso toma esta posición como argumento o justificación para que James la haya abandonado. Pues bien, se que es solo ficción pero me parece tremendamente machista la imagen de la mujer perfecta incluso recién parida. Una no tiene que disculparse ni sentirse mal en un momento así.

Además tampoco me ha gustado que Claire se emborrache tantas veces siendo la responsable de un bebé que necesita toda la atención del mundo, en cuanto a alimentación, higene y cariño, y una persona bebida no debería ni siquiera acercarse. Me ha parecido un comportamiento muy irresponsable por parte de Claire, y creo que la autora deberia haber omitido esta parte, quizá alguna que otra copita este bien, pero me parece un poco exagerado en el libro.

Y ya puesta otra cosa que me ha molestado tremendamente es una cuestión sobre la traducción. Y es que en el libro aparece unas quinientas veces la expresión “al punto” para referirse a esta otra “al instante”. Me pregunto porque no ponen mas empeño en traducir bien y se conforman con hacer traducciones literarias que resultan difíciles de entender y que te incomodan durante la lectura.

Creo que aun no lo he dicho pero este es el primero de una serie de novelas que tratan sobre las hermanas Walsh, aunque no están relacionados unos con otros y no es imprescindible la lectura en su conjunto.
La verdad es que con la bien que me ha caido la familia me encanta que existan otros tres libros que quizán nos ofrezcan mas datos y aporten mas información sobre estos curiosos personajes. Eso si, espero que en el resto los finales estan a la altura. 

1 comentario:

  1. Lo lei y coincido contigo en todo. Me decepcionó en parte y creo que no voy a leer más libros de Marian Keyes.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!