lunes, 1 de agosto de 2016

Lolly Willowes - Sylvia Townsed Warner



Título: Lolly Willowes
Publicación: Siruela, 2016
Páginas: 209

Lolly Willowes, de veintiocho años, está aún soltera cuando tras la muerte de su adorado padre pasa a depender de sus hermanos. Tras ocuparse de todo durante demasiado tiempo, decide escapar de su constreñida existencia y se traslada a una pequeña aldea en Bedfordshire. Allí, feliz y sin trabas, no tardará en descubrir su verdadera vocación: la brujería. Y junto a su gato y al más inesperado de los aliados, Lolly será, por fin, libre.

Publicada en 1926 con un éxito inmediato, Lolly Willowes es la primera y más mágica creación de su autora. Deliciosamente irónica y sugerente, la obra supuso un corrosivo alegato a favor de la independencia de las mujeres, tema que, con una serena inteligencia y un genio subversivo, anticipó el tratamiento que de él harían más tarde escritoras modernas como Angela Carter o Jeanette Winterson.

Mis impresiones

Con esta sugerente y sencilla portada en la que solo aparece un gato y la sinopsis de esta novela, publicada por Siruela hace unas semanas, me llamó muchísimo la atención. Su autora, Sylvia Townsend Warner fue una de las figuras indispensables de la disidencia literaria anglosajona del siglo XX. Lolly Willowes fue su primera novela publicada en 1926 y obtuvo un éxito inmediato.

Laura Willowes es una joven de veintiocho años, soltera y que ha pasado toda su vida en Lady Place, la finca rural de la familia en Somerset. Siempre ha tenido una relación muy estrecha con su padre y cuando este muere, debido a las costumbres conservadoras de los Willowes, se sobreentiende que tendrá que pasar a depender de uno de sus dos hermanos. De esta forma se muda a Londres para vivir con Henry y su esposa Caroline, que la reciben afectuosamente. Pero a pesar de que no le disgusta la vida en Londres siente que su lugar no está allí. Se encuentra encorsetada en la rutina familiar y el cuidado de sus sobrinos que la han convertido en la tía Lolly.

Unos años después, cansada de todo, toma una decisión que sorprenderá a la familia y se traslada a vivir a las colinas de Chiltren en Bedfordshire. Allí por fin encontrará la ansiada libertad y hallará por fin su verdadera vocación....

Podríamos considerar que Lolly Willowes es una novela corta que pertenece al género de la comedia y que además tiene una parte crítica contra la sociedad que vivió Sylvia Townsend Warner, muy evidente en esta historia. En ella su autora hace hincapié en la situación de la mujer en la sociedad de primeros del siglo XX. Con sentido del humor y mucha ironía propone y reclama la independencia de la mujer en contra de la subordinación a un hombre que le imponía en aquel momento. Porque una mujer no podía trabajar libremente, no podía llevar las riendas del negocio familiar, porque los herederos naturales eran los hombres y en definitiva, casi no podía elegir por ella misma. Pero ello no quiere decir que todas las mujeres estuvieran contentas en este papel de esposas y madres. Siempre existieron las pioneras que quisieron estudiar, investigar, descubrir o ser parte de la historia.

Esta novela ha resultado ser una lectura muy agradable y en la que vemos como su protagonista quiere ser independiente, dedicarse a sí misma y hacer lo que le apetezca. Laura ha vivido siempre muy cerca de Everard, su padre, sin encontrar una buena posibilidad de establecer un matrimonio. En realidad Laura tampoco es una solterona; su soltería es más bien un deseo que una privación forzada porque ha rechazado cualquier pretendiente que se acercara a ella. Aunque en aquel momento el matrimonio representaba la única vía de futuro para cualquier mujer Lolly nunca quiso encadenarse a ningún hombre. Y al morir su padre, que le dejó una renta suficiente para vivir con dignidad, se ve anclada a la familia de su hermano. Con ellos sus obligaciones se doblan, se ve forzada a llevar ciertos asuntos de la casa, a atender a sus sobrinos, a viajar justo en el momento en que ellos lo hacen. Algo que termina cansándola. De fondo también podemos ver las costumbres de la sociedad en que a Lolly le ha tocado vivir. Una sociedad cargada de normas y leyes no escritas.

Si en los dos terceros iniciales de la novela podemos ver una obra casi costumbrista en la que conoceremos la forma de vida y usanzas de la familia Willowes y en la que además se reflejará la forma de vida y las costumbres de la sociedad burguesa en Inglaterra a principios del XX, la última parte nos reserva una gran sorpresa porque su autora inunda de magia la historia al encontrar Lolly Willowes su verdadera vocación, que es la brujería. Pero de esto no os voy a contar nada más. Pero quizás sea la parte más divertida de la novela en que la autora hace uso de la fantasía proponiendo a Lolly un camino inesperado y acompañado de un personaje muy especial.

En cuanto al desarrollo no se puede decir que sea una novela en la que ocurren muchísimas cosas, sino que su estilo es pausado y se trata más bien de retratar a la familia que la protagoniza y contarnos como su protagonista se libera del yugo que ejercen sobre ella. Se puede disfrutar de ella plácidamente ya que el estilo narrativo de la autora es maravilloso. Elegante y a la par cargado de ironía e ingenio.

Conclusión

Lolly Willowes es una novela para recrearse en una lectura tranquila y sin grandes sobresaltos pero a la vez te hace disfrutar con la sencillez de su historia. Una novela donde el sentido del humor y la ironía contrastan con el mensaje tan crítico que esconde.

18 comentarios:

  1. La leí hace años en inglés. Recuerdo que me pareció muy graciosa e irónica a la vez. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me lo apunto, podría gustarme.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. A mí también me ha llamado la atención la portada, me parece muy curiosa. El argumento parece divertido. Lo tendré en cuenta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La portada es muy llamativa pero esta vez no me convence del todo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pese a ser pausada me ha llamado la atención. ¡¡Y esa portada me ha encantado!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A mi en esta ocasión no me termina de llamar. La dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No me atrae demasiado y no ahora mismo no me apetece este tipo de lectura pausada. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. No conocía el libro pero ya solo por la portada me llama un montón, no puedo resistirme a los gatos!! así que si tengo la oportunidad de leerlo lo haré!

    ResponderEliminar
  9. ¡Me la llevo! Por lo que nos explicas, creo que es para mí sin duda alguna. Oye, me encanta esa portada, y el título, y... todo :-))) Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Se ve una lectura muy atractiva, por lo que nos cuentas de ella. Tomo nota de esta novela.

    ResponderEliminar
  11. Puede estar bien para relajar. Le echaré un ojo.

    ResponderEliminar
  12. Me usta lo que cuentas pero en este momento no me apetecen este tipo de lecturas tan pausadas. Quiero acción, jajaja para contrastar con mi vaguería vacacional :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  13. Al principio no me llamaba, pero leyéndote me han dado ganas de leerlo, lo apunto!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me has dejado con muchas ganas de leerla! Preciosa reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me gustaría que sacaran una peli sobre ella. Para esas tardes de domingo de invierno. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Pues me gustaría leerlo, no lo conocía =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Me gusta mucho la portada y no tiene mala pinta...

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!