sábado, 19 de mayo de 2012

Afrodita - Isabel Allende


Después de pasar por el proceso de duelo debido a la muerte de su hija Paula en el cual la escritora sufrió un inmenso dolor no encontró ningún otro remedio para consolarse que concentrarse en su gran pasión, la literatura.
La necesidad de desprenderse de la enorme tristeza que asolaba su existencia se propuso comenzar un nuevo proyecto que llamaría “Afrodita”. La idea surgió de una serie de sueños que de repente comenzó a tener.
Una noche soñó que se bañaba en una piscina de arroz con leche, su postre preferido y el que en más de una ocasión consideró como un consuelo espiritual. Nadaba en la crema que le acariciaba suavemente la piel y se despertó feliz. La siguiente semana soñó que se camia a Antonio Banderas, desnudo, con guacamole y tumbado en una tortita de maíz.
Para la confección de esta novela, que Isabel nunca pensó que llegaría a ver la luz, contó con tres personas muy cercanas a ella y muy importantes en su vida.
Una de ellas es  Robert Shekter, un suizo que conoció en una librería y con el que compartió muchos cafés acompañados de la mejor y amistosa charla. Y precisamente fue cuando Isabel le contaba sus sueños cuando idearon la idea de plasmar en un libro un largo recorrido sobre los sentidos. Robert se encarga de ilustrar este libro.
Otra de las participantes de la novela y a quien Isabel atribuye todas las recetas es su madre, Panchita Llona. Una mujer dotada de una habilidad especial para mezclar los alimentos con maestría y convertir los platos en una excelente experiencia culinaria.
La tercera persona que ayudó a que esta novela viera la luz fue Carmen Bacells la agente literaria que desde que Isabel comenzará su andadura literaria la ha apoyado y ha confiado en ella.

La novela
En “Afrodita” la autora realiza un buen repaso sobre el mundo de los sentidos y su relación con la cocina. Se trata de una especie de recopilación de todo lo que hay que saber sobre el mundo de los afrodisiacos pero aderezado con cuentos e historias relacionados con la sexualidad. Nos narra historias propias o de desconocidos, explora las propiedades de distintos alimentos, repasa el papel de la sexualidad en distintas épocas y civilizaciones y nos aporta un recetario de comida.
En el libro encontraremos una detallada lista de alimentos agrupada por grupos con las características e información curiosa sobre ellos. Cómo se han utilizado, las propiedades que se les atribuye o su forma de cocinarlos. La albahaca, la canela, las ostras son algunos alimentos que todos conocemos o por lo menos hemos escuchado hablar de su poder pero aquí descubriremos que hay otros alimentos como el puerro, el garbanzo o la carne de conejo cuyas leyendas sobre sus atributos se han ido perdiendo con los años.
A la vez explora los sentidos el gusto, el olfato, el tacto… Sentidos muy relacionados con los placeres de la carne. El olfato es el más poderoso de los sentidos. Cada uno de nosotros desprende un olor especial y particular y desde la antigüedad ha jugado un papel esencial en las relaciones sociales. Aunque no menos importante es el sentido de la vista, que es el primero que nos lleva a conformar una opinión. Hombre y mujeres se han adornado en todas las culturas intentando mejorar su aspecto y aumentar su atractivo.
En su viaje nos lleva a distintas civilizaciones explorando distintas costumbres y usos amorosos. Podemos encontrar historias de todo tipo. Algunas de lo más curioso. Como en la Edad Media en algunas regiones de Europa, antes de casarse los novios dormían durante tres meses en la misma cama, desnudos y sin tocarse. Y entre ellos se colocaba una espada para asegurar que la situación llegara a buen puerto. O como el cristianismo dictaba las conductas de la buena moral promulgando que el sexo debía llevarse a cabo con túnicas en las que se practicaría un solo agujero que facilitara la labor.
Todo el mundo conoce a Cleopatra quien impregnaba de aroma de rosas cualquier lugar por donde pasara o el apetito insaciable de Mesalina.
Entre estas anécdotas históricas también hay lugar para algunas propias o menos conocidas. Las referentes a su propia experiencia o la de algunos familiares y amigos.
Las perversiones y “otros gustos amorosos” también tienen su rinconcito en esta obra. Por ejemplo Napoleón prohibía a sus amantes lavarse una semana antes de tener un encuentro con ellas. O la historia en que está basada la película “El imperio de los sentidos” donde la mujer utilizaba una bufanda de seda para cortar la respiración a su amante y así potenciar el placer. Aunque se esmeró tanto que terminó matándolo.
Mi opinión
La novela comienza con la siguiente frase de la autora: “Me arrepiento de las dietas, de los platos deliciosos rechazados por vanidad, tanto como lamento las ocasiones de hacer el amor que he dejado pasar por ocuparme de tareas pendientes o por virtud puritana”.
El placer de la comida y el sexo siempre han estado íntimamente relacionados. Isabel Allende lo mezcla todo una gran destreza y su genial arte para contar. En esta novela hay un poco de toda realidad, ficción, historia, inventos. Un libro de estructura temática y curiosa que puede satisfacer nuestra curiosidad a la vez que entretenernos con un buen libro.
Aunque esta no es una novela al uso con un argumento y unos personajes. Es una obra de no ficción. Aunque no hay unos personajes claramente identificados todo gira en torno a la autora.
Isabel que es una mujer que ya ha alcanzado los cincuenta años y que solo con la madurez que le proporciona el haber llegado a esta etapa de su vida puede haber llegado a la conclusión de que hay que dejarse llevar por los placeres de la carne. Criada en un ambiente puritano donde no solo el tema es tabú sino que poco su acceso a los conocimientos estaba muy limitado con los años se ha convertido en una mujer nueva que sabe lo que le gusta y donde buscarlo. No es una buena cocinera. Sus platos aunque sabrosos no son espectaculares por eso ha decidido dejar las recetas de cocina a su madre que tiene un don especial para ello.
Después de haber leído bastantes novelas de Isabel Allende he podido comprobar que no importa de lo que hable pues siempre consigue narrar de una forma que te envuelve y que te mete directamente en la historia.
Ya puede ser una novela de ficción, la trágica historia de la muerte de su hija Paula o su vida, que esta autora consigue llegar al lector con una facilidad asombrosa. Uno de los puntos clave de esta novela es el gran sentido del humor y desparpajo con el que la autora nos va descubriendo el mundo de la sensualidad.
Muchas de las anécdotas resultan divertidas y nos lo cuenta sin ningún tipo de tapujo y mucho contenido erótico. Otras resultan simplemente increibles. Su prosa en sensual y picarona. Las recetas que aparecen en la novela están elaboradas con ingredientes sencillos y sin mucha técnica. Pasan por salsas, carnes, pescados, platos vegetarianos y los postres.
Como conclusión diré que en un libro muy agradable de leer, que nos da a conocer multitud de historias, curiosidades y todo ello narrado con el estilo fresco, ameno y fluido de Isabel Allende. Además esta novela tiene un valor añadido y es que está ilustrada. Mientras vamos pasando las páginas podemos ver imágenes de ninfas, sátiros, mujeres o alimentos.

10 comentarios:

  1. He leído varias novelas de Allende, esta en concreto no pero no tiene mala pinta. Cuando me dé por volver a Allende, tendré este título muy en cuenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. He leído mucho a Isabel Allende, este libro no lo he leído. Pero seguro que lo haré. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues no tenía ni idea de este libro, me parece bastante interesante.
    Sólo he leído un libro de Allende y no me acabó de hacer tilín... pero tengo unos cuantos suyos en el tintero =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hace años que no leo nada de Allende y creo que ya va siendo hora de retomar a esta autora, que son muchas las obras suyas que me gustaría leer. Y después de leer tu reseña me anoto también ésta, que me dejas con mucha curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído, mi última incursión con la autora fue Paula y salí despavorida con lo que me encontré. Tal vez sea hora de reconciliarme con la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Uau. No sabía que existia, pero parece muy interesante segun como lo pintas... Me lo pensaré :)

    ResponderEliminar
  7. A las lectoras de Isabel Allende, sin duda les encantará también Almudena Navarro y su LA PAPELETA EN BLANCO http://tinyurl.com/d5454r7

    ResponderEliminar
  8. Estoy leyendo Afrodita, es muy ameno y divertido, tal cual lo describes, recomendable!

    ResponderEliminar
  9. Este es el único que me falta de esta autora...me gusta mucho Allende...Tengo que hacerme con el ya!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  10. Detesto a esta señora (a Isabel Allende no a ti claro está)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!