domingo, 30 de septiembre de 2012

La delicadeza - David Foenkinos


Nathalie y Francoise son la pareja perfecta. Se conocieron un día cuando se cruzaron por la calle y desde ese mismo instante unieron sus vidas en lo que resultó un matrimonio ideal. Los dos se entendían a la perfección y su vida estaba llena de caricias y complicidad.  

Cuando Francoise muere repentinamente en un accidente de tráfico, Nathalie pasa a sumirse en la más absoluta tristeza. Su mundo se viene abajo y le faltan motivos para seguir hacia adelante.  

Poco a poco y sin que la melancolía la abandone Nathalie tiene que volver a sumarse a la vida y los quehaceres diarios. Para tener la mente ocupada se vuelca en el trabajo donde aparecerán dos hombres muy distintos en su vida con unas intenciones también muy distintas. 



Mi experiencia con la novela 

Deciros que “La delicadeza” es una joya literaria me parece quedarse corta para describir lo que me ha parecido este libro. A lo mejor no es tanto en técnica o recursos literarios como en lo que ha sido capaz de transmitirme esta historia y hacerme sentir.  He disfrutado muchísimo su lectura y la novela me ha durado en las manos apenas dos tardes. No solo por lo cortito que es sino por lo enganchada que me tenía la historia. 

El argumento no es enrevesado y no puede presumir de una acción trepidante pero os aseguro que una vez que comencé a leer esta novela cada vez que tenía que dejarla me quedaba en vilo. Aunque la historia es muy sencilla no por ello quiere decir que sea simplona porque “La delicadeza” resulta todo lo contrario. Es una lectura con muchos matices, muchas ideas interesantes y plagada de detalles muy especiales a la que se le puede sacar mucha sustancia.

El comienzo de la historia nos lleva a conocer a Nathalie y Francoise. Ella es una mujer soñadora a quien le encanta leer libros y sumergirse en esas historias que le hacen disfrutar. Él es romántico y sensual pero también lleno de energía y vitalidad.

 Su primer encuentro fue casual cuando una tarde se cruzaron por la calle y él no dudó un segundo en lanzarse a conocerla. Se puede decir que lo suyo fue amor a primera vista. Desde ese momento ya les costó separarse el uno del otro. Y poco después se casaron formando la pareja ideal y constituyendo el perfecto matrimonio feliz.
 
Pero una mañana como otra cualquiera su vida cambia y todo lo que habían construido se destruye. Mientras Nathalie se queda en casa leyendo un libro, Francoise sale a correr como hacía habitualmente y muere después de ser atropellado. Para Nathalie es un duro revés que la vida le ha dado. Se queda destrozada incapaz de seguir adelante con su vida. Con la muerte de Francoise lo ha perdido todo y no le queda nada por lo que luchar y salir adelante.

Como veis el comienzo de la novela ya es conmovedor. Conocemos a ambos personajes, como surgió el amor entre ellos y como el destino les arrebata todo lo que juntos habían creado.

 Nathalie pasa de ser una persona que lo tiene todo, amor, felicidad, un buen puesto de trabajo a ser un fantasma que se limite a observar como la vida va transcurriendo a su alrededor. Cuando Francoise muere se encuentra sola y deprimida, incapaz de volver a trabajar al menos al principio y organizar de nuevo su vida.

Pero poco a poco va recuperándose, el dolor se vuelve soportable aunque nunca llega a desaparecer. No puede evitar sentirse atrapada por la melancolía y la tristeza pero decide rehacer su vida volcándose en el trabajo como única vía de escape. Cuando se reincorpora a su puesto se encuentra con dos hombres muy distintos que intentan hacerse un hueco en su corazón. Pero ¿Está Nathalie preparada para acoger a alguien nuevo en su vida?
 
Los personajes de la novela me han cautivado. Nathalie es una mujer moderna, que trabaja en el sector económico y muy guapa. Una belleza que le abre puertas pero que también es capaz de cerrárselas y ponerle obstáculos, una belleza que en ocasiones es como un lastre duro de soportar.  El personaje de Markus me ha gustado mucho porque no es muy típica esta figura en las novelas. Normalmente los hombres que conquistan a las mujeres son guapos, ricos o ambas cosas. Pero Markus es totalmente distinto. No es un héroe que pretende salvar a nadie sino que se trata de un personaje muy humano y muy real. Un hombre feo, gris e insignificante  pero también tierno, sensible,  que sabe que escuchar y sabe comprender a un ser humano. Que marcado por sus inseguridades ni siquiera se atreve a pretender a Nathalie considerando que no es digno o por lo menos suficiente para ella. Un hombre opuesto a el marido ausente que ha dejado el listón muy alto.

Me ha gustado mucho y es lo que yo resaltaría de la novela la capacidad que tiene Foenkinos de transmitir sentimientos y a partir de ellos recrear no solo las escenas sino el estado de los personajes. Porque todo lo que sucede en la novela cuenta con una buena dosis de realidad aunque existan situaciones algo grotescas. Analiza los sentimientos desde un punto de vista muy acertado, sin exageraciones, ni dramatizaciones. No pretende buscar la lágrima fácil sino presentar una historia de superación y segundas oportunidades.

En la novela abundan las ideas interesantes. Referentes a la muerte, el amor, el dolor, la soledad y la amistad. U otras que determinan como un hecho puede cambiar la vida de varias personas. Cuando Francoise es atropellado no solo cambia evidentemente su vida y la de Nathalie, sino que arrastra a la persona que iba conduciendo el coche cuando se produjo el accidente y a un tercero que no quiero desvelar su identidad y aunque no tiene nada que ver con la trama principal conocemos sus circunstancias.

La historia está narrada en tercera persona lo que da lugar a que ese narrador omnisciente pueda hacernos participes de los pensamientos y sentimientos no solo de los protagonistas sino de los secundarios y de algunos otros personajes que sin ser protagonistas marcan definitivamente el transcurso de los acontecimientos.  

El estilo en que Foenkinos nos narra “La delicadeza” es muy especial. Su prosa no es complicada ni artificiosa sino que es fluida, natural pero a la vez tiene mucha garra y destaca por la belleza de sus palabras y de muchas de sus frases. Resulta muy elegante y agradable coger este libro. Es un relato que invita a reflexionar y a cuidar más los detalles y las pequeñas cosas que el día a día dejamos atrás sin darle importancia.  Foenkinos mezcla de forma magistral los momentos dulces y los amargos y en tan solo unas cuantas páginas hemos pasado de la risa al llanto y sin apenas darnos cuenta.

Alternando con los capítulos que narran la historia principal hay otros que son anotaciones o datos curiosos que aclaran elementos citados en el libro. Ya sean definiciones, datos concretos, la letra de alguna canción, el pasaje de un libro u obra de teatro o alguna lista que elabora Nathalie. Y que a la vez sirven para aliviar la tensión o carga emotiva que tienen algunos capítulos.

 Me hubiese gustado añadir el último párrafo de la novela porque me ha parecido precioso y la guinda perfecta para esta historia llena de sentimientos y emociones pero creo que sería destripar la novela. Así que lo dejo aquí. 

Conclusión 

A las pocas páginas de comenzar a leer “La delicadeza” es un libro que me enamoró y me cautivó completamente.  No es que sea una obra maestra pero tiene suficientes atributos para que su lectura sea inolvidable.

Considero que es una historia para saborear lentamente, asumiendo cada palabra, cada hecho y dejarse llevar por los sentimientos y emociones que se nos van relatando. Y disfrutar de una historia intimista.

Solo una recomendación hay que tener cerca algo para anotar porque del libro se extraen frases de esas que no te cansas de leer y que te gusta tener cerca para recordar.

viernes, 28 de septiembre de 2012

No todos moriréis - Antonio Jareño




Andrés trabaja en una oficina bancaria de Murcia. Cuando descubre junto a su amigo Walter un extraño apuñalamiento que han captado las cámaras de seguridad del banco se pone en guardia inmediatamente. El suceso es lo más extraño que ha visto en su vida y no puede creer lo que sus ojos le están mostrando. Poco después su amigo Walter muere apuñalado y comienza su búsqueda para encontrar la verdad. 

El padre Alonso recibe una maleta con un objeto muy curioso después de dar la extremaunción a un hombre. Se trata de la carta escrita en el siglo XIX que envuelve un libro antiguo. El autor es un párroco que contaba un extraño suceso del que fue testigo en vida y quiso dejar constancia antes de morir. Para reconciliarse con su fe decide investigar cuanto pueden tener de verdad estos hechos.

Magnus Ingaldsen es uno de los doctores más reputados en su especialidad, la cirugía estética. Ha creado un auténtico impero sobre la salud, la cosmética y la estética. Vive obsesionado con encontrar la fórmula mágica que consiga detener el envejecimiento y hacer inmortal a la humanidad.

Pero ¿Qué tienen en común estas personas? ¿Estarán relacionadas sus búsquedas? ¿Llegarán a cruzarse sus caminos?


Mi experiencia con la novela

Hacer un resumen de esta novela resulta complicado porque su contenido abarca tantas tramas paralelas y tanta información que resulta muy difícil condensarlo de forma breve y coherente. El argumento es bastante complejo aunque no por ello resulta una novela difícil de leer sino todo lo contrario porque una vez comienzas su lectura es inevitable querer desentrañar todos los misterios que esconde.

Hay tres subtramas principales muy relacionadas entre sí las que aparecen en esta novela. En primer lugar tenemos una cámara de seguridad que recoge un apuñalamiento asombroso sucedido en las puertas de un banco. Por otro lado tenemos un cura a quien le llega una carta que recoge unos hechos tan increíbles como sorprendentes. Y una tercera trama que nos lleva a conocer al doctor Ingaldsen, un hombre obsesionado con encontrar el elixir de la juventud.

En principio parecen no estar muy relacionadas entre sí pero cuando los personajes comiencen su búsqueda nos daremos cuenta que su objetivo es común y que los tres persiguen un mismo objetivo. Un propósito que está íntimamente relacionado con una leyenda que lleva siglos viajando por el mundo. Se trata del “Judío errante”, un hombre sobre el que se han hecho muchas conjeturas acerca de su identidad, que ha sido visto en diferentes épocas y lugares distintos y que aseguran que resucitado por Jesucristo ha alcanzado la inmortalidad entre los hombres.

Esta es una novela coral que destaca por la aparición de un gran número de personajes que todos y cada uno de ellos tienen una importancia vital en la historia. Cada uno tiene una misión y aporta una parte fundamental en el desarrollo de la historia.

Andrés trabaja en un banco y su vida es muy normal. Esta soltero y aunque vive solo aunque aún depende prácticamente de sus padres a quienes acude habitualmente para satisfacer sus necesidades.

Alonso tiene cuarenta y dos años y es un cura un poco especial. Ha sido destinado a una iglesia de Yecla como coadjutor del párroco. Sus superiores aún no tienen la suficiente confianza en él para proporcionarle un puesto de mayor responsabilidad. Ha sido castigado varias veces por su conducta indisciplinada. Las discusiones con sus superiores, los excesos con el alcohol y algún que otro escarceo amoroso han sido una constante en su vida.

Magnus Ingaldsen es un médico que investiga obsesivamente un remedio contra el envejecimiento. Es el dueño de varias clínica de tratamientos estéticos, una farmacéutica y además pertenece a un grupo de sabios denominado “Rectángulo”, una especie de consejo multidisciplinar que debate sobre diversos temas para mejorar la humanidad.

Otros personajes con mucho peso en la historia son Goran, un ex militar croata y jefe de seguridad de ingaldsen, Andrew Jackson, el dueño de Global Sleuth, una empresa que trabaja obteniendo información, Joseph Arlington, cuya mujer está a punto de morir por una grave enfermedad o Laura Marco una médica que estudia en la universidad de Berlín.

Son personajes que destacan por estar perfectamente dibujados a pesar de ser complejos y presentar múltiples facetas. A la vez son muy reales porque no lo tienen todo controlado y también tienen sus dudas, sus miedos, sus debilidades y sus recelos. Incluso incluye de manera muy hábil algunos pensamientos de los personajes. Después de pasar por todos los acontecimientos que suceden en la novela marcarán su vida y los personajes muestran una evolución muy clara. Sus búsquedas no quedan en vano porque cuando encuentren la verdad nunca volverán a ser los mismos.

Los escenarios en los que transcurre la historia son numerosos y dispersos por todo el planeta. Desde pequeñas poblaciones como Yecla situada en España hasta grandes ciudades como Nueva York, Roma o Berlín pero pasando también por sitios como Granada, Reikiavik, Houston o Texas.

Toda la acción transcurre en tan solo 38 días. Un espacio de tiempo en el que suceden muchísimas cosas y el ritmo de la novela es trepidante. En ningún momento llega a decaer manteniendo el interés de forma constante. En la novela vamos a encontrar espionaje, guerra entre las farmacéuticas, médicos que juegan a ser dios, intereses personales, política. Todo narrado con muchísima acción y con varios giros interesantes en la trama.

La historia está contada íntegramente a través de un narrador omnisciente de forma que podemos conocer en cualquier momento todos y cada uno de los movimientos de sus personajes. Es estilo de Antonio Jareño es ágil, rápido, contextualizando situaciones muy bien pero sin perder un ápice de velocidad. Aquí no hay hechos gratuitos ni fragmentos innecesarios. Todo suceso nos lleva a unas consecuencias.

Destacaría que el autor es muy habilidoso a la hora de manejar tantos personajes a la vez, tantos lugares de referencias y tanta acción de forma coherente y sin llegar confundirnos. Sabe introducir personajes reales y mezclar realidad y ficción.

La temática es la inmortalidad o la eterna juventud vista desde dos perspectivas tan distintas como la ciencia y religión que normalmente son incompatibles. Jareño nos invita a reflexionar sobre nuestra posición, a repasar nuestra fe o reiterarnos en nuestras opiniones.

En relación a ello, son frecuentes las alusiones a Alexis Carrel, un médico galardonado con el Nobel de Medicina en 1912 gracias a sus avances en materia de sutura cardiovascular, una contribución muy importante a la cirugía moderna y que permite alargar y mejorar la calidad de vida.

Por otro lado introduce algunos de los milagros más conocidos en la historia. Los que la iglesia acepta y defiende como reales. Y que sirven a los personajes para cuestionar sus creencias.

Un tema interesante que nos se nos plantea es que si se descubriese un remedio contra el envejecimiento y por ende hubiese la posibilidad de no morir si habría que considerar que todos los individuos merecerían la oportunidad de ser inmortales o debería seleccionarse los mejores individuos mejorando con ellos la raza humana. Descartar los individuos menos afortunados y crear una nueva raza invencible. Una cuestión que ha existido ya que ha causado muchos problemas a lo largo de la historia.

Conclusión

“No todos moriréis” me parece una historia muy entretenida para los amantes del thriller pero también para aquellos que ocasionalmente disfrutan con este género. Antonio Jareño ha escrito una novela en la que lanza el gancho con maestría. En ella encontraremos misterio y muchísima acción además de narrarnos unos hechos que despiertan nuestra curiosidad y nos atrapan hasta la última página de la novela, que nos hacen indagar e intentar sacar nuestras propias conclusiones respecto a unos temas que siguen de actualidad.

Os dejo un extracto de la novela que sintetiza perfectamente todos los elementos de interés:


 “Una antigua carta, un vídeo, unos mártires, un asesinato, una empresa que vende juventud, un extraño prisionero que muere varias veces y que quizá sea el mismo que aparece y desaparece en las fotografías. Un sacerdote, un empleado de banca y un medico”

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Dorón Benatar. Morir matando - Aida Berliavsky


Hans Shulny, un anciano oficial alemán de las SS que reside en Madrid es asesinado de forma macabra con la estrella de David como firma de sus autores. El muerto era miembro destacado de la Fundación Bavariam, una pequeña tapadera que en tiempos de Franco se dedicó a ayudar a altos jerarcas de las SS que lograron huir y encontraron refugio en España al finalizar la guerra. Ahora, esa fundación tiene un fin bien distinto: la formación de la Liga Nacionalista Europea; una organización que aglutinará a todos los grupos y partidos de la extrema derecha en Europa y que pretende convertirse en un poderoso lobby político. El éxito obtenido en Holanda, Francia, Austria, Italia, Dinamarca, Suecia o Grecia… ha mostrado el camino. Ante el desconocimiento que supone para la policía el entorno judío, ésta pide colaboración a la comunidad hebrea de Madrid para que les ayude a encontrar a los asesinos antes de que las hordas neonazis puedan utilizar esa muerte para dar rienda suelta a su locura. El rabino pide a Dorón Benatar que colabore con los agentes en la investigación. Pero esa muerte, que llega en el peor momento por el clima de antisemitismo que se respira en el país, no será la única y la tensión acabará por estallar.

Mi experiencia con la novela

Hasta que se puso en contacto conmigo no había escuchado nada sobre ella misma ni sobre el personaje que protagoniza la trilogía. Aida Berliavsky ha intentado publicar esta novela y tras la negativas de las editoriales a publicar algo “políticamente incorrecto” decidió lanzarse y publicarla en formato KindleAmazon.  A ella le debo poder haber disfrutado de la novela y además haber podido organizar un sorteo de un ejemplar de la misma, así que aprovecho para darle las gracias desde aquí.

Es evidente que la portada es provocadora o por lo menos consigue llamar la atención. Con unas braguitas de encaje con el símbolo nazi en el cuerpo de un hombre que además lleva unas botas tipo militar. Una imagen que no pasa desapercibida.

Se trata de una novela negra al uso, donde la policía tratará de esclarecer los autores de un crimen con tintes políticos. La historia comienza con un asesinato. Cuatro jóvenes que acaban de robar la vida a Hans Shulny, un anciano que fue oficial de las Waffen SS, el cuerpo de elite nazi. Se encargó de gestionar el campo de concentración de Treblinka, uno de los lugares,  más crueles donde se llevó a cabo el exterminio de judíos y donde murieron cerca de un millón de personas.

Después de acabar la guerra shulny se refugió en España, como muchos otros cargos militares hicieron, donde vivió plácidamente librándose de la acusación como criminal de guerra y el castigo impuesto por el gobierno alemán para los que asesinaron a tantas personas. No solo nunca se arrepintió de sus actos sino que en España pertenecía a la Fundación Bavariam, una organización que en principio ayudaba a los nazis exiliados a esconderse por todo el mundo pero que actualmente se dedica a conservar las ideas y la ideología de ultraderecha, cantera para los grupos neonazis.

Cuando su asistenta encuentra el cuerpo, la policía cree que hay indicios suficientes para achacar el asesinato a la comunidad judía. El cuerpo había aparecido bajo una estrella de David, con la palabra venganza y un numero tatuado en el brazo como si se tratara de un preso de un campo de exterminio.

Para moverse libremente y tener acceso a mayor información la policía contará con la inestimable ayuda de Dorón Benatar, un judío madrileño que se dedica a la investigación privada y que les va a facilitar el acceso a la comunidad judía.

Dorón es un joven madrileño que con tan solo 30 años ha logrado obtener un buen nivel de vida. Estudió filosofía pero terminó dedicándose a trabajar como investigador privado para compañías de seguros y bufetes de abogados. Un trabajo que le permite vivir en un lujoso ático en la latina y disfrutar de ciertos lujos que muchos jóvenes de su edad ni siquiera pueden imaginar. Dorón es un joven al que le gusta vivir a su aire, sin comprometerse y sin mantener ataduras con nadie. Es por eso a lo mejor que mantiene una relación amorosa con una mujer casada con un diputado.

Cuando la noticia sale a la luz brota una ola de antisemitismo que provoca peleas, desencuentros y nuevos focos que ensalzan la ideología nazi .A la vez que la policía intenta resolver el asesinato se plantea el enfrentamiento directo entre la comunidad nazi y la judía que pretenden continuar con las rivalidades del pasado. Los primeros que conservan intactas sus ideas radicales y se sirven de la violencia para conseguir sus objetivos. Y los segundos que se nos muestran como un grupo pacifico pero muy hermético y cerrado que está muy orgulloso de su condición pero que son reticentes a mezclarse con otras etnias y en esta ocasión están dispuestos a luchar por sus derechos.

Nosotros desde el capítulo uno sabemos el nombre de los asesinos que ejecutaron el acto lo que no conocemos es que son, si pertenecen a un grupo concreto o van por libre. La policía parece tenerlo claro pero Dorón tiene una duda razonable respecto al autor del crimen.

La novela me ha parecido muy entretenida y me ha enganchado su lectura. La autora utiliza una prosa muy atractiva y muy cercana. Marcada por un lenguaje cuidado pero fluido y natural. A la vez tiene cierta sensibilidad a la hora de narrar los acontecimientos y me ha llamado la atención algunos detalles y descripciones muy puntuales que hacen que la novela se lea de forma muy rápida.

También sabe crear tensión y suspense mientras va narrando. Hay escenas que soportan mucha tensión y que resultan muy fáciles de imaginar. Me viene a la cabeza el ambiente que describe la autora cuando se lleva a cabo el entierro del anciano. Todo medido al milímetro, con multitud de fanáticos vestidos de la misma forma y guardando un silencio absoluto en una ceremonia que sería asfixiante vista desde fuera. Otra imagen que recuerdo es cuando los judíos temen los ataques de los neonazis a sus negocios y están esperando en vela toda la noche.

La novela además de crear suspense con la investigación del asesinato plantea otros temas a través de sus personajes. Algunos me han parecido muy interesantes e invitan a realizar una pequeña reflexión. Un tema que se toca en el libro es como afecta el pasado de una persona a las generaciones siguientes. Concretamente en el caso de los hijos y nietos de judíos la cuestión resulta fácil porque ellos fueron las víctimas y sufrieron maltratos, vejaciones y asesinatos. Pero ¿y en el caso de los verdugos? Me parece interesante el intentar averiguar que piensan los hijos y nietos de los militares nazis que pertrecharon la barbarie.

Hay ideas que se transmiten de generación en generación y que los hijos adoptan de sus padres como propias, como el odio, el racismo o una posición política concreta y que al final siguen manteniendo el odio a una determinada comunidad o grupo de personas distintas a ellos. Bien porque lo han vivido y se lo han inculcado o bien porque están predispuestos a tener los mismos valores por afinidades. Pero en el caso contrario hay que saber que piensan los descendientes que no comparten esas mismas ideas, que odian aquello que pasó. ¿Qué pensarías si de repente te enteras de que tu padre, tu abuelo o tu tío es un criminal de guerra, que tuvo en su poder miles de vidas y que acabó con ellas? ¿Cambiaria esta información tus sentimientos?

Un punto extra que tiene la novela son algunos cuentos o narraciones que incluye la autora pero que corren de manos de Benatar, quien además de dedicarse a la investigación pública relatos en un periódico. No os quiero contar demasiado pero la ultima historia me ha parecido muy emotiva. A lo mejor no tienen mucho que ver con la trama principal y deberían estar más ligadas a ella pero a mí me han gustado mucho.

Lo que he echado de menos en la novela y me hubiese parecido interesante es que la autora recreara un poco más el estilo de vida judío. Yo que soy bastante ignorante en esta cuestión, me he despistado un poco con muchos de los términos que hacen referencia a fiestas judías, costumbres o algunos de los nombres que ellos otorgan a ciertos hechos. Por ejemplo, no sabía que ellos le llaman “Shoá” al holocausto. Tampoco sabía que era la Diáspora o el Bat Mitzvah y he tenido que buscar información en la red para aclararme con algunos vocablos.

Antes de leerlo pensé que el libro iba a tocar temas algo más escabrosos o morbosos debido a la calificación de “políticamente incorrecto” que le han otorgado las editoriales pero una vez leído me parece que el tema es espinoso y que a día de hoy podría herir alguna sensibilidad puesto que es un tema que sigue muy presente en la sociedad, que se ha hablado muchísimo de él, que sigue siendo de actualidad y que aún seguimos estremeciéndonos cuando conocemos datos nuevos o incluso cuando vemos ciertas imágenes en televisión. Pero yo creo que la historia es bastante respetuosa siempre partiendo de la base de que es una novela que trata sobre una temática muy concreta y que debe enfrentar a ambos grupos para que la acción tenga sentido.

Conclusión

“Dorón Benatar. Morir matando” es una novela muy entretenida cuya historia engancha de principio a fin. Con un buen ritmo, bien narrada y un tema interesante.

lunes, 24 de septiembre de 2012

El haiku de las palabras perdidas - Andrés Pascual


Agosto de 1945. Nagasaki

Dos jóvenes se han citado en una colina con la intención de besarse por primera vez. La suya es una historia de amor inocente y excitante que ha comenzado con los versos de un haiku que ambos van a leer juntos.

Mientras Kazuo, el joven de procedencia holandesa, espera a la bella Junko, la hija de una diseñadora de arreglos florales, sucede algo que va a cambiar su destino para siempre. La caída de una bomba atómica unos minutos antes del encuentro destruirá toda la ciudad y causará muchos muertos a la vez que  evitará que los jóvenes puedan unir sus destinos.

Agosto de 2010. Tokio

Emilian Zach es un arquitecto que lleva toda su vida trabajando en un mismo proyecto.  Por fin su sueño se va a realizar cuando el gobierno japonés le entregue una isla donde llevarlo a cabo. Se trata de una ciudad ecológica, que se autoabastece, económica y que no contamina pero que está diseñada para funcionar con energía nuclear.

Pero en el último momento todo se complica y Emilian deberá abandonar ese proyecto al que ha dedicado todo su esfuerzo, dinero, sueños, e incluso por el que ha abandonado a la mujer de su vida.

Ya está a punto de abandonar la ciudad cuando conoce a Mei, una galerista que está obsesionada con encontrar un antiguo amor de su abuela para reunirlos antes de que esta muera debido a una enfermedad que lleva tiempo arrastrando y que terminará con sus días.

Mi experiencia con la novela

Cuando encontré esta novela la sinopsis me pareció muy atractiva al igual que el diseño de su portada, una isla pequeña isla en blanco y negro sobre un mar en calma. Me gustan las novelas ambientadas en dos épocas diferentes y dos escenarios distintos que terminan por estar íntimamente ligadas. Y ese es el punto fuerte de la novela dos historias que en principio tienen poco en común salvo que ambas se desarrollan en Japón y que abordan el tema de la energía nuclear de distintas maneras pero que al final terminan por unir sus caminos.

La primera línea argumental nos sitúa en Nagasaki en el mes de Agosto de 1945. La II Guerra Mundial tiene atemorizada a la población japonesa ya que las tropas aliadas están a punto de tomar el país. Una bomba atómica ha destruido la ciudad de Hiroshima sembrando el pánico entre la población. Aunque Nagasaki apenas ha sido tocada por el ejército debido a un campo de prisioneros que evita los ataques del enemigo y mantiene la ciudad a salvo.

Pero el día 9 de agosto se acaba su suerte cuando una bomba atómica destruye la ciudad dejando a su paso además numerosos muertos y decenas de heridos. La peor arma conocida por el hombre y que ha sido arrojada a esa ciudad por simples cuestiones meteorológicas ya que no era el objetivo acordado.

Entre ellos se encuentra Kazuo que instantes antes de caer la bomba va a reencontrarse con su primer amor en una colina desde donde observa toda la ciudad. La joven a la que espera en cambio no ha tenido tanta suerte y no ha conseguido llegar al lugar de encuentro antes de que la bomba arrasase con toda la ciudad. Instantes después Kazuo observa con miedo y desolación lo poco que ha quedado en pie a la vez que comienza su desesperación por no saber nada de Junko a quien comenzará a buscar desesperadamente.

Kazuo es un adolescente que aunque de procedencia holandesa se ha criado con un matrimonio japonés que lo adoptó después de la muerte repentina de sus padres. Durante su corta existencia se ha sentido perfectamente adaptado a su familia de acogida y a su país adoptivo pero la guerra ha sembrado ciertas dudas en su cabeza porque en el fondo sabe que él es distinto. La relación con sus padres no está pasando su mejor momento y solo la bella Junko, la hija de una vendedora de arreglos florales, es capaz de conquistar plenamente su corazón. Una muchacha con quien ha iniciado una relación que comienza como un juego. Con cuatro haikus (poemas de 17 sílabas) que la muchacha le entregará diariamente hasta que culminen con un beso el último poema.  

 La segunda historia nos sitúa casi en la actualidad. Se trata del año 2010 donde el arquitecto suizo Emilian Zach vive con ilusión la puesta en marcha de un proyecto en el que lleva años trabajando. Es un experto y defensor de la energía nuclear y asesor de Naciones Unidas en ciertas cuestiones ecológicas.

Su proyecto trata de crear una ciudad que mediante un reactor nuclear sea capaz de funcionar por si misma de forma efectiva, barata y limpia, sin contaminación ni emisiones de dióxido de carbono. Lleva toda su vida invirtiendo tiempo y esfuerzo en obtener los mejores resultados pero finalmente el gobierno desautorizada su ejecución y Zach lo pierde todo. Tanto su sueño como su dinero como su esfuerzo.

En medio de este vendaval que le  provoca la desesperación conoce a Mei, una joven galerista japonesa que le pide ayuda para encontrar al hombre de quien su abuela estuvo siempre enamorada.

Con este libro he tenido sensaciones muy dispares pero al final me quedo con la impresión de que no me ha llegado la historia y no he sabido conectar con ella. A priori la sinopsis me parecía muy sugerente tanto por el contexto como por la temática pero una vez leído el libro no me ha gustado tanto como esperaba y me ha dejado bastante indiferente.

 Los acontecimientos que suceden en Nagasaki sí que han captado mi atención y despertado mi interés. Desde todo lo que supuso la caída de la bomba en la ciudad con sus terribles consecuencias hasta la historia de Kazuo y Junko que sin ser demasiado emotiva si se puede decir que merece la pena considerar. Dos jóvenes que a pesar de ser muy distintos han logrado establecer un lazo afectivo en común sin importarles lo que les rodea ni lo que sucede a su alrededor. Además se trata de un primer amor, con todo lo que conlleva.

En cambio, la parte referente a Emilian, el arquitecto, me ha decepcionado bastante porque no lograba hacerme con la historia ni con el personaje.  Incluso se me ha hecho un poco cuesta arriba. El planteamiento de la cuestión del uso de la energía nuclear me ha resultado demasiado monótono y para avivar el debate lo contrapone con las consecuencias del estallido de una bomba atómica. Dos personajes con motivos muy concretos para darnos de forma sutil las claves de sus posiciones. Uno que apuesta firmemente por ella como forma de energía a pesar de que su manejo es complicado y otros que sufrieron las consecuencias de la radiactividad durante años e incluso que siguen manifestándose en las siguientes generaciones. El autor no intenta posicionarnos ni ofrecernos su propia opinión. Simplemente pone las cartas sobre la mesa y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Respecto a su historia con Mei, no ha logrado despertar en mí ningún sentimiento. Me ha parecido demasiado aséptica, sin forma ni color. Una relación amorosa que no destaca ni por la pasión, ni por emotividad ni tiene nada que llame la atención.

Tampoco he llegado a entender completamente la forma de actuar de los protagonistas principales. Había puntos muy interesantes como los sentimientos de Kazuo respecto a sus padres adoptivos. El sentirse un extraño en la casa de las dos personas con las que se ha criado y su obsesión por vigilar a los prisioneros europeos que se encuentran en el campo de concentración y con quien Kazuo se identifica pero otras muchas cuestiones no las he comprendido. El porqué se marchó sin tener la certeza de donde estaba Junko y porque no la buscó mas, por ejemplo.

La historia se nos narra en tercera persona y va alternado mediante capítulos las dos líneas argumentales. La historia está muy bien narrada haciendo gala de un estilo muy cuidado, elaborado y rico en detalles. Abundan las buenas descripciones tanto de los personajes como de los escenarios así como imágenes muy concretas de hechos y lugares además de darnos a conocer muchas tradiciones de la cultura japonesa.

El desenlace de la novela me ha parecido demasiado previsible y le hubiese venido bien una buena dosis de originalidad o algún elemento que sorprenda. Quizás demasiado dulzón para lo que es el resto de la historia.

Conclusión

“El haiku de las palabras perdidas” no me parece una mala novela sino todo lo contrario. Esta muy bien narrada, muy bien contextualizada pero en mi opinión le falta algo, quizás acción, quizás profundidad o quizás sea más fuerza. Se que el libro tiene excelentes reseñas y la mía va a ser de las mas negativas.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Ganador Sorteo Morir Matando

Hola

Estos días he estado fuera y no he podido publicar el ganador del sorteo, pero no os hago esperar mas.

El ganador es  Fesaro!!!!

Enhorabuena. Le pasaré tus datos a la autora para que te haga el envío.

Y a los demás daros las gracias por participar.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Lista de participantes Morir Matando

Os dejo la lista de particpantes del sorteo de la novela Morir matando así como los números que os corresponden. Como siempre si hay algún error solo teneís que hacermelo saber.

Vamos al lío:

- Offuscatio (+1) - 1

- Lesincele - Leer es viajar (+17) - 2 al 18

- Kui - (+2) - 19 y 20

- José Hervás (+47) - 21 al 68

- Desdémona (+22) - 69 al 90

- Manuela (+17) - 91 al 107

- Fesaro (+37) - 108 al 144

- Tizire (+7) - 145 al 151

- Esthel Magil (+10) - 152 al 161

Somos poquitos pero gracias por participar. Sé que el formato no el más popular.

Nota: He decidido puntuar cada anuncio en Twitter o Facebook con diez puntos porque en la entrada original no especifiqué si eran diez puntos por cada anuncio o por el conjunto.

Mucha suerte a todos. En breve publicaré el ganador.


sábado, 15 de septiembre de 2012

La nieta del señor Linh - Phillippe Claudel

El señor Linh es un anciano que ha tenido que escapar de su hogar situado en un pueblo rural huyendo de una guerra que ha asolado con casi todo, con su familia, sus pertenencias y su vida. Tan solo le queda su pequeña Sang Diu.

Cuando desembarca en una ciudad desconocida de la que nada conoce, ni siquiera el idioma, tan solo puede contar con su nietecita que apenas tiene seis semanas de vida. Allí los servicios sociales le hospedan junto a varios compatriotas que le tratan con desconfianza en un piso de acogida a la espera de poder conseguir algo más adecuado para él.

El señor Linh pondrá todo el cuidado del mundo para sobrevivir en ese lugar y darle todo el cariño y atención que la niña necesita pero se siente solo y aislado en un mundo al que no pertenece y que no comprende. Pero algo cambia cuando conoce a Bark, un hombre que acaba de perder a su esposa y cada de día acude asentarse al mismo banco frente al parque donde ella trabajaba.

Mi experiencia con la novela

Tenía muchas ganas de leer esta aunque he ido postergando demasiado tiempo su lectura. Y una vez leída puedo asegurar que no me ha decepcionado en absoluto. Esta vez no haré la larga reseña a la que os tengo acostumbrados por dos motivos. Primero la novela es muy breve, tanto que ni siquiera llega a las 150 páginas y en segundo lugar creo que es una novela que hay descubrir por uno mismo.

“La nieta del señor Linh” es una historia conmovedora que trata sobre la soledad y el valor de la amistad. Es una historia sentimental y emotiva de forma que resulta inevitable no emocionarse con muchos de los acontecimientos que van sucediendo a lo largo de la novela.

El argumento nos cuenta como un anciano de origen asiático lo ha perdido todo, su hogar, sus hijos y su vida en una guerra que ha asolado la aldea en la que creció y en la que siempre ha vivido. Una guerra que ha terminado matando a todos sus seres queridos y tan solo le ha dejado con su pequeña nieta Sang Diu, una niña de seis semanas de edad cuyo nombre significa “Mañana Dulce”.

 Tras pasar un viaje lleno de complicaciones llega a una ciudad que podría cualquier ser cualquiera de Europa. Un lugar que no conoce, del que nada sabe y al que ni si quiera puede asignar un olor. Una ciudad fría y aséptica donde puede que el anciano ni siquiera pueda encontrar un lugar que ocupar. A su llegada los servicios sociales le instalan en un piso tutelado junto con otras familias refugiadas. Pero Linh se siente muy solo, desconfía de esas otras personas que hablar alto, ríen estrepitosamente, hacen bromas y en ocasiones hasta se pelean entre sí. Por su parte, estas lo tratan con respecto pero también lo miran con cierto recelo pensando que el anciano está mal de la cabeza.

El único aliciente que le queda en la vida es cuidar y proteger a su pequeña. Un bebé indefenso a quien adora. Sus mejores intenciones se centran en ella, en vestirla, alimentarla, asearla y darla todo el cariño que merece. No permite que nadie la toque ni se acerque a ella temiendo que vayan a hacerle daño.

Una mañana decide aventurarse y sale a dar un paseo por la ciudad. Aunque hace frío decide sentarse en un banco frente a un parque. Y allí conocerá al señor Bark, un hombre de apariencia amable que acaba de perder a su mujer debido a una enfermedad.

Aunque ambos hombres no pueden comunicarse a través de sus palabras establecerán otro tipo de comunicación basada en los pequeños gestos, en los detalles de uno con el otro, en el calor y color de voz, en una mirada amable hasta que cierta sensación de familiaridad se instala cómodamente en ellos y les ayuda a mitigar su  soledad.

Como os he dicho es una historia que trata de cómo dos personas que lo han perdido todo y se encuentran solas en el mundo terminan por encontrar un pequeño resquicio de esperanza. Un salvoconducto a la hora de aliviar su dolor. Durante su lectura ha habido momentos en que se me hacía un nudo en la garganta por la intensidad emotiva de los acontecimientos (y os digo que no es fácil emocionarme).

El señor Linh es un anciano pobre, de ambiente rural y desconfiado. El señor Bark, en cambio, es un hombre de ciudad, grueso y bonachón. Dos personas que poco tendrían en común si la vida les hubiera tratado de otra manera pero que son capaces de apoyarse cada uno de ellos en un desconocido por la urgencia de la soledad.

La historia es muy breve pero tiene una gran carga emotiva y no está exenta de cierta complejidad. La amistad que surge entre los dos hombres es maravillosa. Ninguno de los dos entiende el otro porque no hablan sus respectivos idiomas pero se entienden a través del lenguaje verbal, de las miradas y surge entre ellos cierta complicidad y gestos de cariño mutuo. Evidentemente suceden más cosas pero no voy a desvelar nada más.

La novela está narrada en tercera persona y centrada en el anciano Linh. En sus nuevas sensaciones al llegar a la ciudad y en los recuerdos pasados de los arrozales de su tierra natal y su añoranza por el tiempo pasado. Apenas existe acción pero tampoco se echa de menos porque la novela es muy breve. Es un relato sencillo, narrado de forma ágil y fluida y sin tener espacio para los adornos y las florituras.

La localización de la novela no está determinada. Sabemos que Linh procede de un país asiático que en ningún momento en nombrado como tampoco es nombrada la ciudad en que se desarrolla.

“La nieta del señor Linh” es una novela que se caracteriza por su sencillez pero sobre todo por su humanidad. Es una historia que destila sensibilidad y si os apetece emocionaros este es vuestro libro.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Secreto de hermanas - Belinda Alexandra

Adéle y Klára son dos hermanas que aunque perdieron a su padre en la Primera Guerra Mundial se pueden considerar afortunadas. Viven en Praga alrededor de los años 20 rodeadas de lujo en una gran mansión junto a su madre y el marido de esta, Milos.

Su madre, Marta, es una mujer que las cuida, las mima y las protege aunque con su segundo marido no han tenido tanta suerte porque contrajo matrimonio con ella precisamente por su dinero y aunque las tolera su relación con él no puede ser más distante. Es un hombre superficial e interesado.

Cuando la madre de Adéle y Klára muere repentinamente y en extrañas circunstancias ambas deciden escapar del peligro que les acecha y se van a vivir con un tío a Australia.  A partir de ese momento sus vidas cambiaran de forma irremediable y Adéle, la mayor de las hermanas, tendrá que cuidar y vigilar a Klára teniendo muy en cuenta las palabras que su madre le repetía una y otra vez en vida. Y es que no quería que la historia que sucedió con su hermana Emilie se volviera a repetir.

Pero ¿Estarán las hermanas a salvo en una tierra tan lejana?  ¿Qué es lo que realmente ocurrió con Emilie? ¿Podrá evitar Adéle que la historia se repita?


Contraportada:

Los lazos entre hermanas son tan fuertes que lo que les sucede puede correr el riesgo de repetirse generación tras generación. ¿Qué hacer si lo que les pasa a tus hijas te recuerda a tu propia historia y a la de tu hermana?¿Y si esa historia está rodeada de misterio, muerte y un amor imposible? Adéla y Klára tendrán que enfrentarse a su pasado para poder sobrevivir. En esta novela ambientada en Praga y Australia tras la Primera Guerra Mundial, Belinda Alexandra nos cautiva no solo con una perfecta ambientación histórica sino con la emoción y el misterio que nace de una de las ataduras más fuertes del ser humano: los lazos de sangre… 



Mi experiencia con la novela

La historia tiene un arranque espectacular con diversas líneas argumentales que enseguida te enganchan a la historia. Al comienzo nos presenta a una familia de posición acomodada que vive en Praga en torno a los años 20 y que lo tienen todo. Pero no son tan felices como se pudiera esperar y es que Milos, el marido en segundas nupcias, se muestra demasiado interesado en la herencia familiar.

También se hacen bastantes alusiones a un secreto de familia. Algo que ocurrió con Emilie, la tía de las muchachas, y que Marta, la madre, intenta evitar de cualquier manera pero que teme se pueda repetir en Klára pues ve algo en su carácter que le hace presagiar una nueva desgracia.

Cuando la madre de las muchachas muere de forma inesperada y en extrañas circunstancias, su tía Josephine decide alejarlas del peligro y enviarlas de forma furtiva a Australia con su tío Ota, quien después de viajar por el mundo se estableció allí.

Como veis, el argumento tiene de todo, intriga, suspense y misterio. A priori no sabemos si la muerte es accidental o podemos achacarla a un asesinato por parte de Milos. Y como os he dicho, este comienzo es sensacional porque hace que te pegues a la novela no solo para descubrir que ha pasado con el padrastro, Milos, sino para ver si las muchachas están seguras en Australia a la vez que te preguntas que pasó con Emilie.

Pero a medida que la novela avanza toda la tensión y misterio se diluye y queda en nada. Las muchachas llegan a Australia y comienzan una nueva vida con su tío Ota y la mujer de este. Allí Adéle se introducirá en el mundo del cine y Klára en el musical desarrollando un aptitud fantástica para el piano.  A la vez ambas se enamoraran y la novela se centra en relatarnos las peripecias de su nueva vida sin hacer prácticamente alusiones al pasado.

La relación entre hermanas es muy hermosa. Ambas se preocupan una por la otra, se cuidan y se protegen haciendo gala de un gran lazo fraternal. Estos dos personajes están muy bien definidos aunque a medida que avanza la novela Adéle, que a la vez es la narradora, va tomando mucho más protagonismo en la historia y Klára queda un poco de lado. El resto de los protagonistas también están perfectamente definidos. Es my fácil imaginarse al propio Milos o emocionarse con la historia del tío Ota. Aunque pecan de ser demasiado virtuosos. Es decir, los buenos son muy buenos, tienen muy buenas cualidades y siempre hacen lo correcto.

Pero en esta novela también hay un lugar que ocupa el amor.  No son grandes historias de amor de esas que vas a recordar para siempre pero también son destacables. No sé si os ha pasado alguna vez lo que os voy a contar. Normalmente cuando la protagonista de una novela se enamora y por distintas causas no puede estar con esa persona marcada por la autora estamos pendientes de los giros que va dando su relación para ver si se juntan y aunque se casen o mantengan relaciones con otras personas queremos que terminen juntos. Pues a mí me ha pasado lo contrario. Prefería que la protagonista se enamorase de otro personaje que en absoluto era el elegido por la autora. Aunque no os voy a decir con quien termina.

Uno de los puntos fuertes de esta novela, en mi opinión, es la capacidad narrativa de la autora. Narrado en primera persona por una de las protagonistas, Adéle, ha sido capaz de crear un estilo cuidado, cercano y ágil que aunque no ocurran demasiadas cosas en la novela no aburre en ningún momento y siempre invita a seguir leyendo. Encontramos mucha narración, muchas descripciones y poco dialogo pero a pesar de ello se lee con mucha facilidad. El ritmo no es uniforme a lo largo de toda la historia. Si al comienzo es bastante más rápido y ocurren muchas cosas, coincidiendo con la parte que sucede en Praga, al llegar a Australia se vuelve más sosegado.

Una cuestión importante en la novela es la ambientación. Comienza en Praga pero poco después la acción se sitúa en Australia. La etapa en Praga está muy bien descrita acercándonos a sus calles y sus costumbres pero es en Australia donde la autora se recrea ampliamente en el contexto, ofreciendo datos muy concretos sobre el país. Tanto en flora y fauna (tan detalladas que al final la traductora nos proporciona un listado de especies) como en las costumbres o el contexto social. Incluso conoceremos como se desarrollo la industria cinematográfica allí. Sus primeras iniciativas, el paso del cine mudo al sonoro, y como su homóloga americana impedía que el sector se desarrollase ampliamente.

Otros temas que toca son el racismo o un fuerte sentimiento de respeto, sostenibilidad y conservación por la naturaleza que podemos ver a través de muchas de las iniciativas de Adéle.

Una cosa que no quería dejarme en el tintero es que tanto el titulo como la sinopsis que dictan en la contraportada de la novela no me parecen demasiado adecuados para el contenido y pueden llevar a error. En la contraportada hace mucho hincapié en los lazos de hermanas y en situaciones que se repiten de generación en generación y en la novela no tienen mucha importancia estas cuestiones. La historia que esconde Emilie me ha parecido bastante floja y una vez resuelta queda patente que no era necesario otorgarle tanto bombo ni hacerle un tema central. Lo intenta justificar con la enfermedad de Klára pero al final resulta cogido por los pelos.

Como ya he dicho el título “Secreto de hermanas” no queda debidamente justificado una vez terminas la novela. Y quizá sea más apropiado el original, “Silver Wattle” que es una especie de mimosa que crece en Australia.


Conclusión

A pesar de los inconvenientes que os contado y que no era la novela que esperaba “Secreto de hermanas” es una novela que me ha gustado.

La trama en si no es gran cosa porque no existe mucha intriga pero lo suple con otras muchas cualidades positivas, como unos personajes bien definidos y una magnifica prosa que hace de esta novela una buena lectura.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Significado cero - Irene Rodríguez Aseijas


Paula, Sara, Vicky y María son tres amigas de clase acomodada que rozan la veintena. En el verano de 1999 como cada año se disponen a pasar sus vacaciones en la urbanización de un pueblo.

Por delante tienen varias semanas para desentenderse de problemas y agobios, de sus estudios y obligaciones y podrán emplear todo su tiempo en divertirse, enamorarse, relajarse en la piscina, tomar el sol e incluso consumir drogas y alcohol.

Pero algo va a suceder en ese tiempo que hará que las amigas pierdan definitivamente su inocencia y se planteen que sus actos conllevan unas consecuencias. Justo en el momento en que dejarán de ser para siempre unas niñas y se darán un duro golpe contra la realidad.

Mi experiencia con la novela

Conocí esta novela cuando la autora, Irene Rodríguez Aseijas se puso en contacto conmigo para ofrecerme un ejemplar de la misma. Se trata de su primera publicación. Una novela que vio la luz en 2006 cuando fue editada por primera vez en formato papel. Más tarde fue descatalogada.

Ahora, la editorial Literaturas Com Libros, una nueva marca que publica en formato eBook  intentando adaptarse a las nuevas tecnologías, ha apostado de nuevo por ella y la ha vuelto a lanzar en formato digital.

La historia se centra en cuatro amigas de clase acomodada que pasan sus vacaciones veraniegas en una urbanización. Como cada verano intentarán disfrutar este periodo al máximo. Por delante tienen varias semanas para gozar de libertad y tiempo de ocio.

Paula, Sara, Vicky y María tienen las mismas preocupaciones e intereses que cualquier persona de su edad, estudios, chicos, amigas pero lo que tienen claro es que quieren aprovechar el día a día lo máximo posible. Se encuentran en esa edad en la que creen que son capaces de coger las riendas de sus vidas y a la vez tomar sus propias decisiones, las cuales van marcando su futuro. Aunque a la vez no son muy conscientes de las repercusiones que pueden traer sus actos y conservan cierta ingenuidad.

Después de varios meses sin verse, las amigas se reencuentran como cada año con ilusión y ganas de pasárselo bien por lo que enseguida comienzan a hacer planes. Durante el día las actividades son diversas aunque no están exentas de cierto toque de aburrimiento y hastío pero por la noche su mejor plan es acudir a fiestas.

En ellas, las cuatro amigas se involucran en un mundo donde se consumen excesivas cantidades de alcohol y  en ocasiones coquetean con las drogas. Conocen chicos y tienen sus escarceos amorosos. Esto son cosas habituales en todos los adolescentes pero en esta novela se lleva hasta el extremo. No todos los adolescentes viven igual ni se divierten igual.

La autora nos narra como una realidad que da miedo sus fiestas locas, donde se consumen tantas sustancias nocivas para la salud que se pierde la consciencia del lugar, el tiempo y los actos. Donde ni siquiera se acuerdan de que se han acostado con alguien y se despiertan totalmente desorientadas. Situaciones que desgraciadamente son reales y se repiten noche tras noche entre algunos jóvenes.

Cuando comencé a leer la novela en cierto modo recordé los veranos que viví hace años. Esos que esperabas con impaciencia, la sensación de tener todo el tiempo del mundo por delante y muy poco que hacer pero que con los días terminas aburrida y cansada. El levantarse tarde, ir a la piscina, quedar para tomar algo pero a medida que iba avanzando en la novela esta sensación de diluía ya que esos veranos propios distan mucho del ambiente tan viciado y oscuro que se nos presenta en la novela. Mi forma de divertirme era mucho más “light” y aunque tomaba alguna copilla nunca llegué a ciertos extremos.

Para mí el principal aliciente de esta novela es que en ella se perciben los sentimientos y preocupaciones de estas chicas que podrían ser personas de carne y hueso. Aunque todo narrado de forma muy sútil. Sus desengaños amorosos, los problemas con sus padres, la falta de comunicación y  el valor y concepto tan importante que tienen de la amistad y lo imprescindible que resulta a esa edad.  Pero también el sentimiento de soledad, la eterna cuestión del encontrarse a una mismo, el buscar el propio camino.

A través de una de las amigas conocemos la inseguridad y el miedo al rechazo. Una persona excepcionalmente sensible tocada por la desgracia del amor no correspondido y que se siente incapaz de enfrentarse a ello. Mientras sus amigas tienen mayor capacidad de superar los problemas que se le presentan ella no es capaz de superar ciertas cuestiones y la sumen en un profundo abismo. Un agujero negro en el que se encuentra encerrada y que no da a conocer a nadie.

La historia la conocemos desde dos puntos de vista. Una parte está narrada en primera persona por Paula, una de las cuatro amigas y la otra la conocemos a través de los apuntes del diario de Sara, otra de las amigas.  Al ser estas dos protagonistas las que hablan en primera persona, nos sentimos más cercanas a ellas que a las otras dos amigas. Aunque como he dicho no me identifico completamente con ninguna. Paula es mas despreocupada, mas desenfadada y tiene mayor capacidad de asumir lo que se viene encima. En cambio Sara, es mucho más emotiva y frágil.

Me parece una buena novela para leer en verano. Resulta muy fresca y actual. Está narrada de forma muy directa y muy sencilla y con un vocabulario que se adapta perfectamente al que existe en la calle y adaptado a la edad de los personajes que la protagonizan.

La autora se centra sobre todo en el día a día de las amigas y lo que sí que he echado de menos es alguna que otra descripción sobre los personajes o sobre sus vidas que podrían hacer más completa la novela. La ambientación es buena y se percibe claramente tanto escenarios como decorados. Lo que mas me ha gustado son las magníficas descripciones que se realizan de las fiestas nocturnas que incluso pueden llegar a agobiar al lector por su intensidad.

 Es fácil imaginarse el sitio donde las amigas van a pasar el verano, la urbanización, las casas pero a la hora de matizar los personajes se me han quedado un poco pobres. Me hubiese gustado conocer más profundamente por lo menos a las dos protagonistas.

También he echado de menos que la autora lanzara el gancho mucho antes, porque mientras avanzaba en la lectura de la novela me faltaba algún elemento que me intrigara o que me generara esa curiosidad que te hace pegarte a un libro y no dejarlo hasta acabar. No es hasta bien avanzada la novela que uno comienza a presagiar o intuir por dónde van los tiros (aunque es difícil predecir el final) y ver que realmente ocurren cosas en la novela.

Conclusión

“Significado cero” es una novela que podemos tomar como un claro testimonio del paso que supone abandonar definitivamente la inocencia para enfrentarse al mundo adulto. Es una novela sencilla, ágil de leer y muy apropiada para el verano por el efecto evocador que puede provocar en el lector haciéndole viajar hacia el pasado

** Gracias a Irene Rodríguez Aseijas, por facilitarme su lectura