jueves, 29 de marzo de 2012

El último verano - Catrin Collier


Charlotte Templeton es una octogenaria  que tras enterarse de que un cáncer amenaza su existencia decide poner en orden sus recuerdos y viajar al país donde nació y creció. A la vez su viaje le llevara por unos recuerdos dolorosos y la verdad sobre un pasado que ha marcado toda su vida.

Mientras prepara su viaje junto a su nieta Laura, Charlotte relee su diario que comenzó a escribir el día que cuando cumplió los dieciocho años. Viajaremos con ella Prusia Oriental en 1939. Cuando sus padres preparaban una gran fiesta para celebrar no solo su cumpleaños sino a la vez sus compromiso.

El mismo día que se declara la segunda guerra mundial y toda Europa vive momentos de incertidumbre. Un suceso que cambiará su vida para siempre pero que también le hará conocer el amor verdadero.

Personajes

Charlotte

Es la protagonista de la novela aunque podríamos decir que este son dos personajes en uno, Charlotte Von Datski, la niña que creció formando parte de la aristocracia de su país y Charlotte Templeton, la mujer cuya vida fue arrasada por una guerra.

La primera Charlotte era una joven ingenua e inocente que poco sabía del mundo. Había crecido en la gran mansión Grunwaldsee al amparo de sus padres, el dinero y una posición social privilegiada.

Sus sueños eran ser una gran concertista internacional y casarse con un hombre del que estaba perdidamente enamorada, el conde Claus von Letteberg.

La historia comienza cuando cumple 18 años y sus padres la esperan para celebrarlo a la vez que Claus le pide matrimonio. Para ella se cumple el sueño de su vida porque está enamorada de este hombre desde que tenía doce años.

Pero las cosas no suceden como ella espera. No solo se ha declarado la guerra sino que la vida marital no es como ella soñaba. Claus no es el hombre tierno que ella esperaba ni alguien con quien conversar sino un hombre frio y distante con quien las relaciones sexuales son un martirio.  Además la guerra está arrasando con todos y con todo, sus familiares desaparecen en el frente, apenas hay comida y ella será la encargada de intentar mantener cierta normalidad en el hogar.

La Charlotte actual se ha convertido en una famosa pintora e ilustradora de libros. Su vida en Estados Unidos actual es fácil. Vive acomodadamente y con la tranquilidad de una persona de su edad.  Pero los remordimientos hacen mella en su día a día. No solo porque no ha sabido querer a sus hijos, sino también por todo lo que vio durante la guerra y no quiso o no pudo evitar.

Cuando se le detecta un cáncer que amenaza con matarla decide volver a su país, Prusia Oriental, para rememorar todo su pasado y a la vez comprobar cómo han cambiado las cosas allí.

Personajes

Voy a hacer dos apartados según los personajes que aparecen en la actualidad o forman parte del pasado para no liar unos con otros y que quede claro.

Personajes del pasado

Claus

Fue el primer marido de Charlotte. Era un alto cargo en el ejército alemán. Lo tenía todo era guapo, con titulo, dinero y tierras pero tremendamente autoritario,  frio e insensible. No pasaba demasiado tiempo con su mujer porque la guerra le llevaba al frente continuamente. A pesar de todo Charlotte temía sus encuentros íntimos y daba gracias por tenerle lejos.

Se casaron cuando ella tenía 18 años apresuradamente por la guerra que les sobrevenía encima.

Paul y Wilhem

Son los hermanos gemelos de Charlotte y a quien tenía gran afecto. Cuando comienza la novela tenían 21 años y estudiaban en la universidad.

Con el comienzo de la guerra ambas tuvieron que dejar su vida e ir al frente a combatir al enemigo.

Greta

Es la hermana  mayor de Charlotte. Tiene 27 años y un único afán en la vida, cuidar de ella misma. Es líder de la sección femenina en las Juventudes Hitlerianas.

Las dos hermanas mantienen una relación nefasta, son más rivales que hermanas. Sobre todo por el carácter egoísta de Greta que hace lo que puede por asegurarse su bienestar, incluso será capaz de traicionar a su familia.

La relación entre ellas se rompió definitivamente después de la guerra.

Alexander

O Sacha es un comandante ruso que llega a la mansión como prisionero donde les torturará el ejército y serán forzados a trabajar sin comer hasta morir. Charlotte lo recuerda porque ambos habían sido compañeros en el colegio.

Otros personajes que aparecen en la novela son sus padres, Martha, Brunon, Minny, Irene, que viven con ella todos los horrores de la guerra. Algunos sobrevivirán y otros no.

Personajes del presente

Claus

Claus es uno de los nietos de Charlotte y el más cercano a ella. Aunque nació y creció en Alemania ahora vive en la misma parcela que su abuela en Estados unidos. Su relación es de mucha cercanía y cariño.

Laura

Es otra de sus nietas, pero esta procede de Inglaterra. Es una mujer en la treintena que no tiene pareja ni hijos y se dedica a producir exitosos documentales.  Mientras investiga para la realización de un trabajo descubre con horror que su abuela perteneció al partido nazi.

Aprovechando unas merecidas vacaciones que se va a tomar decide marcharse con su abuela para tener más tiempo de hablar sobre esta cuestión.

Jeremy y Erich

Son los dos hijos de Charlotte. Dos hombres con los que no tiene buena relación porque con todos los acontecimientos que pasaron en su vida ella no se pudo dedicar a su cuidado.

El hecho de tener padres distintos y que no habían crecido juntos había hecho que su relación no fuese buena. Uno vivía en Inglaterra y otro en Alemania y se comunicaban entre si cuando era estrictamente necesario.

Charlotte no sentía gran afecto maternal y esto se reflejaba en las tensas relaciones que mantenía con ellos.

Estilo

En esta novela hay dos historias. Una de ellas que se desarrolla en la actualidad y la otra se remonta a 1939, cuando comenzó la segunda guerra mundial.  La primera de ellas está narrada en tercera persona y la segunda está narrada en primera persona a través de los diarios de Charlotte.  A medida que avanza  la novela los fragmentos del diario cobran más protagonismo.

Sobre el estilo de la autora creo que la prosa es correcta pero poco elegante. Hay novelas que te atrapan por la fluidez del relato pero en esta se echa algo en falta en algunos fragmentos. No sé si será la traducción.

Otra cosa que quería comentar son los fallos y erratas en el texto. No solo faltan algunas consonantes sino que en una frase dice “Nació al poco de morir, pobre” refiriéndose a un feto cuando debería haber puesto “Murió al poco de nacer”. Son fallos que me molestar mucho cuando estoy con una novela y se supone que esta es una buena edición que pagamos por algo.

Un poco de historia

Esta novela se centra en la segunda guerra mundial. Todo comienza cuando en 1939 Alemania invade Polonia en su afán de establecer un gran imperio Nazi que provocó que la mayoría de países europeos realizaran una oposición bélica al Tercer Reich.

En el libro vemos la crueldad de la guerra, como los hombres morían en el frente como escaseaba la comida, el miedo y la incertidumbre presente en su día a día. El salvajismo de los soldados sobre la población civil, como arrasaban con granjas y casas, las saqueaban exigían una cuota de alimentos y también violaban y asesinaban a mujeres y niños.

Se estima que entre 40 y 50 millones de personas murieron en la guerra civil, de ellos once millones en campos de concentración. Ello supone el 18 % de la población polaca, unos 6 millones de personas, 2 ó 3 millones de civiles de Prusia oriental son algunos de los estremecedores datos aunque nunca se sabrá con exactitud.

El antisemitismo propugnado por Hitler llevó a la persecución de millones de judíos. Se les hacinó en campos de concentración y después fueron exterminados. Se les mataba en duchas de gas, en agua hirviendo, fusilados, torturados o simplemente de hambre.  Seguramente muchos detalles nunca los conoceremos.

Algo que yo desconocía es la conspiración que tuvo lugar contra Hitler llevada a cabo por un grupo de oficiales alemanes que vieron las atrocidades cometidas por su propio ejército. Su intención era buscar la paz pero fracasaron y la mayoría de ellos fueron ejecutados tras unas listas que desvelaban los nombres publicadas por la BBC. Se detuvo por este hecho a unas 7000 personas que se oponían al régimen. No todos tuvieron la misma suerte, algunos fueron fusilados, otros sometidos a juicio y estrangulados, guillotinados o encerrados. Los niños fueron separados de sus madres y llevados a orfanatos o campos con distintas identidades. Algunos pudieron sobrevivir a la guerra pero sin lugar a duda muchos murieron.

Mi opinión

“El último verano” supone un duro relato sobre todas las atrocidades cometidas en la segunda guerra mundial. A través del diario de Charlotte vemos como de tenerlo todo pasa a no tenerlo nada.  De ser una niña rica e inocente a ser una mujer dañada y sin nada.

Charlotte era solo una joven con las aspiraciones normales de las chicas de su edad, estudiar y casarse. Incluso pertenecía a las Juventudes Hitlerianas como todos los jóvenes en ese momento porque el gobierno había dictado su obligatoriedad.

Todo empieza con la declaración de guerra. Se acaba toda su tranquilidad y comienza la incansable lucha por sobrevivir. Va perdiendo a sus familiares más queridos, toda la comida, los alimentos, su propia casa y hasta su propia esperanza.

El momento en que llegan unos solados rusos como prisioneros a trabajar en los campos y ve el trato inhumano y vejatorio que se les propina Charlotte es cuando se da cuenta de la verdadera situación. Como hasta ese momento había dado la espalda a una realidad que tenía ante sus narices sin querer verlo.

Poco a poco comienza a entablar amistad con uno de los prisioneros rusos y este aportará en su vida muchas cosas que hasta ahora desconocía. Pero no quiero contaros más.

Me ha resultado un poco duro algunos fragmentos de la novela, cuando la autora narraba todos los detalles escabrosos. Violaciones, asesinatos que aunque sabemos que sucedieron y son un fiel reflejo de lo que pasó aun me siguen sorprendiendo por su crudeza. No es que se recree en detalles morbosos ni mucho menos pero hay cosas que impresionan leer.

De las, digamos, dos partes que tiene el libro, pasado y futuro, la más interesante es la centrada en los diarios de los protagonistas que detalladamente nos cuenta todo lo que está sucediendo alrededor de Charlotte.

Y lo hace desde una visión menos habitual de la que estamos acostumbrados. Los alemanes que no eran judíos pero que también sufrieron. Normalmente el punto de vista nos es narrado por los judíos que fueron quizás los que peor parte se llevaron lo que no quiere decir que sean las únicas víctimas.

Este libro a la vez nos cuenta una historia de amor. Quizá por la estructura o supongo que así lo habrá planificado la autora el amor es un tema secundario en el relato de forma que queda ensombrecido por todos los hechos crueles que nos va contando. Antes de comenzar la novela creí que sería una historia de amor y como telón de fondo nos narraría algo de la guerra pero este es un buen testimonio de la historia.

Conoceremos de primera mano como fue el primer matrimonio de Charlotte que le supuso un gran martirio en su vida. Con un hombre frío y distante que no se preocupaba por sus sentimientos y únicamente la quería para concebir hijos.

También seremos testigo de cuando llega el verdadero amor a la vida de Charlotte y cambia su vida para siempre. Aunque el destino de este amor es complicado y los separan muchas circunstancias.

El argumento secundario, el que nos presenta a la octogenaria tiene menos interés que el de su juventud. Parecería una mera excusa para contarnos la historia si no fuera porque al final nos aporta algún dato interesante aunque contando con alguna trampa en el argumento para allanar el camino.

Los personajes están muy bien perfilados y mientras estas leyendo eres capaz de imaginártelos a casi todos ya no solo en su forma de ser sino también en su físico. El semblante serio de Claus, la ambición de Greta, la delgadez de Sacha, etc. El personaje cuya evolución es más clara es el de nuestra protagonista que tarda en entenderlo todo pero cuando lo hace marcara su vida para siempre.

La vergüenza, los remordimientos y el dolor estar muy presentes en la vida de la anciana en que se ha convertido Charlotte.  Una mujer cuya familia le fue arrebata, no es capaz de querer a sus hijos y lo único que quiere es volver a ver la casa donde nació. Para ello viaja a Prusia Oriental con su nieta Laura. Juntas recorrerán un doloroso camino.

En cuanto al estilo de Catrin Collier me ha parecido que podría haber estado algo más depurado. Había demasiadas frases con una redacción un tanto extraña y que resultaban poco sonoras y que quizás provengan de la traducción. Como ya he dicho la edición que yo tengo cuenta con algunos errores tipográficos que no me gusta nada encontrarme. 

En resumen

A pesar de los pequeños fallos que he encontrado esta novela te engancha por su crudeza aunque hay que tener algo de paciencia después resulta muy entretenida. La recomiendo para todos aquellos interesados en conocer algo de nuestra historia “reciente” pero con cierto tono literario.  

7 comentarios:

  1. La verdad es que por lo que cuentas tiene un poco de todo. A ver si me animo con ella.

    ResponderEliminar
  2. Parece un estilo a lo que escribe la tan de moda Kate Morton, la época y las regresiones al pasado me han recordado a las novelas de esta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me lo compré en las últimas rebajas aunque aún no lo he leído, me gustan mucho este tipo de novelas que combinan dos hilos temporales, lo que es una pena es lo de las erratas, a mí también me molestan mucho
    besos

    ResponderEliminar
  4. Me llama mucho. Que este tipo de novelas y ambientadas en esta época me suelen gustar mucho. Una reseña perfecta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Puf... me temo que se están poniendo muy de moda las historias narradas en pasado y en presente, haciendo saltos en el tiempo. Esta que comentas me llama la atención pese a que tiene erratas y errores tipográficos. Precisamente me ha sucedido a mí lo mismo con una novela, que también contiene errores de ese tipo y sí, molestan mucho. Eso me echa un poco para atrás, pero seguramente acabe leyéndola.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es un tema que me gusta bastante, así que no me importaría darle una oportunidad al libro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer el libro. Me ha encantado, me ha enganchado, me ha hecho llorar y pensar... Lo recomiendo. A mi no me atraen las novelas históricas, pero esta la recomiendo.

    Os animo a leerla.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!