viernes, 7 de octubre de 2011

los ojos amarillos de los cocodrilos - Khaterine Pancol



"Esta novela sucede en Paris, pero nos encontramos con cocodrilos.

Esta novela habla de hombres. Y de mujeres. Las mujeres que somos, las que querríamos ser, las que nunca seremos y aquellas que quizás seamos algún día.

Esta novela es la historia de una mentira. Pero también es una historia de amor, de amistad, de traición, de dinero, de sueños.

Esta novela está llena de risas y de lágrimas.

Esta novela es como la vida misma."



Josephine está casada y tiene dos hijas. Su existencia es bastante simple hasta que se rompe su matrimonio y su marido se marcha de casa con su amante. Mientras su marido se instala en Kenia al cuidado de una granja de cocodrilos ella se encuentra de pronto sola, sin dinero y al cuidado de sus dos hijas que están en una edad muy complicada.

Así Josephine deberá aceptar el primer trabajo que le ofrecen y remodelar poco a poco su vida con los restos

Personajes

Josephine o Jo como la conoceremos en la novela es una mujer que tiene cuarenta años, está casada y tiene dos hijas, Hortense y Zoé. Es una mujer insegura y con una autoestima baja sobre todo porque se ha ido dejando físicamente. Ha engordado, no se arregla y tampoco tiene estilo en vestir.

Es una estudiosa apasionada del siglo XII y desde que su marido se quedara en paro escribe ensayos históricos sobre la mujer en el citado siglo.

Cuando ve a Antoine, su marido, salir de casa con las maletas, su mundo se viene abajo. No en vano era el primer y único hombre que había conocido, llevaban juntos más de 16 años.

Antoine Cortes, es el marido de Jo. Un hombre pulcro y educado. Se había quedado en paro hacia poco más de un año y con ello había perdido el norte. Había trabajado durante diez años como director para una gran empresa dedicada a la producción de fusiles de caza. Viajaba por todo el mundo acompañando a hombres ricos e importantes. Tenía un buen sueldo y un futuro prometedor.

La inseguridad que le ha creado el no tener un empleo le ha hecho verse con Mylene, su amante, una rubia vibrante. Una chica que trabaja como esteticista en un centro de belleza.

Cuando su mujer descubre que está con otra y finalmente le echa de casa Antoine se muda con Mylene a una granja dedicada a la cría de cocodrilos en Kenia. Su único afán es triunfar, conseguir dinero y ofrecérselo a sus hijas.

Hortense es la hija mayor de Jo. Está en una edad muy difícil tiene catorce años pero se ha marcado los objetivos muy claros. Su prioridad es el dinero porque piensa que es la llave de todo lo demás. Es soberbia, manipuladora y engreída pero también guapa e intrépida.

Se está convirtiendo en una mujer, muy bella además y comienza a atraer a todos los hombres y despertar envidias entre todas las mujeres.

Hortense adora a su padre por su saber estar y su forma de ser pero en cambio se avergüenza de su madre por su físico y por ser pobres y porque en el fondo la culpa de la separación.

 Zoé es la benjamina de la casa, una pequeña con diez años, redonda, lista y glotona que aunque quiere imitar a su hermana en el fondo le siguen gustando los juegos de niños.

Iris es la hermana de Jo. Tiene 44 años. Es guapa, segura de sí misma, ambiciosa y superficial. Le encanta ser el centro de atención y llamar la atención a todo el mundo. Es una reina que se hace con todo, atraía todas las atenciones. Estudió cine en nueva York pero acabó abandonando su carrera para casarse con Phillipe su guapo, rico e imponente marido. Se codeaban con gente muy importante, asistían a numerosas fiestas pero en el fondo Iris se siente vacía.

Representa todo lo contrario que su hermana. Ella ha conseguido casarse con un abogado rico y tiene un hijo llamado Alex. En su vida no le falta de nada a priori.

Henriette es la madre de Iris y Jo. Una mujer fría, calculadora, clasista y severa. Tras enviudar de su primer marido se casó con su segundo marido por dinero, para asegurarse su bienestar y para conseguirlo no dudó en  servirse de todas las argucias y artimañas posibles. Aunque lo consideraba vulgar.

La relación con sus dos hijas es muy distinta, mientras adora a Iris por ser rica, guapa y encontrar un buen marido con Jo, sin embargo la relación es muy diferente porque considera que es conformista y perdedora.

Marcel es el padrastro de Jo, tiene 64 años. Es un hombre bruto, poco refinado pero con un buen fondo. Un millonario con una empresa poderosa pero ninguneado en su hogar. Sabe perfectamente que su esposa no lo ama y que está junto a él por dinero. Buscando todo aquello que Henriette no le da, mantiene una relación con Josiane su secretaria. Alguien que le hace totalmente feliz y a quien él también desea complacer.

Josiane es un joven candente que tiene un pasado conflictivo, criada sin mimos ni atenciones. Aunque también le atrae el dinero de Marcel en el fondo le quiere y se preocupa por él. Aunque la escoba como ella llama a Henriette no se lo pone nada fácil porque quiere despedirla y Marcel no puede abandonarla ya que tiene la mitad de la empresa.

Shirley es una vecina de Jo. Es inglesa y mantiene su vida y su pasado en la más estricta intimidad. Vive con su hijo Gary.

La novela

Tenía muchas ganas de leer esta novela. Después de hacerlo me parece una novela que es entretenida, se deja leer sin más pero no me parece nada excepcional.

Aún no entiendo como se ha generado tal nivel de expectación en torno a ella, supongo que será una buena campaña publicitaria porque las críticas que he leído tampoco la ponen por las nubes.

Si el titulo es llamativo y nos entra por los ojos, y la sinopsis de la contraportada aumenta nuestra curiosidad por el misterio que encierra, finalmente la novela no está a la altura y no alcanza las expectativas generadas con ese halo de misterio a su alrededor.

Llega un punto en que la novela en que la acción se detiene y no pasa nada más. Esas páginas hasta el final parecen un simple relleno porque se mantiene la trama en ese mismo punto como esperando el desenlace. 

El argumento es un poco simple, tras años de matrimonio la protagonista se queda sola al frente de un hogar, al cuidado de sus hijas y con un préstamo por pagar. Pero Jo consigue resolver esta situación rápidamente, porque encuentra un trabajo muy bien pagado y en el que es buena, así sus preocupaciones se tornan en otras.


El resto de las subtramas son comunes y corrientes, personajes que se buscan la vida, que se mueven por interés, que son inocentes, crueles o vividores tan cercanos a figuras que nosotros podemos conocer.

Pero me ha dado la sensación de que se podría prescindir de muchas de estas subtramas y la historia no perdería sentido, se entendería perfectamente y llegaría al mismo final. Es el caso de la vecina que es desalojada de su casa por impago, cuando Phillipe no quieres que nadie se entere de que trabaja con Jo o el secreto que encierra Shirley, que además me ha parecido poco creíble, y sé que es una novela pero queda un poco extraño en un argumento tan realista. La historia de Antoine en el Croco Park no tiene muchas sustancia me parece simple aunque quizá sea un recurso para justificar el desenlace.

Los personajes evolución mucho a lo largo de toda la novela, aprenden de sus errores, maduran y buscan su propia felicidad. Jo es una mujer a la que sus inseguridades le impiden tener éxito en la vida pero cuando se ve sola no le queda más remedio que sacar los dientes y enfrentarse al mundo todo lo contrario que Iris una mujer que sabe aprovechar su belleza para vivir en una situación privilegiada junto a un hombre rico pero que en realidad no lo ama. Henriette es manipuladora, Marcel grosero pero con buen corazón, y Antoine un hombre débil que necesita reafirmarse constantemente sobre todo después de quedarse en paro tras codearse durante muchos años con gente importante.

Después hay otros personajes que no están muy enmarcados en la novela, no se sabe muy bien que pintan en la historia e incluso podrían sobrar. Y no me refiero a personajes de apoyo sino a esos cuya trama e irrelevante.

Al principio cuesta un poco hacerse con ellos porque los va presentando muy despacio y al ser muchos cuesta ubicar a cada uno en su lugar. Es por eso que el inicio resulta algo confuso y necesitas unas cuantas páginas para relacionar todos los personajes entre sí.

El final de la novela es desigual para cada personaje, unos terminan mejor que otros porque en esta novela el final no es redondo ya que tiene continuación. Es lo malo que tienen las trilogías que si lees un libro aunque no te guste demasiado ya no sabes cómo acabará la historia. Esta novela tiene 551 páginas, la siguiente, "El vals de las tortugas" no lo sé exactamente pero es similar y la tercera parte "Las ardillas de Central Park están tristes los lunes" tres cuartos de lo mismo. Haciendo recuento te tienes que leer unas 1500 páginas para terminar la trilogía.

La novela está narrada con una prosa muy sencilla y bastantes de diálogos. Pero la traducción lo fastidia bastante. Encontramos muchos errores gramaticales, frases que en español no quedan muy bien y alguna que otra falta de ortografía supongo que producto de una mala corrección y traducción.

Está narrado en tercera persona pero hay cambios repentinos a la primera persona en el mismo párrafo y de forma inadecuada. En otras novelas se usa este recurso pero bien construido. Estas pequeñas inconveniencias llegan a molestar al ir leyendo.

Con esta novela me da un poco la sensación de que busca una complicidad con el lector: Aunque es una novela coral destaca el personaje de Jo que es en quien más se centra la novela. Es un personaje con los que empalizar, muy desgraciado pero que consigue salir adelante.

En conclusión

Releyendo la opinión me ha dado la sensación de que le pongo muchas pegas a la novela y que no me ha gustado pero no es así.

Es una novela entretenida y fácil de leer pero en la que no hay mucha acción que no es ni malo ni bueno, es lenta, pero seguro. Tampoco considero que sea una obra maestra o un libro de culto.

Es imposible no ponerte de lado de Jo inmediatamente por sus miedos y sus problemas. Me ha gustado el personaje de Hortense, la hija mayor de Jo, porque es como una flor cuyas semilla ha estado latente pero por fin se despierta al mundo y lo hace con mucha fuerza y carácter. Es un poco trepa e interesada pero al final sucede como en la vida misma.

Una frase....

"La felicidad está hecha de pequeñas cosas, siempre se la espera con mayúsculas, pero llega a nosotros de puntillas y puede pasar bajo nuestras narices sin darnos cuenta"

7 comentarios:

  1. Yo lo tengo en mi lista de pendientes, he leído tanto opiniones positivas como negativas pero creo que me puede gustar, ahora solo me falta hacerle un hueco
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Tengo que confesar que me gustan mucho las autoras francesas contemporáneas y que este libro es de los más flojitos que he leído del género. Empecé 'El vals lento de las tortugas' pero me estaba costando un mundo así que lo dejé...
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo curiosidad por leerlos todos, así que a ver si me animo porque ayer me enteré de que dentro de nada saldrá en España otro más.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tenía pendiente de coger en la biblioteca, pero por lo que cuentas no parece que sea nada del otro mundo. Así que lo dejaré pasar y me centraré en otros.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. No son libros que me llamen mucho la atención, no sé por qué. Y después de leerte, tampoco me anima mucho, así que por ahora lo dejo pasar, que son muchos los pendientes que tengo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Pese a que todo lo que he leído sobre el libro es realmente positivo, no me termina de apetecer leerlo...
    Creo que lo dejo ahí, al menos de momento =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de leer éste libro y ver qué tal, ¡he oído muchas cosas al respecto!
    besitos!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!