miércoles, 24 de julio de 2019

Despiértame cuando acabe septiembre - Mónica Rouanet


A Mónica Rouanet la conocí con su novela anteriormente publicada que es Donde las calles no tienen nombre. Me dejó muy buen sabor de boca por la intriga que contenía la historia, la temática familiar alrededor de la cual giraba el suspense y la forma en que estaba narrada. Todo ello hacía que fuese una novela muy entretenida. Pero hoy os voy a hablar de su último trabajo.

Amparo vive en un pequeño pueblo de la Albufera, en donde también ha heredado una barraca de su familia. Es una mujer que se ha acostumbrado a la soledad ya que su marido se ahogó en el mar hace un año aproximadamente. Bueno eso es lo que ella quiere creer. Nunca encontraron el cadáver –solo su barca con restos de sangre- y las malas lenguas dicen que la abandonó.

Cuando su único hijo Toñete, que está en Inglaterra, le hace una llamada telefónica de socorro, Amparo no duda en coger el primer avión e ir en su busca a pesar de que no es una mujer con mucha experiencia en la vida. Allí no encontrará ni rastro de su hijo y se embarcará en una historia muy oscura en la que llegará un momento que no sabrá quién miente y quien dice la verdad.

De nuevo la autora opta por una historia de intriga y suspense donde los temas familiares se entremezclan con otros de mayor calado y mayor gravedad. La novela tiene una trama enrevesada, en la que nosotros, los lectores, al igual que su protagonista nos encontraremos dudas, más de una sorpresa inesperada con algún giro argumental que cambiará el curso de los acontecimientos.

La primera parte de la novela me ha gustado mucho. Creo que la autora sabe encontrar un buen equilibrio entre la parte emocional de Amparo y la parte en la cual investiga. Son muchos los interrogantes que van pasando por su mente. El que más le preocupa es el paradero de su hijo Toñete pero pronto descubre que su desaparición podría tener que ver con un hombre que llegó al pueblo poco antes de la desaparición de su marido y con el que se le ha relacionado. Con esto y otras cosas, la cosa se complica muchísimo.

Si yo os hablara de todo, todo lo que sucede en la novela también os resultaría raro lo que voy a confesar a continuación. Y es que a pesar de esa primera parte la segunda mitad de la novela comienza a flojear. No lo puedo achacar a nada en concreto pero lo cierto es que la historia me ha parecido que decaía un poco y que le faltaba fuerza. La trama sigue siendo buena pero quizás la autora falle de algún modo en la ejecución o planteamiento de la misma.

Y no es por falta de agilidad. Porque tiene ritmo. Tiene agilidad narrativa. Monica Rouanet además tiene un estilo que atrapa al lector, que le hace sentir cómodo y a gusto entre sus páginas.

Es Amparo quien en primera persona nos narre tanto sus emociones como lo que va descubriendo y las circunstancias que le rodean. Yo creo que cualquiera en su lugar hubiese hecho lo mismo. Poco a poco iremos conociéndola. Su historia habla de una mujer que no ha tenido una vida demasiado feliz. Nunca ha encajado completamente en ningún lugar. Sus padres probaron fortuna en Suecia y en España también se sintió una inadaptada. Me ha gustado mucho como nos cuenta la historia con Antonio, su marido (un personaje que me ha parecido interesante y del que incluso me hubiese gustado saber más), hasta el momento en que desapareció. Al mismo tiempo nos creará dudas yo creo que razonables.

Otro personaje que no sabremos muy bien donde colocar es Conrad, a quien Amparo conoce en el camping del sur de Inglaterra en el que se alojará. Es un británico de las pocas personas que está dispuesta a ayudar a Amparo. Su historia personal es trágica y algo confusa. Hace unos meses que murió su mujer y parecen existir diferentes versiones del accidente.

Con este y otros personajes exploraremos diferentes temas que aborda la novela siendo la clave la familia y el amor. Porque ¿Qué no haríamos cualquiera de nosotros por amor? Pero ¿Qué hace uno cuando descubre algo que no quiere? En un segundo plano queda el desarraigo, los problemas comunes a todo el mundo independientemente del lugar donde viva, la diferencia entre ricos y pobres o como juzgamos a los demás sin conocerlos y reinventaos sus historias porque la realidad nos parece simple.

En definitiva Despiertame cuando acabe septiembre es una novela de fácil lectura, intrigas, una parte emocional cuya lectura no ha estado nada mal pero a la que le ha faltado algo a pesar de que no puedo decir nada negativo de ella.

7 comentarios:

  1. El argumento de esta novela me llama la atención y me parece intrigante. Quizás le de una oportunidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! De momento tengo muchas lecturas pendientes y por ahora no tengo pensado aumentarla aún más, así que de momento dejo pasar el libro. Además, no me termina de llamar del todo, así que esperaré a tu próxima reseña, a ver si me convence un poquitín más. ¡Un besito y hasta la próxima entrada! Mo-

    ResponderEliminar
  3. Pues no me convence. Este tipo de historia tiene que gustarme mucho para que me anime con ellas. Pintaba bien lo del pueblo en la Albufera y el misterio pero veo que le falta algo. Lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  4. Pues la había visto en más sitios, pero si dices que te flojea la segunda parte... ainsss, ya me lo pienso más detenidamente.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. De momento no me animo, pero porque tengo otros esperando que me apetecen más ;)

    besitos

    ResponderEliminar
  6. Este lo dejo pasar, no termina de llamarme
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mmmm creo que esta vez lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Puedes expresar tu postura, opinión, crítica o lo que sea libremente y sin censura siempre que seas respetuoso y correcto. Los comentarios maliciosos, ofensivos, insultantes, con enlaces o spam seran eliminados.