lunes, 22 de febrero de 2021

Los detectives de la línea morada - Deepa Anappara


 Los detectives de la línea morada es la opera prima de la periodista hindú Deepa Anappara. Una obra que ha escrito basándose en lo que vivió durante los años que trabajó en la India. Hacía mucho tiempo que no leía nada que se desarrollase en este país y como os he dicho muchas veces, es una de mis localizaciones favoritas. Me parece un lugar tremendamente exótico y muy atractivo pero también un lugar que tiene una parte de la sociedad vive en condiciones muy complicadas. Y esto es justamente lo que nos vamos a encontrar en este libro. Esa parte mas cruel y dura de la realidad que se vive en la India.

La novela nos cuenta como cambia la vida de Jai, un niño de nueve años, cuando desaparece un niño que va su misma clase. Jai vive en un barrio muy humilde (un basti) con su familia que está a punto de ser demolido. Un barrio junto a las vías del tren, desordenado, con construcciones pobres y gente que se gana la vida como puede. 

Algunos metros más allá, Jai sabe que existe otro tipo de vida. La de la cuidad, con sus rascacielos y luces. Cuando Badahur desaparece decide que tiene que encontrarlo (se inspira en los detectives de la televisión a los que tanto admira) y traerlo de vuelta a su hogar en donde sus padres esperan desesperados. En su periplo contará con la ayuda de dos de sus mejores amigos, Pari y Faiz. 

Este es el punto de partida de la novela. La desaparición de un niño a la que se sucederán la de otros. Nadie parece saber que ha sido de ellos pero todo el mundo teme que les ocurra a los suyos propios. La policía no parece estar muy interesada en resolver el misterio y algunos piensan que es obra de los djinns, los espiritus que viven entre los humanos. 

En esta novela la autora nos enseña como es la vida es uno de los barrios más pobres de la India con sus gentes de vidas desafortunados con quienes a menudo se ceba lo peor que existe en el mundo. A pocos metros quizás muchos duerman en sus camas tranquilamente pero para ellos siempre habrá un motivo para la inquietud. Quizás un día sea no tener para comer o vestir y al día siguiente será que sus niños están desapareciendo. Gente con pocas o nulas oportunidades cuya gente joven parece estar condenada desde el nacimiento. 

Los detectives de la línea morada es una de esas novelas que te dan un golpe de realidad. Quizás no sea cercana pero es como digo, lo que se vive en otras partes del mundo a diario. Niños que trabajan entre las líneas del tren enviados por alguien que de "alguna manera" cuida de que no les pase nada porque no tienen ningún adulto que se ocupe de ellos, otros que lo hacen en el puesto del mercado mientras que otros piden limosna. Algunos tienen más suerte y pueden estar algunos años en el colegio. Aún así no lo viven como un drama sino que, como Jai, lo afrontan con inocencia y curiosidad pensando que todo puede cambiar. Algunos incluso lo logran. 

Esta novela nos habla de los cientos de niños que desaparecen a diario en la India ahondando en que ocurre con estos niños, el enfrentamiento religioso entre hindús y musulmanes, la corrupción del poder, el castigo de inocentes, etc. Si os interesa el tema tendréis que leer la novela y personalmente os lo recomiendo. A parte de esta dosis de realidad también es una novela que a uno le puede llevar a plantearse ciertas cosas como la forma en la que se puede encontrar esperanza, el salir adelante cuando todo parece demasiado torcido. 

Se trata de una obra para paladear tranquilamente y sumergirse en esas decadentes estampas y tumultuosas calles de la India. Con sus gentes, sus mercados, sus creencias y sus convicciones. Una novela que además consigue que el suspense flote en el aire durante toda la novela hasta descubrir el más puro horror. 

Una novela cruda y dura pero necesaria para dar visibilidad a un problema que debería ser universal pero que solo preocupa a unos pocos. 

Puedes conseguirlo aquí

lunes, 15 de febrero de 2021

La hora de las gaviotas - Ibon Matín


Me estrené con Ibon Martín con La danza de los tulipanes, novela que me convenció por completo y disfruté ampliamente. Recientemente ha salido publicada La hora de las gaviotas la cual comparte algunos de los protagonistas que conocimos en la anterior novela. Aunque no es una segunda parte de forma rigurosa nos vamos a encontrar varias alusiones a ella pero se pueden leer de forma independiente ya que se trata de dos casos completamente diferentes. Eso si, recomiendo hacerlo en orden. 

Todo comienza durante un desfile que, como marca la tradición, se celebra el día 8 de septiembre en Hondarribia (País Vasco), el mismo día que en el siglo XVII la ciudad logró vencer el asedio de las tropas francesas al que llevaban sometidos unos meses atrás. Tradicionalmente han sido los hombres quienes desfilaban para conmemorar esa fecha. Sin embargo desde hace algunos años de forma alternativa y media hora antes se celebra un desfile alternativo. Un desfile mixto en el que participan mujeres y que viene sembrando la polémica entre los ciudadanos. 

En ese contexto, entre una multitud de personas que pretenden boicotearlo, dos mujeres son apuñaladas entre el gentío sin que aparentemente nadie sea consciente de lo sucedido. Una de ellas muere inevitablemente. 

De investigar lo sucedido se encargará la Unidad Especial de Homicidios de Impacto (UHI) que de nuevo, tal y como ocurría en La danza de los tulipanes, dirige Ane Cestero junto a un equipo de especialistas que se han convertido en sus hombres de confianza.

Este es el punto de una novela que yo encuadraría dentro del género negro. A este primer suceso se irán sumando otros crímenes que harán que se compliquen las cosas para el equipo de Cestero y que hará nuestras delicias. A algunos de los personajes ya los conocimos en la novela anterior y algo que me gustó especialmente es que el autor ya los dibujó muy bien en su momento. Encontrarlos de nuevo ha sido muy agradable porque te generan esa sensación de familiaridad y cercanía que suele darse en las series. Conocemos parte de sus vidas y sus caracteres más allá del papel que jueguen en la investigación del crimen, conocemos sus manías, sus fallos y como se enfrentan a las circunstancias que los rodean. También nos encontraremos con figuras nuevas que darán lugar a la aparición de tramas paralelas y que complican aún más las cosas. 

Quizás esta novela no tiene un comienzo tan impactante (o al menos a mí no me lo ha parecido) como la anterior ni el ritmo al que transcurren los hechos es tan acusado. Sin embargo, me ha parecido una novela que tiene una arquitectura interior tremendamente sólida y muy coherente, algo que no siempre sucede en este género. 

Creo que los personajes de Ibon Martín son redondos, la trama es interesante sin necesidad de sorprender o confundir constantemente al lector con giros imposibles y sobre todo creo que la forma en que se lleva a cabo la investigación es no solo creíble sino asumible para cualquier tipo de lector. Valoro muchísimo el hecho de saber las razones de porqué la policía abre o cierra ciertas líneas de investigación o va alargando la lista de sospechosos. Creo que es un trabajo que el autor realiza al margen de lo que leemos al final. Esta ahí de forma invisible. Quizás, como he dicho, hace que la novela tenga un ritmo algo más lento pero gana en credibilidad y coherencia para el lector.

Luego hay un tema que destaca y planea sobre toda la novela. Un tema delicado que hay que seguir denunciando en nuestra sociedad. El tema del machismo y la violencia contra las mujeres. En primer plano veremos el enfrentamiento que causa en el pueblo de Hondarribia el hecho de que haya gente a favor y en contra de que participen mujeres en el desfile del Alarde pero a medida que la novela avanza vemos que el autor se sumerge de lleno en el tema profundizando bastante en él. 

Creo que además las localizaciones en el País Vasco suman un atractivo adicional a la obra. No conozco los escenarios pero el autor los va describiendo de una forma que te apetece montarte en el coche e ir a visitarlos. 

Sin duda alguna no puedo hacer otra cosas más que recomendaros La hora de las gaviotas. Una novela de argumento sólido, interesante y entretenida, con personas con alma y con unos escenarios que te hacen viajar cada vez que te sumerges entre sus páginas. 


jueves, 11 de febrero de 2021

La vida negociable - Luis Landero


Una de mis mejores lecturas del año pasado fue, sin ningún lugar a dudas, Lluvia fina del extremeño Luis Landero. En esa ocasión no solo descubrí un libro fantástico sino a un autor que me entusiasmó. Es por ello que me hice poco después con La vida negociable. Un libro completamente diferente al anterior pero que me ha reforzado la idea de que tengo que seguir conociendo a Landero. 

Esta es la historia de un hombre llamado Hugo Bayo. Es él mismo quien nos a contando su historia desde niño hasta el momento que vive en el presente que está ya rodando los cuarenta. Un joven que vivía en Madrid con sus padres y que podría haber sido un niño cualquiera. Si no fuese porque cuando tenía unos nueve años hace un descubrimiento terrible sobre su madre. La noticia hará que su relación cambie y el cariño se convierta en un arma arrojadiza sobre ella. Poco después otra funesta revelación sobre su padre hará que el joven crezca de una manera atípica y su vida se convierta en una constante búsqueda...

La vida negociable es una de esas novelas que una encuentra muy de vez en cuando. Una novela que desde el inicio te engancha y atrapa por una cuestión determinante: su protagonista. Es tan tan bueno, está tan bien trabajado y resulta tan contradictorio que es difícil no involucrase de alguna manera con él. 

De hecho es un personaje que me ha creado poderosas y extremas sensaciones contradictorias. Hugo puede ser mezquino, fabular con ínfulas supremas, estar lleno soberbia o mostrarse como un ser en el que se aprecia una maldad evidente para poco después pasar a ser un pobre diablo, un ignorante, mezquino y absurdo que no tiene nada en la vida.  De ambas maneras iremos viendo como Hugo, hijo de un administrador de fincas y una mujer menuda y bella, va descubriendo el amor, la amistad, los planes de futuro... De hecho Hugo me ha recordado en cierto sentido al protagonista de La conjura de los necios, Ignatius Reilly. Un ser extravagante y poco social.

Un personaje con el que es difícil empatizar pero que tiene una voz tremendamente poderosa que va haciendo el relato de su vida en primera persona, con una mezcla de drama y sentido del humor bastante histriónico.  

Al final La vida negociable yo creo que también es una feroz crítica a la sociedad del momento y Landero lo escenifica en multitud de aspectos de la vida. En la doble moral del "haz lo que yo digo pero no lo que hago" (robos, infidelidades, etc..), en la absurdez de las relaciones sentimentales que se mantienen por rutina y no por amor verdadero o peor aún los matrimonios que se consuman porque es lo que toca. La frustración de trabajos que se desarrollan sin vocación, la defensa de ideas a ultranza entre otras muchas miserias ser ser humano. Porque si algo sobra en esta novela es la miseria que acompaña a la mayoría de sus personas. 

Además Landero es un excelente narrador cuyo relato va como la seda. No solo la construcción de frases y el lenguaje son agradables para el lector sino que la novela tiene un ritmo perfecto. 

Sin duda seguiré descubriendo al autor. 

lunes, 8 de febrero de 2021

Los adictos - Paolo Roversi


 Paolo Roversi es periodista y guionista a parte de un escritor de best-seller. Al parecer sus novelas han sido traducidas a cuatro idiomas pero creo que esta es la primera que llega a nuestro país en castellano. 

La novela comienza con un primer capítulo breve pero inquietante durante una copiosa nevada que ocurre durante una noche de 1994 en un lugar de Alemania llamado Offenburg. Las autoridades han divisado una bengala disparada en mitad del bosque y cuando llegan al lugar señalado se encuentran una escena terrible. 

El siguiente capítulo se desarrolla en la actualidad y viajamos desde Londres a Ginebra con una exitosa psiquiatra llamada Rebecca Stark. Un jet privado la traslada al encuentro con un antiguo paciente que debería estar recuperado. Las dudas sobre la recaída del magnate ruso no son descabelladas y Rebecca espera una explicación con impaciencia. 

Pero Ivanov, que así es como se llama el multimillonario ruso, tiene un proyecto que no puede explicarse con facilidad. La idea es abrir por todo el mundo una serie de clínicas que ofrezcan un tratamiento exitoso y revolucionario contra las adicciones a los más selectos pacientes. Para convencerlos y atraerlos ha restaurado un antigua casa de campo en Italia y la ha convertido en un sanatorio/hotel con todas las comodidades y la última tecnología. Su objetivo es ofrecer a siete personas - siete adictos- un tratamiento gratuito para demostrar de lo que son capaces las clínicas Sunrise (así es como se llamará el proyecto). 

Aunque parezca que he contado mucho de la novela pero he sido aún más parca que la sinopsis oficial que encontramos en la contraportada.

La novela tiene un comienzo impactante mostrando una escena bastante macabra. No sabemos quienes son sus protagonistas, qué ocurre realmente, ni que relación tiene todo ello con la actualidad. Sin embargo todos sabemos que hay episodios pasados que nunca llegan a cerrarse.

Los adictos es una de esas novelas que nos ofrece entretenimiento puro y duro. Una novela para ir pasando páginas de forma rápida, que tiene muchísimo ritmo, que no cuesta nada leer y que se acaba antes de que te des cuenta. Tenemos una casa abandonada en medio de la campiña italiana y en ella varias personas con graves problemas de adicción. Todos quieren curarse pero la casa se convierte en una ratonera cuando se encuentran aislados, sin conexión con el exterior y el síndrome de abstinencia comienza a aparecer y amenazar con dominarlos ¿Podrá Rebecca controlarlos? Aparentemente no...

A través de una de sus tramas el autor toca el tema de algunas de las diferentes adicciones que podemos encontrar en la sociedad actual. Y aunque no se detiene mucho ni se pone pesado en exceso nos muestra las diferentes formas que hay de afrontarlo a través de las actitudes y comportamientos de sus personajes. Algunos incluso llegan a límites perversos. Resulta interesante ver hasta que punto pueden llegar las personas cuando se les priva de aquello que les obsesiona y condiciona. El autor no profundiza en los personajes sino es a través de su adicción. Es un thriller y ofrece al lector lo que necesita saber.

Hasta un poco más del ecuador de la novela esta se lee con agilidad y fluidez aunque no destaca por que sucedan demasiadas cosas pero llega un momento en que la narración se vuelve frenética. Si esa primera mitad nos había situado, contextualizado y presentado a sus personajes en la segunda llega la acción y el ritmo vertiginoso con muchas sorpresas incluidas. Entre ellas nos encontramos un temporal que ya aumenta esa sensación de soledad y aislamiento que ya de por sí el enclave de la casa nos ofrecía. 

En definitiva, si buscáis una novela que os entretenga, que os arrastre a una noche de locura, que os quite de la cabeza lo que tenéis Los adictos me parece una buena elección. Un thriller oscuro y llego de acción que os hará dudar de todo y de todos. 

jueves, 4 de febrero de 2021

Los mini muertos 1: Bienvenidos al otro barrio - Ledicia Costas

 


Me anime a leer este libro porque ya conocía a la autora de sus trabajos anteriores. Dos libros dedicados al público infantil que en casa nos gustaron muchísimo (Escarlatina, la cocinera cadáver y Esmeraldina, la pequeña fantasma). Luego me animé con Infamia -ya dedicada a los adultos-  que también fue un trabajo que agradó.

Los mini muertos son los niños que viven en el "Otro Barrio" y que están esperando a que lleguen sus padres pero mientras tanto les gusta vivir a su ritmo. Son niños bastante traviesos que bueno... están muertos. Será Lechuza, cuyo nombre hace honor al tipo de ser que es, la que nos narre como un día llega del mortibús al barrio un nuevo niño llamado Catacrack. 

Como les suele pasar a todos llega un poco desorientado y la pandilla se acerca a él con ilusión y curiosidad. Para animarle y que se sienta como en caso comienzan a contarle todo lo que hacen para pasárselo bien pero el niño nuevo no parece sentirse mejor. Y es que Catacrack solo quiere volver a ver a sus padres... ¿Serán los mini muertos capaces de ayudarle?

A partir de aquí los personajes comienzan a vivir una serie de aventuras que conforman la trama de la novela. 

Antes de nada debo decir que una de las cosas que más me gustaron y atrajeron de sus dos anteriores obra citadas anteriormente es lo originales que me resultaron y por esa mezcla de sentido del humor y simpatía combinado con ese toque gótico que ofrece el mundo de los muertos y el misterio que se escondía entre sus páginas. Fueron libros que me encantaron por su frescura. 

Ahora tengo que decir que, desde mi perspectiva de adulta (lo cual no quita para que disfrute con los libros infantiles), Los mini muertos no ha resultado ser lo que yo esperaba. La autora sigue intentando explotar ese mini mundo creado en los libros anteriores de muertos, esqueletos, resucitados, autobuses con almas, fantasmas etc... Sin embargo este libro se queda en ese sentido muy flojo. Para mí gusto a la historia de falta chispa y gracia y no ha logrado engancharme. Ya desde el comienzo hablando la lechuza (que también es la narradora) sentí que algo no funcionaba. Una sensación que me ha acompañado durante la lectura. El libro no conseguía despertar mi interés por la historia. Puesto que, como digo, me parece demasiado simple. Y lo estoy comparando con los dos anteriores. 

Y sobre las ilustraciones creo que son demasiado amables y dulces para que consigan trasladarnos al inframundo o el mundo de los muertos en los que se sitúa la historia. Los tonos pasteles y sus personajes (de quienes no se diría que están muertos) contrastan con las más que acertadas ilustraciones que vimos en las novelas anteriores. Si vamos a hablar de muertos y fantasmas, yo quiero ver muertos y fantasmas y no una pandilla de niños como otra cualquiera.

Por lo comentado Los mini muertos ha sido un libro que me ha decepcionado por una historia que considero que es demasiado simplona y unas ilustraciones que no encajan bien con la temática del libro. 


lunes, 1 de febrero de 2021

Nuestros inesperados hermanos - Amin Maalouf


 A Malouf le conocí ya hace algunos años con la que creo que es su novela mas conocida León, el Africano. Después he ido leyendo alguna de sus otras novelas aunque no lo he seguido fervorosamente como a otros autores aunque lo que he leído siempre me ha dejado satisfecha. 

Nuestros inesperados hermanos se desarrolla prácticamente al completo en un pequeño islote situado en la costa Atlántica llamado Antioquía. Allí es donde Alexandre (o Alec Zander, su pseudónimo en el trabajo) se ha mudado con la intención de buscarse a sí mismo y alejarse del resto del mundo. No pasaba una de sus mejores etapas personales. La isla la compraron sus padres con la idea en mente de mudarse allí algún día aunque en vida ellos nunca lo pudieron hacer. 

Algo que Alexandre si ha logrado. En parte gracias a su trabajo como dibujante de cómic para un periódico. La isla es tan pequeña que solo tiene dos propietarios. Él y una mujer llamada Ève, que es novelista. Como vecinos son solitarios y no se relacionan entre ellos demasiado. Hasta un noche en que ocurre algo muy extraño. Repentinamente se produce un apagón energético. Toda comunicación con el exterior se corta. Sin saber muy bien que ha pasado Alec empieza a preguntar a los habitantes de las otras islas. Parece ser algo muy gordo relacionado con el gobierno y con la amenaza de sufrir un ataque nuclear...

No os cuento más de lo que sucede en la novela. Nos encontramos en esta ocasión con una especie de distopia que en representa algunas de las situaciones que nos preocupan o al menos se han planteado en algún momento de nuestra historia actual. Una novela que en clave de humor realiza una crítica feroz contra el sistema. Contra los políticos y dirigentes, contra la prensa y contra cierto tipo de formas de ganar dinero.

Y es que ¿Cuántas veces no habrá resonado por ahí la palabra guerra nuclear o bioquímica? ¿Cuántas veces no han sembrado en nuestras mentes el miedo ante algo así? Y ante esta amenaza comienzan a suceder una serie de cosas -algunas de ellas tienen un realismo sobrecogedor- que son el fundamento de la novela. El protagonista intentará averiguar qué es lo que ha ocurrido y cuál es el peligro real. La información le llega de otros, los políticos han contados la historia a su manera y las actuaciones parecen ser kamikazes para la paz mundial. 

Al final es algo que hemos vivido muchas y reiteradas veces en la historia. El mayor enemigo del hombre es el propio hombre. Y por extravagante o exagerada que en algunos momentos pueda parecer esta novela, a día de hoy no resulta tan increíble. De hecho yo creo que 2020 nos ha demostrado que somos más frágiles de los que pensamos.

Necesitamos saber lo que ocurre a nuestro alrededor. Los que tienen el poder en ocasiones nos manipulan. Y cuando la información nos confunde nos frustramos. Hasta el punto que podemos llegar incluso hasta rechazar cuando la ayuda es verdadera. Puede que esta venga de donde menos lo pensamos.

La novela tiene un ritmo tranquilo, lo cual se agradece porque es una novela de esas que invitan a la reflexión y como os he avanzado incluso para comparar lo que sucede en la ficcion con el panorama social en la actualidad. Pero que no sea una novela se mucha acción tampoco quiere decir que sea una novela pesada o que explaya en divagaciones. Todo lo contrario Maalouf narra con claridad y sin meter paja y ya es el lector, si quiere, quien puede ir más allá o no hacerlo.

Un punto a tener en cuenta es que el autor se inspira o analiza la sociedad en la Grecia clásica, en la que surgió la democracia, en la que se produjo quizás una de las mayores evoluciones en el pensamiento. El modelo que impulsó nuestra civilización actual. 

En definitiva, creo que Nuestros inesperados hermanos es una novela que nos explora el futuro que puede deparar a la humanidad. Una novela que juega a situar al hombre en una situación complicada y ver como es su reacción. 

lunes, 25 de enero de 2021

Creer en lo maravilloso - Christophe Ono-Dit-Biot

No sabía nada de este autor francés hasta que me encontré prácticamente con la novela entre las manos. Por ello ni siquiera tenía una intuición sobre lo que me iba a encontrar en este libro ni como iba a resultar la lectura. Sin referencias, de alguna forma, es una pequeña aventura conocer a un nuevo autor. Y en este sentido leer este libro ha sido una experiencia diferente y sobre todo... muy sensorial.

La novela comienza más o menos cuando César está a punto de suicidarse. Su mujer murió en un accidente (o eso es lo parece en principio) y ni siquiera la existencia del hijo de ambos le ha dado las fuerzas que necesita para salir hacia adelante. Apesadumbrado y perdido no encuentra una razón para seguir viviendo. Y justo en el momento en que va a ejecutar su plan es interrumpido por una joven que dice ser su vecina quien al frustrar sus planes, le da una nueva oportunidad. 

Hasta este punto parece que una puede vislumbrar cuales serán los siguientes pasos que dará el autor en la historia. Pero no. O al menos a mí me ha sorprendido, ya que César emprende una serie de viajes, tanto físicos como espirituales, por ciertos lugares que le traerán recuerdos de lo que ha sido su vida y le ayudarán a comprender o ver cosas que hasta ese momento había ignorado.. 

Creer en lo maravilloso en una novela de esas que, entre las manos, una no sabe que esperar de ella. Una novela llena de misticidad y espiritualidad que, a través de la mitología y la leyenda, nos habla del proceso que conlleva el duelo por la muerte de la persona a la que se ama. De esos momentos de desconcierto en los que uno no encuentra la suficiente motivación para seguir con la vida. Porque una muerte, y más si es de una persona tan cercana como la pareja, cambia la vida para siempre y de forma inevitable. La ruptura con la rutina, lo cotidiano, lo conocido puede ser una de las peores cosas a las que una persona debe enfrentarse. 


ES una lectura completamente atípica (y os aseguro que esperaba otra cosa mucho más convencional) que te sumerge en un halo de nostalgia ya que su protagonista tendrá mucho contacto con las leyendas que ha ido escuchando en su vida, destacando esas que escuchó siendo niño. Con la perspectiva de un adulto las cosas cobrarán un sentido muy diferente al que tuvieron tiempo atrás. 

A decir verdad es una novela que está muy bien escrita. Tiene un tempo lento y es muy lírica. Se nota que el autor tiene una gran cultura sobre mitología y que sabe usar el lenguaje de una forma elevada. Ha sido una novela que en ciertos momentos he disfrutado mucho por las sensaciones que me ha ido creando puesto que, como digo, es una novela cuyas páginas están embargadas de emociones. A pesar d ellos en algún momento puntual me hubiese gustado que hubiesen pasado mas cosas en ella. Que el autor le diese un poco de vida a la trama y no se recrease tanto en esa parte mitológica que se nota que le apasiona y que conoce tan bien. Aunque esto al final no tiene tanto peso porque la novela está maravillosamente escrita. 

En definitiva, Creer en lo maravilloso es una novela sensorial y delicada que se adentra en el mundo de las emociones humanas a través del duelo de un hombre que experimentará un proceso de cambio y madurez emocional por obligación. 

miércoles, 20 de enero de 2021

Vidas samuráis - Julia Sabina

 

No sabría decir muy bien que es lo que me impulsó a leer esta novela pero llamó mi atención desde que vi la portada, el título y lo que la contraportada nos cuenta de ella. Quizás porque ya desde la sinopsis se intuye que es una novela que nos habla sobre cambios pero sobre todo sobre la valentía de arrojarse al vacío y dar, voluntariamente, un giro de 180 grados a tu propia vida. De la necesidad de buscar y encontrar, algo que mucha gente experimenta en algún momento de su vida de una manera u otra.

La novela comienza cuando Maribel, una joven que siempre ha vivido en Madrid, al amparo de la mercería de sus abuelos, llega a Lille, en Francia. Su objetivo es trabajar en su tesis doctoral. Ya ha acabado sus estudios en la universidad, se ha dado cuenta que lo suyo con Felipe, con quien mantenía una relación amorosa, se acabó definitivamente y no hay nada en el horizonte que le sirva de guía. Ante esta situación ha optado por marcharse y aunque no es a París, como inicialmente había deseado, la beca ofrecerá la posibilidad de dar un giro a su vida.

No os puedo contar mucho más del argumento de esta novela porque estas páginas no son mas que las vicisitudes que le van ocurriendo día a día a Maribel  en Lille durante su primer año en la ciudad. La llegada a un nuevo país, el decepcionante alojamiento, la dificultad de hacerse entender en un idioma que ella pensaba que hablaba a la perfección, la sensación de no tener un hogar, gente nueva a su alrededor y un proyecto estudiantil que pierde consistencia y que no sabe como sacar adelante harán su existencia más áspera y más difícil de lo que ella espera.

Esto dará lugar a todo tipo de momentos y experiencias. Desde momentos cargados de comicidad y surrealismo hasta momentos más tristes o emotivos en los que la protagonista está realizando una búsqueda tanto en su futuro laboral como en su vida personal. Irá cambiando la percepción que tenía sobre conceptos como el hogar, la amistad, las relaciones humanas, lo cotidiano, lo conocido... Aprenderá lo que que resulta esencial para ella y aquello de lo que puede prescindir. 

Con este relato Julia Sabina nos trae una novela fresca, original y cargada de realidad. Una novela narrada sin tabúes ni eufemismos que quizás no tenga un argumento cargado de acción o de giros pero que en el que a la vez no paran de sucederle cosas a la protagonista. Incluso muchos podrán verse de alguna manera reflejados en las emociones de alguno de sus personajes. Aunque los escenarios no sean los mismos, las situaciones si pueden ser parecidas. Porque muchos han dejado la comodidad y seguridad de un hogar para aventurarse en otros lugares, a empezar una vida nueva. Ya sea algo temporal o a largo plazo.

Y lo cierto es que, en muchísimas ocasiones, adaptarse a esos cambios puede resultar muchísimo más difícil de lo que uno se pueda imaginar desde la distancia. A veces las cosas se complican y en esta ocasión solo hay dos caminos a elegir. Abandonar o luchar y aprender como los samuráis (de hecho por ahí surge el nombre de la novela). 

En definitiva, Vidas samuráis es una novela actual que trata situaciones y problemas muy frecuentes en la gente que se mueve, que explora y que en un determinado momento de su vida se preguta ¿Qué hacer?

lunes, 4 de enero de 2021

La buena suerte - Rosa Montero

 

Con Rosa Montero tengo una relación bastante irregular. Algunas de sus novelas me han fascinado por completo (por ejemplo La carne, Historia de un rey transparente, La hija del caníbal o Temblor entre otras) y otras con las que no he sentido mucha conexión e incluso no he llegado a entender muy bien. No en el sentido de saber que cuenta la historia y tal sino que he acabado de saber a dónde quería llegar. Y quizás esto es lo que me ha pasado con La buena suerte. Os cuento primero de que va y luego entro en detalles sobre la parte personal. 

La novela cuenta con un comienzo potente. Un hombre viaja en el tren y, debido a lo que percibimos como un impulso, se baja en un pequeño pueblo donde aparentemente no hay nada. El hombre lleva suficiente dinero encima y compra de inmediato un destartalado piso al lado de las vías del tren. Parece que quiere comenzar desde cero. Pero ¿de qué o quien se esconde este hombre? 

Como veis un punto de partida que te queda pegada literalmente a la novela ansiosa de saber que secretos esconde este hombre y porqué actúa como tal. No os voy a contar nada más. Y no es que sea una historia de misterio propiamente dicha. No. No es así. Pero buena parta de la novela Rosa Montero nos va dando la información con un gotero de forma que lo queremos hacer es adelantar para saber. A menudo incluso contradictoria sin que sepamos la realidad. 

Yo creo que sería mas adecuado decir que esta es una historia de personas y de vidas. De sufrimiento, de tristeza, de culpa y de redención de los pecados. Una novela llena de contradicciones. Una novela que te golpea con una realidad apabullante y en la que, sin embargo, también encontramos cierto sentido del humor. Una novela, paradójicamente y a la vez, llena de positividad en la que se nos lanza el mensaje de que "La alegría en un habito" (cito textualmente). Y al final nos hace reflexionar sobre la felicidad. Quizás varie nuestra percepción de ella al leer este libro. Porque a pesar del sufrimiento también es una novela que nos habla del deseo, de la necesidad de ser queridos y arropados, de las ganas de empezar desde cero.

La novela se desarrolla en un pequeño pueblo llamado Pozonegro. Un lugar en el que sus habitantes conocieron tiempos mejores cuando la mina aún era explotada. Ahora solo queda la suciedad y la misma oscuridad que dejó el yacimiento de hulla. Son muy pocas las descripciones que la autora nos da sobre el lugar y sin embargo, desde el principio lo imaginamos perfectamente. 

La novela está enfocada de forma que la narración va variando y a la vez que tenemos una visión global de la historia también tenemos una mas particular de cada personaje. Los personajes son excepcionales. Hay una chica llamada Raluca que sin duda ha despertado todo mi interés. Un personaje de esos "achuchables" a los que te gustaría proteger y de esas personas que yo creo que a todos nos gustaría tener en nuestra vida. Merece muchísimo la pena conocer su historia vital

Pero a pesar de todas estas bondades, que las tienes, La buena suerte es una novela a la que creo que le falta algo para ser redonda. No se lo que es pero al terminarla no me ha dejado ese buen sabor de boca y regusto que te hace encumbrar una novela. Es una buena novela pero no especial.