lunes, 5 de julio de 2021

El gran Gatsby - Francis Scott Fitzgerald

 


Hacía bastante tiempo que quería leer esta novela y cuando el sello editorial Siruela ha sacado recientemente una nueva edición ha resultado el empujón final para hacerlo. Creo que esta novela es uno de esos clásicos que todo el mundo ha de leer porque forman parte de la cultura literaria clásica. 

La novela nos sitúa en Nueva York en los felices años veinte. Una época esplendorosa en la que se puso de moda el lujo, las fiestas desenfrenadas y la diversión. No hacía mucho que la Gran Guerra había dado a su fin y los neoyorkinos necesitaban superar y olvidar esa etapa. 

En este sentido, El gran Gatsby, es un novela que refleja perfectamente el pensamiento de la época y a la vez realiza una crítica muy evidente a la sociedad del momento. La supervivencia en una sociedad que valoraba por encima de todo la posición económica y el apellido. Una sociedad cerrada y materialista que no quiere complicaciones pero si mantener las apariencias y cierto estatus.  

En este contexto nos encontramos al narrador de la novela, Nick Carraway, que es el vecino  de un misterioso hombre llamado Jay Gatsby. Al principio de la novela son completos desconocidos pero poco a poco se van acercando y comienzan a entablar una relación de amistad. Hasta que Carraway comienza a asistir a las fiestas en la lujosa mansión de Gastby en Long Island  que se suceden noche tras noche con la creme de la creme. Pero hay algo en Gastby que no acaba de encajar. Todo el mundo lo conoce pero nadie sabe quién es realmente. Algunos dicen que es un traficante de alcohol (hay que tener en cuenta que en Estados Unidos estaba en vigor la Ley Seca) aunque lo cierto es que es un hombre al que todo el mundo admira: divertido, ingenioso, alocado y con un halo de misterioso. 

Esta es sin duda una novela muy sencilla. El argumento en más o menos el que os he contado con un pequeño misterio que se desvelará al final de la misma. Quizás sea por esa sencillez argumental la causa por la que Fitzgerald ha construido muy bien los personajes porque la novela es bastante corta y se lee sin ningún esfuerzo. Pero en tan pocas páginas es capaz de crear personajes que evolucionan y que tienen caracteres complejos y con muchos matices. Quizás muchos de ellos no sean para que el lector empatice con ellos porque en cierto modo pueden resultan un poco áridos en su comportamiento. Algo que, en mi opinión, ofrece aún mas verosimilitud. La gran estrella es Gatsby y el personaje que más queda en la sombra es el propio narrador del que poco vamos a conocer y sin embargo no importa.

No os voy a engañar. No creo que sea una de esos novelones que te arrastran a una vorágine de emociones o una lectura profunda y enjundiosa. No lo pienso pero si creo que es una novela de lectura muy agradecida y un muy buen ejercicio literario. Una novela de esas, que como os decía, es necesaria conocer porque es cultura general y porque por encima de argumento se percibe la calidad. 

Puede que su comienzo resulte un pelín anodino -sobre todo si tenemos en cuenta la gran fama que ha alcanzado esta novela- pero a medida que transcurre la misma cambia el tono y el sentido y se vuelve en una historia a la que merece la pena dar una oportunidad y que al final, deja muy buen sabor de boca. 



martes, 25 de mayo de 2021

La rosa de los cuatro vientos - Kristin Hannah


Creo que Los cuatro vientos no es solo la última novela de Kristin Hannah sino la consolidación y la confirmación de que es una autora a la que no hay que perder de vista. Leí sus tres libros anteriores y cada uno a su manera me convenció y me hizo disfrutar. Además este libro ha sido muy esperado y ha tenido una gran acogida en el mundo literario. 

En esta ocasión la historia comienza en Texas durante el año 1921. Elsa es la menor de las hijas de un matrimonio adinerado que ha casado al resto de sus hijas de forma bastante beneficiosa. Sin embargo parece que el destino de Elsa, a sus veinticinco años, no contempla que ella forme su propia familia. Dentro del cuerpo de una joven desgarbada y no muy agraciada - que es lo que todo el mundo ve y no escatima esfuerzos en recordarle - se encuentra una mujer soñadora que tiene ganas de enamorarse y vivir una aventura como las protagonistas de esas novelas que tanto le gusta leer. 

Una noche conoce a un joven italiano llamado Rafe de quien no tarda en quedarse embarazada. Ante la deshonora que supone este suceso en su familia, es repudiada por sus progenitores y se muda a la casa familiar de los Martinelli, gentes mucho mas humilde que su propia familia. Gente que ha llegado a Texas con la ilusión de trabajar y vivir de la tierra. 

Este es el punto de partida de la novela y si alguien ya ha leído ya a la autora se habrá dado cuenta de que en sus novelas los argumentos no se estancan y tienden a evolucionar muchísimo. Es decir las circunstancias que viven sus personajes son muy variables conforme van pasando los años de forma que al final de la misma no tiene nada que ver con la premisa inicial. Y esto es precisamente lo que sucede en esta novela que desde el punto inicial hasta el final sus personajes tienen un largo recorrido. 

Yo creo que además es una autora que consigue captar la atención y que empaticemos con los personajes. Es imposible, por ejemplo, no predisponerse de forma positiva hacia Elsa. Una joven que ha crecido en una buena familia, con muchas comodidades pero sin ningún apoyo emocional y sin que nadie la valore. Al contrario, todo el mundo intenta hacerla pensar que no es valiosa, es solo una joven fea y enferma. Una tara sin futuro que se refugia en la literatura para evadirse. Es uno de los personajes centrales de la novela e iremos viendo cómo y porqué evolucionada, algo que está muy bien reflejado en la novela. No solo la entenderemos a la perfección sino que además sufriremos por ella. 

También conoceremos su vida con los Martinelli. Unos inmigrantes católicos italianos, anclados en la tradición, que lo único que quieren en trabajar la finca que han comprado y que su hijo Rafe tenga mejor oportunidad y mejor vida que ellos. Tienen proyectado que vaya a la universidad aunque el embarazo de Elsa lo estropea todo. 

Si los personajes son un elemento importante en la novela también lo es el contexto histórico en que se encuadra la acción. Es una historia de ficción que se desarrolla en la realidad social de principios del siglo XX, primero en Texas y luego en California. En ambos lugares sus personajes viven condiciones adversas. En una dada por la climatología y en la otra por la mano humana.  Al final me he dado cuenta de que todo esto ha hecho que experimente muchas emociones durante la lectura tales como la impotencia, la rabia que se alternan con la tristeza, la nostalgia o la ternura. 

El ritmo narrativo de la novela es muy ágil y junto a un estilo cercano y confortable para el lector se convierte en una lectura muy entretenida, dura y emotiva. 

En definitiva, es una novela que merece mucho la pena leer. Tanto si ya conoces a la autora como si es la primera vez que te acercas a ella. 

Puedes encontrar la novela aquí.

lunes, 17 de mayo de 2021

Allí donde nace el día - Sarah Lark


Por muy poco que hayáis entrado en el blog seguro que os habéis dado cuenta de lo presente que ha estado siempre Sarah Lark en él. Cuando leí En el país de la nube blanca quedé encantada con el soplo de aire fresco que esa lectura supuso para mí en aquel momento, sobre todo porque era una de las primeras novelas landscape que llegaron a mis manos. Al fin y al cabo también podemos decir que esta autora es una de las precursoras del género. 

Con el tiempo ha ido cambiando un poco, introduciendo alguna novedad, realizando pequeños cambios pero lo que sigue intacto es lo entretenidas que resultan sus novelas y como consigue evadirte y arrastrarte a lugares exóticos. 

Si en las anteriores novelas apostaba por mostrarnos Nueva Zelanda y la cultura maorí seguimos en la misma localización pero se añade un parte que hasta ahora no conocíamos que es otra de las tribus nativas de las islas y su relación con los anteriores. 

La novela comienza en 1835 en las Islas Chatham (un archipiélago de Nueva Zelanda) en el que vive la tribu de los moriori. Entre ellos la joven Kimi que impotente asiste a la brutal invasión de su pueblo por los maoríes; momento en el cual la joven además es secuestrada por un jefe maorí y la convierte en su esclava. 

Casi al mismo tiempo en Berlín conocemos a Ruth, una mujer que desea casarse a toda costa con Tom, el hombre al que ama. Sin embargo él ha elegido otro camino, el de hacerse misionero. Esto llevará a Ruth a emprender el largo camino hacia tierras neozelandesas sin plantearse demasiado que le depara el futuro. 

Ese es, a grandes rasgos, el punto de partida que marcará los dos hilos principales que tiene la novela. Como siempre Sarah Lark añade a las líneas principales de acción otras muchas subtramas que hacen que sus  novelas sean muy entretenidas. Son numerosos los personajes que protagonizaran diferentes situaciones y escenarios. Vivirán historias de amor/desamor, decepciones, miedo, impotencia y traiciones pero sobre todo esta es una novela que nos habla de superación y supervivencia y no serán pocas las adversidades y obstáculos que sufrirán sus protagonistas: dos mujeres de mundos muy distintos. Los personajes principales pasarán por situaciones muy complicadas e imposibles de controlar ellas mismas porque a menudo están manipuladas por otros que no muestran contemplación. 

Como digo, esta autora habitualmente pone a sus personajes en situaciones muy difíciles y en mi caso contribuye a que empatice con ellos y a que viva la historia de una forma mas emotiva e intensa. Porque además la forma en la historia se nos narra es muy cercana y envolvente. Hace que te involucres en la historia. 

Una vez más nos sitúa la historia en Nueva Zelanda, un lugar que conocemos de sobra si hemos leído las novelas anteriores de Lark como también lo hacemos con los maoríes. Sin embargo, en esta ocasión aparecen los moriori explicándonos su cultura con profundidad. Una tribu que vivía con una premisa muy clara: la no beligerancia. Así terminaron extinguidos muy pronto por las masacres que hacían los maoríes en sus poblados mientras ellos ni siquiera pensaban en defenderse. Por otra parte vemos ese aspecto más violento o menos agradable de los maoríes. Aunque la autora siempre nos ha mostrado sus costumbres de forma muy exacta, tanto las buenas como las malas, si que sorprende un poco esa faceta contada en esta historia. 

De nuevo recalcar las estupendas descripciones con las que nos recrea sus historias. Son precisas pero muy visuales, de forma que no cansan pero contribuyen a imaginar todo a la perfección. Como siempre también nos encontramos un estilo narrativo ligero y dinámico, plagado de acción y con un fondo humano y otro cultural. 

En definitiva, Allí donde nace el día es una novela plagada de aventuras y de personas que quieren sobrevivir a toda costa y que de nuevo, me ha encantado leer. Ha logrado evadirme de la realidad y vivir durante algunas horas otras historias.