miércoles, 17 de octubre de 2018

Los crímenes de Mitford - Jessica Fellowes


Título: Los crímenes de Mitford
Autora: Jessica Fellowes
Publicación: Roca, septiembre de 2018
Páginas: 394

Jessica Fellowes es una exitosa autora en cuyo trabajo se ha inspirado la serie Downton Abbey. Ahora su nueva novela va por el camino del misterio. La primera entrega se titula Los crímenes de Mitford y a continuación os voy a hablar de ella.

Londres, 1919. Louisa Cannon es una joven que desde que muriera su padre, vive humildemente con su madre a quien ayuda en su trabajo como lavandera y del cual ambas viven. No se encontraría a disgusto en su hogar si no fuera por la presencia no grata de su tío Stephen, quien se dedica a beber y trapichear. Cansada de sus constantes exigencias y con miedo decide pedir un empleo como interna en la casa de Asthall Manor, en Oxfordshire. Allí trabajará cuidando de las seis niñas Mitford, gracias a la recomendación de una amiga de la mayor de ellas, Nancy. Una joven inquieta, rebelde e imaginativa.

Casi al mismo tiempo aparece una mujer moribunda en el vagón de un tren. Se trata de una enfermera de reputación intachable llamada Florence Nightingale Shore, que trabaja con los heridos de guerra.  Pocos días después muere en el hospital y parece que alguien la ha atacado. No hay muchas pistas sobre lo ocurrido aunque todo apunta a un sospechoso. Un hombre que viajaba en el mismo vagón con un traje marrón.

En Los crímenes de Mitford vamos a encontrar una historia de misterio y suspense al más puro estilo clásico. Tenemos un cadáver y hay que averiguar quién ha sido el responsable del asesinato. Al mismo tiempo la novela cuenta con una perfecta ambientación que se ubica en el primer cuarto del siglo XX. Este contexto siempre me resulta muy atractivo. Se nota claramente que la autora conoce bien la forma de vida, las costumbres y el pensamiento de la época y esto queda maravillosamente reflejado en la novela.

Como lectores obtendremos muchos detalles de la forma en que se desarrollaba la vida en una gran mansión como la de Asthall Manor. Los caprichos de una familia aristocrática, los lujos que los rodean, el poder que ostentan sobre la sociedad y como vive la servidumbre alrededor de ellos con una vida menos cómoda y entregada al trabajo. Una sociedad muy ordenada en la que cada uno ocupa su lugar y no es posible pasar de un lado al otro.

Tengo que confesar que me costó un poco entrar en la novela pero también que no he tenido un buen estado anímico esta semana y me ha pasado factura. No solo con esta novela. Si es cierto que al principio me ocurrió esto una vez que cogí el hilo de la misma he quedado muy satisfecha con la lectura y he disfrutado tanto esa investigación como ese aspecto más centrado en la vida de sus personajes.

La investigación se desarrollará de forma clásica. La novela se inspira en un crimen real que tuvo una gran repercusión en la sociedad de la época y que llevó a reconstruir mediante una colecta un hospital destruido en la II Guerra Mundial al que se le puso el nombre de Florence Nightingale Shore. La autora toma una parte de la historia y la mezcla con la ficción. De forma que también existió la familia Mitford, aunque quizás no tal y como la autora nos lo presente.

Y no hace falta mencionar, aunque lo voy a hacer, que la época en que se desarrolla la acción los investigadores contaban con escasos medios de análisis formales y tecnológicos. El instrumental apenas existía y tendrán que averiguar lo que ocurrió a través de la observación minuciosa, utilizar su inteligencia y a través de las conversaciones que mantienen con los testigos y el círculo más cercano a la víctima.  

Jessica Fellowes tiene una forma de narrar tranquila, muy detallista y muy cuidada. Esto además de su ritmo, que no es muy alto por esa parte que refleja la sociedad del momento, me ha hecho tomarla con serenidad. La trama me ha resultado ingeniosa y muy bien hilada y se desarrolla de forma sosegada revelando la información en el momento oportuno. Esto nos da la oportunidad de ir elucubrando nuestras propias teorías.

Con respecto a sus personajes me han parecido figuras atractivas y llenas de vida a quien vas a apreciando más y más conforme ahondas en la novela. Louisa Cannon es quizás el personaje que llame la atención (y quien continuará la serie de novelas que hay previstas). Una muchacha que se ve obligada a huir de su hogar para escapar de las malas intenciones de su pendenciero tío. Otro personaje que llama la atención es Nancy Mitford, la novelista que existió en la realidad y que conoceremos con tan solo dieciséis años. Si Louise es prudente y sensata, Nancy se nos muestra como una muchacha rebelde, alegre y curiosa a la que el crimen le despertará una inquietud como investigadora involucrando a su niñera, que a toda costa desea mantenerse escondida.

Otro personaje que me gustaría nombrar es el joven Guy Sullivan, de la policía ferroviaria de Londres, quien investigará el caso. A Florence, que obviamente no aparecen en la novela, también iremos conociéndola a través de lo que la gente cuenta de ella y un legado de cartas que dejó antes de morir.

Conclusión

Los crímenes de Mitford es una novela de misterio de corte clásico que cuenta con una trama elaborada, una narración muy cuidada, unos personajes muy humanos y una excelente ambientación temporal. Por todo ello recomiendo su lectura.

martes, 16 de octubre de 2018

La apariencia de las cosas - Elizabeth Brundage



Título: La apariencia de las cosas
Autora: Elizabeth Brundage
Publicación: Duomo, septiembre de 2018
Páginas: 499

Hoy os traigo una de esas obras que no dudas en calificarla como novelón con todas las letras. La apariencia de las cosas se nos presenta como una historia de suspense o un thriller pero es muchísimo más que todo eso. Pero vamos por partes y os cuento primero de qué va.

Corre el año 1979 y en la granja de los Pratt en medio de la noche y a medio vestir se presenta uno de los vecinos más próximos: George Clare con su pequeña Franny de tres años. El hombre cuenta atribulado que tras regresar de su trabajo como profesor de universidad ha encontrado a su mujer muerta en la cama mientras que la pequeña juega en la habitación. Los signos del fallecimiento son obvios. Parece que alguien se ha desquitado a hachazos con ella. La investigación oficinal comienza a manos del sheriff.

Pero la autora no va a seguir inmediatamente esta línea argumental sino que se remonta a la misma granja, en donde vivían los Hale, un años antes para detallarnos la historia de estos granjeros y como terminaron desocupándola en 1978. Al mismo tiempo nos narra la vida de George y Catherine Clare en Nueva York contándonos quienes eran, como se conocieron, cómo llegarán a la granja en Chosen poco tiempo antes de la muerte de la esposa y como se desarrolló su vida allí.

Gran parte de la novela se desarrolla en una pequeña zona rural de Nueva York. Un lugar en donde sus habitantes viven en granjas más o menos cercanas unas de otras y donde el conocerse unos a otros requiere cierto tiempo. Un lugar de gentes pacíficas y en donde nunca sucede nada extraordinario pero que desconfían de los recién llegados. Esta ambientación cierra bastante el círculo de sospechosos.

La narración es sencillamente espectacular. Es maravillosa la forma en que esta autora va desengranando la historia. Un estilo limpio, pulido, personal y muy peculiar nos acompaña haciéndola mucho más atractiva. Hay un aspecto que quizás no llegue a convencer a todos los lectores aunque a mí siempre me ha gustado y es que los diálogos no están representados con guiones sino insertados en la propia narración. Sé que hay personas a las que le cuesta hacerse con este tipo de lecturas.

Además tengo que hacer otra observación que creo que hay que tener en cuenta. No es un libro para leer con prisas. De hecho creo que quien busque uno de esos thrillers de lectura rápida y olvidadiza a los pocos días no va a cumplir su objetivo. Lo que si nos vamos a encontrar son intrigas e interrogantes hasta descubrir lo realmente ocurrido y una trama sólida, bien pensada y compleja.

Los personajes que nos vamos a encontrar en la novela se van a ir perfilando poco a poco y a medida que transcurre la historia. Al final de la misma quedan muy bien dibujados y muy definidos. Tanto la familia Hale, con sus tres hijos, cuyos antepasados siempre vivieron de las reses en la granja hasta que los vicios del padre de familia los arruinaron como los Clare, quienes se encuentran una destartalada granja en la que suceden cosas extrañas (estas le dan un toque sobrenatural a la novela pero que no despunta ni despega). Después de vivir en Nueva York, donde él daba clases en la universidad y ella pintaba, deciden tomar un nuevo rumbo.  Curiosamente ambas familias habitarán una misma casa y en ciertos momentos sus historias pueden llegar a tener alguna semejanza.

No voy a hablar mucho más de los personajes pero si deciros que a través de ellos conoceremos muchos tipos de relaciones las matrimoniales, las paterno-filiares, las de amistad o esas un poco más lejanas. También del sacrificio, de la pérdida de las raíces, del legado familiar, de los vicios y la violencia. Y cada uno de ellos nos irá transmitiendo diferentes sensaciones.

Conclusión

En mi opinión La apariencia de las cosas es una excelente novela que cuenta con una trama trabajada y compleja, unos personajes fantásticos y muy bien definidos y una narración armoniosa pero sostenida. Quizás es una novela que puede no gustar a todo el mundo. Sobre todo a aquellos que busquen un thriller al uso, sencillo y de ritmo rápido.