jueves, 3 de agosto de 2017

Amor es la respuesta - Carmela Dáiz



Título: Amor es la respuesta
Autora: Carmela Díaz
Publicación: La esfera de los libros, 2017
Páginas: 454

Amor es la respuesta es la novela de cinco generaciones de mujeres excepcionales y la búsqueda de un incierto tesoro. Una gran aventura que se inicia intramuros de los fastuosos harenes del Imperio Otomano, nos conduce a la corte de Nicolás II, el último zar de Rusia, y recala en la misteriosa vida de una lady inglesa y en su nieta, una bella anticuaria que en la búsqueda de sus orígenes también hallará el amor.

Mis impresiones

A pesar de que Carmela Díaz ha escrito ya cuatro novelas anteriormente este ha sido mi primer acercamiento a ella. La novela me llamó la atención porque en su sinopsis nos hablaba de una saga de mujeres, un género con el disfruto muchísimo y siempre me apetece leer una nueva historia.

“Todo comenzó por amor al arte. El suyo, el mío, el de nuestros padres, el de nuestros antepasados… Pero ¿qué es el arte? Es un don que tiene el ser humano para enmascarar la mediocridad que nos rodea a través de creaciones hermosas. La asombrosa capacidad de hombres y mujeres de perfilar una visión sensible de un mundo cruel.”

Amor es la respuesta se desarrolla a través de dos líneas argumentales que discurren de forma paralela. Por un lado tenemos a Violeta Velarde, una mujer que a sus treinta y cinco años se entera de sus verdaderos orígenes. Ha crecido junto a Fermín, su padre adoptivo desde que tenía tres años, rodeada de arte y las antigüedades que tienen en la tienda con la que ambos se ganan la gana.

Cuando se entera de que Kate Austen, una elegante y bien posicionada mujer inglesa, era su abuela y que sus padres murieron en un accidente de tráfico, Violeta tiene sentimientos encontrados. Le alivia saber que no fue abandonada por sus padres pero a la vez se pregunta por qué su abuela no se ocupó de ella. El ansía de conocimiento y la curiosidad por sus verdaderas raíces le hace emprender una investigación para la que necesitará ayuda. Mientras un hombre intenta hacerse hueco en su vida aunque Violeta no está muy dispuesta a dejarlo entrar.

Por otro lado retrocedemos hasta mediados del siglo XIX en algún lugar del Imperio Otomano. La joven Selma pertenece a una familia humilde pero su gran belleza la lleva a vivir dentro del harén del sultán. Prácticamente es comprada a sus padres por un puñado de monedas de oro y allí será educada y engalanada de forma que gracias a sus atributos e inteligencia se convierte inmediatamente no solo en la favorita del sultán sino también en la de la madre de este, concediéndole ambos ciertos privilegios sobre las demás.

Con estos dos hilos conductores nos encontramos una novela en la que las historias de amor, haciendo honor a su título, tienen un protagonismo destacado. Y viviremos dos romances diferentes a través de sus dos protagonistas. Una de ellas entregada, dispuesta a todo por permanecer junto al hombre que ama y a la otra, desconfiada y siempre en alerta, le costará abrir su corazón y permitir que alguien penetre en él.

Pero Amor es la respuesta no es solo una novela que nos hable de amor porque una de sus protagonistas tendrá que adentrarse en su pasado para saber realmente cuales fueron sus raíces y quienes son aquellas personas de las que procede pero que nunca llegó a conocer. A su abuela Kate la conocía por moverse en los mismos círculos sociales y por la amistad que le unía a su Fermín, su padre adoptivo. Esta trama nos llevará a conocer una historia muy interesante de una mujer que vivió intensamente y que nos llevará hasta la Rusia de los zares en la que nos encontraremos con la familia Romanov tocando parte de lo que le ocurrió a esta dinastía que si conocéis un poco la historia sabréis como acabó todo.

He disfrutado con estas pinceladas de historia y con las que Carmela Díaz nos da sobre el mundo de los harenes en el Imperio Otomano. Como vivían las mujeres, la jerarquía y posición que ocupaban cada una de ellas entre otros detalles. Así mismo en Amor es la respuesta, el arte está muy presente. El padre de Violeta es anticuario y ella ha aprendido mucho de arte con él. Las referencias son frecuentes e incluso cada una de las cinco partes en las que se divide la historia hace referencia a un cuadro y una novela.

Dos son los personajes que protagonizan esta historia. Violeta es una mujer de treinta y cinco años que acaba de terminar con hastío una relación amorosa. A mí me ha dado la sensación de que es un personaje con las ideas muy claras que dice lo que piensa y que tiene mucho carácter. Quizás no sea el típico personaje por el que el lector siente lástima o empatiza desde el principio pero poco a poco nos va mostrando sus debilidades y miedos. Un personaje que está bien dibujado y que me ha parecido fresco. Selma, en cambio, tiene un carácter afable y moldeable. Su vida en el harén es agradable y sin embargo cuando descubre que tiene otra ambición no duda en luchar por ella. Y las referencias que teneos de Kate es que poco antes de morir era una mujer de clase elevada, refinada y con buen gusto. Pero ¿Cómo fue en su juventud?

Aunque en la sinopsis nos habla de cinco mujeres y las conoceremos a todas, el resto no están tan bien perfiladas como las protagonistas. En la novela hay más personajes como Fermín, Marc Ribó que el periodista que ayudará a Violeta a investigar sobre su pasado, Vicent Moliere, un hombre de portentoso físico y procedente de una familia acaudalada que está muy relacionado con el arte.

Como ya os he dicho la novela está formada por dos hilos argumentales que aunque en principio no veamos relación al final comprenderemos el porqué de las dos historias. La parte de la actualidad está narrada en primera persona por Violeta y en ella vemos sus emociones y sentimientos. Me han parecido muy reales porque aunque a veces no son siempre amables o correctos creo que reflejan el pensamiento y la forma de expresarse actual, soltando muchas expresiones coloquiales en las conversaciones por ejemplo. La parte que hace referencia al pasado está narrada por una voz en tercera persona omnisciente y aunque al principio sus apariciones son más breves pronto esta trama pasará a equilibrarse con la otra. Me ha gustado la forma de narrar de Carmela Díaz. Me ha resultado muy personal y muy cuidada con un estilo narrativo que sin ser recargado se aleja de toda simpleza.

Conclusión

He disfrutado mucho leyendo Amor es la respuesta, una novela que nos lleva por las vidas de mujeres muy diferentes que han vivido también en épocas muy diferentes. Pero si quieres descubrir que tienen en común todas ellas tendrás que leer la novela porque aunque no lo he mencionado hay un tesoro que se esconde entre sus páginas.


13 comentarios:

  1. Me parece muy interesante. Me la llevo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Sin duda te ha gustado más que a mí; yo desde el principio no empaticé nada con Violeta, se me hizo antipática y quizá por ello no disfruté de la lectura.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de la autora, pero creo que de momento la voy a dejar pasar, tengo demasiado pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo también disfruto mucho con estas historias así que me gustaría leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La novela que nos traes hoy no es de las mías. La dejo pasar, pero de todas formas, gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tengo sentimientos encontrados tras leer tu reseña, porque por un lado creo que tiene un argumento interesante, pero por otro creo que es una historia ya contada mil veces, así que no sé si le daré una oportunidad. Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Tengo dudas. Me llama pero hay algo que me frena a la vez. A ver que hago.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡Uf, que impresión al ver la portada! En la casa familiar, la que era de mis abuelos, tenemos una fotografía de mi tía de joven que practicamente es igual igual a la portada, lo juro!!!! jajajaja.
    A parte de la portada, no se, no encuentro nada que me atraiga como para leerlo ahora...tal vez más adelante.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Vaya, me gusta la mitad de la historia, la del pasado. Lo del presente ya no tanto, en especial porque me suena a lo de siempre.

    ResponderEliminar
  10. La veo una lectura interesante pero estoy un poco hasta arriba, aunque no puedo negar que lo del Imperio Otomano me atrae muchísimo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Creo que tiene ingredientes atractivos. La leería.

    ResponderEliminar
  12. Sin duda alguna, me ha encantado. Pedazo de novela

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!